Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La vacuna de Oxford muestra resultados esperanzadores contra la COVID-19

Publicado el
vacuna de Oxford

La vacuna de Oxford se ha puesto a la cabeza como la más prometedora contra la COVID-19 de entre los 140 desarrollos que están en marcha en diferentes estados clínicos en todo el mundo.

La pandemia por la COVID-19 sigue en niveles máximos a nivel planetario y los países que habían conseguido aplanar la curva están sufriendo rebrotes de distinta magnitud una vez finalizado el confinamiento obligatorio y relajadas las medidas de protección. Médicos y científicos alertan de la llegada de una segunda oleada a corto plazo. Y de ahí la importancia de las vacunas para superar definitivamente la crisis sanitaria.

Llegan buenas noticias al respecto. Un estudio publicado anoche en The Lancet indica que la vacuna liderada por la Universidad de Oxford ha superado los ensayos clínicos de nivel uno y dos con éxito razonable en efectividad y seguridad. Es decir, ofreciendo una respuesta inmune que se espera suficiente y sin efectos secundarios graves. 

El desarrollo se bautizó como «vacuna vectorizada con adenovirus de chimpancé» (ChAdOx1 nCoV-19) y se ha creado mediante ingeniería genética de un virus diferente que se conoce causa el resfriado común en los chimpancés.

La vacuna se ha probado en 1.077 voluntarios sanos no infectados por el coronavirus y los resultados son altamente prometedores. Los voluntarios presentaban anticuerpos y linfocitos T, los antivirales producidos por el propio organismo. A un pequeño grupo de prueba se le suministró una segunda dosis resultando en una respuesta inmune superior.

En cuanto a los efectos secundarios y aunque un 70% de los sujetos de prueba informaron de fiebre ligera, dolor de cabeza o fatiga (propios de un resfriado común y tratables con un simple paracetamol) los investigadores confían en que estos efectos pueden mitigarse en una versión más avanzada de la vacuna.

vacunas del COVID-19

Vacuna de Oxford, ahora en fase 3

Los ensayos clínicos en la etapa tres comenzaron a finales de junio con más de 10.000 participantes. Esta fase de prueba requiere elevar las dosis en los pacientes hasta que la respuesta inmune anticipada o los efectos secundarios nocivos alcancen un umbral predeterminado. Por supuesto, la clave es probar que esta vacuna previene de infecciones. Y tener la capacidad de producirla masivamente y a un coste asumible para todos.  

Una vez superada esa fase, ChAdOx1 nCoV-19 podría ser aprobada por los reguladores para en una cuarta fase compararlo con tratamientos similares. Si todo va bien, posiblemente podríamos ver a grupos de trabajadores críticos (por ejemplo sanitarios) recibir las primera dosis a finales de este año.

Los plazos se están acortando y las primeras vacunas como ésta están bastante adelantadas para lo que suelen ser los tiempos de desarrollos. Junto ala vacuna de Oxford, otro desarrollo chino también ha sido destacado en la información de The Lancet en el grupo de cabeza. Otros vacunas, más lentas pero seguramente más completas y fiables, llegarían bien entrado 2021. Noticias esperanzadoras.

2 comentarios
  • Gregorio Ros

    Para que una vacuna sea fiable tiene que pasar por largos periodos de prueba. El sacarla tan pronto indica que es posible que se estén saltando algún que otro protocolo, con el riesgo de efectos secundarios impredecibles. Por otra parte si el covid-19 se parece a la gripe dudo que sea eficaz, solo lograrán que algunos se forren con las campañas de vacunación que lo único que logran es que la pases si o si. Cuando logren una vacuna que inmunice definitivamente me apuntare, mientras prefiero fortalecer mi cuerpo de forma natural y enfrentarme al virus, para vivir con miedo prefiero que la naturaleza siga su ritmo.

  • Adrián Ramón Plá

    La naturaleza, la originaría, no existe. Existe nuestra naturaleza.

Lo más leído