Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft comienza el adiós a los sistemas operativos de 32 bits

Publicado el
32 bits

Los sistemas operativos de 32 bits tienen fecha de caducidad y Microsoft se ha puesto en la tarea al actualizar los requisitos mínimos para   Windows 10 May 2020 Update, la nueva versión mayor de primavera cuya versión final esperamos para finales de este mes.

El anuncio de Microsoft es claro: Todos los equipos nuevos que lleguen al mercado con Windows 10 a partir de ahora exigirán versiones de 64 bits. De hecho, Microsoft ya no entregará compilaciones de 32 bits a los fabricantes OEM.

La medida no afecta a equipos anteriores que se entregaron con versiones de 32 bits, ya que seguirán siendo soportadas: «Microsoft sigue comprometido a proporcionar actualizaciones de características y seguridad en estos dispositivos, incluida la disponibilidad continua de medios de 32 bits en canales que no sean OEM para admitir varios escenarios de instalación de actualizaciones», explica la compañía.

Aún así, con este anuncio Microsoft convierte las máquinas Windows de 32 bits en una plataforma heredada, con todo lo que ello supone. Los últimos años la mayoría de equipos nuevos se lanzaron con versiones de 64 bits y Microsoft espera que ello, más la renovación de los propios equipos con modelos nuevos, provoque su desaparición efectiva a corto plazo.

Adiós a los 32 bits en sistemas

La presencia masiva de procesadores y máquinas de 64 bits y la utilización minoritaria de arquitecturas de 32 bits, están detrás de la estrategia. Las arquitecturas de 32 bits están desfasadas, cada vez se utilizan menos y obligan a una inversión en mantenimiento y soporte que puede dedicarse al desarrollo de las versiones de 64 bits.

Microsoft no es el primero que se marca la estrategia de suspender el soporte a los sistemas de 32 bits. De hecho será el último que lo haga. Apple ya anunció en 2018 que el macOS High Sierra sería el último sistema en soportar aplicaciones de 32 bits en MacOS. La firma comenzó a emitir notificaciones a los usuarios junto a un enlace a un documento de soporte que explicaba el razonamiento detrás de esta decisión, que es conocido en la industria: las aplicaciones de 64 bits pueden acceder a una mayor cantidad de memoria y permiten un rendimiento más rápido del sistema.

Canonical fue otro que hace tiempo (en 2017) anunció el fin de las versiones de 32 bits para Ubuntu y solo se publicó en versiones de 64 bits bajo el mismo argumento: la presencia masiva de procesadores y máquinas de 64 bits y la utilización minoritaria de arquitecturas de 32 bits. No obstante, como hará Microsoft, los paquetes de 32 bits han seguido estando disponibles en los repositorios para las máquinas más antiguas o de menos potencia. También se permiten las actualizaciones de las versiones de soporte de largo plazo. A partir de la versión 20.04 se ha acabado todo lo que se daba y solo queda un pequeño repositorio con paquetes de 32 bits para mantener la compatibilidad con aplicaciones y juegos.

Adiós a los 32 bits en aplicaciones

Y no solo son sistemas operativos sino en todo el software en general. Hace años que navegadores como Chrome y Firefox ya implementan los 64 bits por defecto en su distribución principal. Google anunció la hoja de ruta para la transición a las apps de 64 bits y el fin definitivo para las de 32 bits admitidas en su tienda oficial Google Play.

32 bits

La misma Apple abandonó las apps de 32 bits a partir de iOS 11 y hay muchos más casos. NVIDIA abandonó el soporte de sistemas operativos de 32 bits en sus drivers para tarjetas gráficas en diciembre de 2017 y AMD lo hizo un año después, y los Radeon Software Adrenalin 18.9.3 WHQL fueron los últimos drivers que lanzó la compañía para sistemas operativos de 32 bits.

El momento ha llegado. Pueden haber sistemas que sigan apostando por los 32 bits, sobre todo en el sector profesional y gubernamental por cuestiones de compatibilidad y soporte con aplicaciones concretas, pero está claro que la era de los 32 bits ha llegado a su fin.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

6 comentarios
  • Jose Pastrana

    Ya era hora!, eso se decía desde los Athlon 64 y hasta ahora lo veremos.

  • Benito Camelas

    En mi opinión a día de hoy mantener un equipo de 32 bits ya no es «reciclar» por el enorme consumo de energía que supone para ejecutar un sistema que ya está muy obsoleto, por unos 30€ o menos te puedes comprar un kit raspberry pi completo que te puede ofrecer igual o mayor rendimiento y con un consumo de energía de apenas unos 5w.

    Salvo que le tengas cariño a la «vieja betsy» lo mejor es llevar estos equipos a un punto limpio donde serán un filón de metales raros.

    Ya tarda alguien en crear una campaña de recogida de estos equipos viejos para reciclar y donar raspberries a familias en riesgo de exclusión digital, que con unos 30€ de equipo y una conexión a internet donada por las operadoras (que ya su pasta están haciendo) permitirían a muchos niños y niñas poder seguir estudiando a pesar de los tiempos que corren, y sobre todo en 64 bits.

  • Franci

    Me parece muy curioso que las empresas sean las primeras en adoptar tecnologías y también las últimas en descartarlas…

  • Víctor Martín

    Un rendimiento similar no, cualquier Raspberry le da 1000 vueltas a cualquier ordenador de 32 bits, precisamente lo que dices, o le tienes mucho cariño o eso mejor tirarlo.
    Solo le veo lógica a seguir usando este tipo de ordenadores en empresas muy puntuales que necesiten drivers que solo funcionen en máquinas antiguas…
    Y lo de el reciclaje de cambio de ordenador viejo por Raspberry, no lo hacen por que no les sale rentable económicamente, pero eso por ejemplo en un ayuntamiento, ponen trae tu viejo ordenador y cambialo por una Raspberry, y después el ayuntamiento que se encargue del reciclaje, eso sí que lo vería más viable

  • Eduardo Medina

    Si hemos arrastrado tanto las 32-bit hasta la actualidad ha sido precisamente por Microsoft. Parece que los procesadores de 64-bit llevan con nosotros seis o siete años, pero en realidad llevan consolidados 14 años.

    Lo que pasa es que entre la dilatadísima vida de Windows XP y el empecinamiento de Microsoft en seguir con las 32-bit (he llegado a ver un portátil Core i5 de segunda generación con un Windows 7 de 32-bit como sistema OEM) hizo que el software de 64-bit no empezara a extenderse en Windows hasta el año 2012. De ahí que muchos tengan la percepción de que las 64-bit llevan dos días entre nosotros cuando un Intel Core 2 Duo y un Intel Core 2 Quad con micros de 64-bit y tienen más de 10 años.

  • Los 32-bits debieron ser dejados de lado desde Vista, o al menos desde Windows 7. Que hayan llegado tan lejos no es más que por miedos infundados y eso fomenta la flojera de algunos desarrolladores: de no compilar para los 64-bits

Lo más leído