Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Snapdragon 888: Así es el SoC de Qualcomm para la gama alta de 2021

Publicado el
Snapdragon 888: Así es el SoC de Qualcomm para la gama alta de 2021

2021 se acerca de manera inexorable, y aunque todavía tenemos la Navidad de por medio, ya tenemos la vista puesta en lo que nos traerá el año que viene. Con la presentación del Snapdragon 888, Qualcomm ya nos ha dado bastantes pistas sobre lo que podremos esperar en los smartphones de gama alta. Y como ya te adelantamos esta mañana, se trata de un cambio lo suficientemente sustancial con respecto a su predecesor, el Snapdragon 865, que el fabricante ha optado por saltarse esta numeración, con la que habría sido el Snapdragon 875.

Uno de los datos más esperados del Snapdragon 888 es, sin duda, el recuento de núcleos de CPU y sus frecuencias de trabajo, pues con los mismos ya es posible compararlo con los SoC de otros fabricantes. Hoy ya hemos podido saber qué «mueve» el 888, y al menos sobre el papel, podemos esperar un rendimiento bastante alto, ya que la CPU Kyro 680, la base de este SoC, se componen de los siguientes núcleos:

  • 1 núcleo Cortex X1 de alto rendimiento a 2,84 GHz.
  • 3 núcleos Cortex A78 a x 2,42 GHz.
  • 4 núcleos Cortex A55 a 1,8 GHz.

En cuanto al apartado gráfico, el Snapdragon 888 integra la nueva GPU Adreno 660 que, según afirma Qualcomm, mejora la velocidad de renderizado de la Adreno 650 (su predecesora, la presente en el Snapdragon 865) en nada menos que un 35%, al tiempo que reduce su consumo en un 20%. En su conjunto, el nuevo SoC de Qualcomm afirma ofrecer un aumento de rendimiento del 25%, que se suma a las mejoras de la GPU y un menor consumo y generación de calor, gracias al salto a los cinco nanómetros.

Snapdragon 888: Así es el SoC de Qualcomm para la gama alta de 2021

Conectividad del Snapdragon 888

La conectividad es otro aspecto clave en el Snapdragon 888. Como ya venimos adelantando y era más que previsible, cuenta con soporte 5G, aunque hay varios aspectos interesantes al respecto. El primero es que, a diferencia de lo visto en otros SoC de Qualcomm, el módem RF Snapdragon X60 está integrado en el propio chip, en vez de hacer necesario un elemento adicional que debe combinarse con el SoC para que el dispositivo pueda conectarse a redes de la nueva generación. Esto, al tiempo, supone una reducción de consumo eléctrico, mayor eficiencia y algo importante para los fabricantes de smartphones, una integración más sencilla en sus dispositivos.

Otro aspecto importante del RF Snapdragon X60 es que hace que el Snapdragon 888 ofrezca compatibilidad global, gracias a su soporte de ondas milimétricas y sub-6 en todas las principales bandas empleadas en el mundo. También ofrece soporte multi SIM gracias a la agregación de portadoras y DSS (Dynamic Spectrum Sharing). En teoría, será posible alcanzar velocidades de conexión de hasta 7,5 gigabits por segundo. Y sí, por si te lo estás preguntando, también ofrece conectividad 4G y 3G.

Pero no todo es 5G. El Snapdragon 888 cuenta con el sistema de conectividad Qualcomm FastConnect 6900 que ofrece soporte a redes Wi-Fi 6 (hasta 3,6 Gbps) y también en redes Wi-Fi 6E de 6 GHz, así como Bluetooth 5.2 con soporte de doble antena y sonido de alta calidad, para lo que se apoya en la tecnología aptX diseñada por Qualcomm.

Snapdragon 888: Así es el SoC de Qualcomm para la gama alta de 2021

Snapdragon 888 e inteligencia artificial

Los fabricantes de procesadores llevan ya algún tiempo poniendo el foco en la inteligencia artificial, integrando componentes dedicados específicamente a las funciones en las que se apoya esta tecnología. En el caso de Qualcomm, su propuesta es el motor Hexagon que, en el Snapdragon 888 llega a su sexta generación, y Qualcomm Sensing Hub, que da el salto a su segunda generación.

Con respecto al primero, hablamos del Hexagon 780, que alcanza una capacidad de proceso tremendamente rápida, de hasta 26 TOPS (tera operaciones por segundo), el doble que en el 865. Un aspecto importante de esta revisión es que cuenta con nuevas mejoras en lo referido a su DSP que no solo mejoran su rendimiento, sino que además asume algunas tareas que antes eran transferidas a la CPU del SoC. De este modo, el rendimiento en operaciones en las que se emplea la IA debería experimentar una importante mejora en el Snapdragon 888 con respecto al 856.

Adicionalmente, y como comentaba antes, también encontramos en el Snapdragon 888 la segunda generación de Qualcomm Sensing Hub, otro procesador dedicado exclusivamente a la IA pero que, a diferencia del Hexagon, es de bajo consumo y permanece activo siempre, no solo bajo demanda. Sus funciones se relacionan con operaciones comunes en los smartphones que integren este chip, y que se pueden beneficiar de la inteligencia artificial para su funcionamiento.

 

Snapdragon 888 y funciones de fotografía

La fotografía móvil (o movilgrafía, un término que no ha terminado de calar) es un aspecto clave en los smartphones de los últimos años. Basta ver la presentación de prácticamente cualquier teléfono para ver que una parte importante de la misma se centra en hablar de sus prestaciones a la hora de hacer fotos y grabar vídeo. Y a este respecto el SoC es un elemento clave, ya que marca los límites de lo que pueden ofrecer los dispositivos que lo integran.

El  principal responsable de las funciones fotográficas en el Snapdragon 888 es el Qualcomm Spectra 580, un integrado con tres procesadores de imagen que, según Qualcomm, es capaz de procesar, de manera simultánea, tres fotografías de 28 megapíxeles, mejorando así los resultados que proporciona la combinación de varias cámaras. Este procesador de imagen es capaz de procesar hasta 2,7 gigapíxeles por segundo, lo que permitirá realizar ráfagas ultrarrápidas, sin renunciar a funciones como el HDR.

En lo referido a vídeo, la combinación de los tres procesadores de imagen permitirá a los smartphones basados en este Snapdragon 888 la grabación con resolución 8K a 30 frames por segundo, una velocidad que sube hasta los 120 cuadros por segundo si bajamos a resolución 4K. Todo, al igual que comentaba al hablar de fotografía, sin renunciar a las funciones de optimización de imagen, como HDR.

Juegos en el Snapdragon 888

La clave del nuevo SoC de Qualcomm en lo referido a los juegos se llama Qualcomm Snapdragon Elite Gaming con Variable Rate Shading (VRS), y se trata de una tecnología que mejora el rendimiento en juegos, al analizar de manera inteligente la imagen. Su objetivo es detectar que partes de la imagen no cambian de fotograma en fotograma, para evitar procesarlas. De este modo, toda la capacidad de proceso se dedica, exclusivamente, a las partes de la imagen en las que es necesario. Adicionalmente, también se han introducido mejoras en la gestión de la respuesta táctil, gracias a la tecnología Qualcomm Game Quick Touch.

En lo referido a su rendimiento, un aspecto clave, el Snapdragon 888 es capaz, según Qualcomm, de renderizar la imagen de los juegos para ofrecer hasta 144 fotogramas por segundo con resolución 4K con modo HDR y compatibilidad con imágenes con 10 bits de profundidad de color. Adicionalmente, emplea el procesado específico para juegos Game Color Plus, que analiza la imagen y la ajusta para mejorar su aspecto.

Otro aspecto importante de Elite Gaming es que detecta cuando el smartphone se está empleando para jugar y, de manera automática, realiza ajustes en el SoC y su software que se traducen en un incremento de rendimiento en juegos que, según Qualcomm, hace que el Snapdragon 888 se acerque al rendimiento que ofrece un PC de sobremesa para jugar.

 

Más información: Qualcomm

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído