Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano

Publicado el
Intel NUC 11

El pasado año se produjo la presentación de los Intel NUC 11, una nueva generación de equipos compactos con la que el gigante del chip completó una importante, y necesaria, puesta al día de una de sus líneas de producto más conocidas, y más populares que, como recordarán muchos de nuestros lectores, se subdivide en varios modelos distintos.

Por ejemplo, tenemos los modelos Intel NUC 11 Essential, que monta una configuración de hardware más modesta centrada, centrada alrededor de los procesadores Intel Pentium e Intel Celeron, y que son una excelente opción para ofimática, navegación web y tareas básicas. Esta gama contrasta con el potente Intel NUC 11 Extreme, que está pensado para condensar toda la potencia de un PC Gaming en un chasis de apenas 8 litros, y en un punto más equilibrado se encuentran los Intel NUC 11 con procesadores Core de undécima generación.

Intel NUC 11

El modelo que hemos podido probar, gracias a Intel España, ha sido el Intel NUC 11 con Core i5 de undécima generación en su versión de pequeño tamaño, un equipo muy compacto, tanto que cabe sin problemas en la palma de la mano y que, a pesar de todo, viene con una configuración capaz de ofrecer un gran rendimiento, aunque sobre ello profundizaremos más adelante.

Sé que muchos de nuestros lectores se han preguntado de qué es capaz realmente un NUC, y si de verdad merece la pena la inversión que representa. No os vamos a dejar con la duda. Ponemos cómodos, que en este análisis os vamos contar todo lo que debéis saber sobre este equipo, partiendo, eso sí, de un enfoque justo y realista, ya que, como hemos dicho, se trata de un equipo tan pequeño que cabe en la mano.

Intel NUC 11, primer vistazo

Intel NUC 11

Nada más sacarlo de la caja, lo primero que me ha sorprendido del Intel NUC 11 es su tamaño. Sí, soy consciente de que son equipos muy pequeños, y llevamos tiempo hablando de ellos, pero, como se suele decir, «no es lo mismo contarlo que vivirlo». El Intel NUC 11 es tan pequeño que cabe, literalmente, en la palma de mi mano, y además no pesa prácticamente nada, dos valores que lo convierten, sin duda, en un equipo perfecto para aquellos rincones en los que el espacio sea un problema.

Con un equipo como el Intel NUC 11 podrías montar un PC completo en cualquier rincón, ya que apenas ocupa espacio, y además nos da la posibilidad de instalarlo directamente detrás de un monitor sin tener que entrar en complicadas configuraciones. Interesante, ¿verdad? Esto lo convierte, como anticipamos, en un equipo lleno de posibilidades, pero lo mejor es que, a pesar de su reducido tamaño, es capaz de ofrecer un rendimiento realmente bueno.

En términos de diseño, el Intel NUC 11 presenta un acabado sobrio y discreto, con una terminación en color azul oscuro en la parte central del chasis y color negro tanto en la parte superior como en la inferior. Ambas zonas nos permiten acceder al interior del equipo, aunque para realizar modificaciones a nivel de hardware, como ampliar la memoria RAM, instalar un nuevo SSD o una tarjeta de red, deberemos utilizar la parte inferior. Es muy fácil de abrir, solo tenemos que retirar cuatro tornillos de estrella estándar y listo. La tapa de la parte superior está fabricada en plástico, y se extrae por presión.

Intel NUC 11

Para conseguir un buen flujo de aire el chasis del Intel NUC 11 integra tres zonas con rejillas, dos en los laterales y una en la trasera. En el frontal, tiene dos conectores USB Type-A 3.2 y el botón de encendido/apagado, mientras que en la parte trasera dispone de dos salidas HDMI de tamaño completo (2.0b), un conector Thunderbolt 4 y un Thunderbolt 3 (USB Type-C, pueden trabajar como salida DisplayPort 1.4), un puerto USB Type-A 3.2, un puerto USB Type-A 2.0 y un conector LAN 2,5G.

Como podemos apreciar, el conjunto de conectores, y de salidas, que integra el Intel NUC 11 no está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta su tamaño. Por lo que respecta a la conectividad inalámbrica, este modelo viene con una solución de red Intel Wi-Fi 6 AX201 que integra, además, Bluetooth. Esto quiere decir que está listo para conectarse a cualquier red Wi-Fi de última generación, y a cualquier periférico de forma totalmente inalámbrica.

Nos lanzamos ahora a conocer su interior, y nos encontramos con un corazón bastante potente, como os adelantamos. El Intel NUC 11 que hemos analizado monta un procesador Intel Core i5-1135G7, un chip de cuatro núcleos y ocho hilos basado en la arquitectura Willow Cove (gama Tiger Lake) que está fabricado en proceso de 10 nm SuperFin, y que es capaz de trabajar a una frecuencia de 2,4 GHz-4,2 GHz, modo normal y turbo. Tiene un TDP de 28 vatios, lo que significa que es un chip de bajo consumo.

La GPU que utiliza el Intel NUC 11 es una solución integrada en el procesador, concretamente una Intel Iris Xe Gen12 G7 con 80 unidades de ejecución, que trabaja a 400 MHz-1.300 MHz, modo normal y turbo. Es compatible con DirectX 12 a nivel de API 12_1, el máximo posible, y tiene un rendimiento similar, en el mejor de los casos, a una NVIDIA MX330. No está nada mal, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de una gráfica integrada.

Intel NUC 11

Este NUC se comercializa sin memoria RAM y sin unidad de almacenamiento preinstaladas, lo que significa que tenemos que adquirirlas aparte. En este caso, para facilitarnos el análisis, Intel nos ha enviado un NUC 11 con un SSD M.2 SATA III de 512 GB y un módulo de 16 GB de memoria RAM a 3.200 MHz.

Con esa configuración, podemos disfrutar de una experiencia de uso muy buena, aunque lo ideal habría sido montar dos módulos de RAM para aprovechar el doble canal y hacer que la GPU integrada trabaje con un bus de 128 bits. Por otro lado, el SSD SATA III cumple sin problemas y ofrece un buen rendimiento, aunque obviamente no llega al nivel de una unidad PCIE NVMe.

Por lo que respecta al espacio interno, es impresionante lo bien aprovechado que está. El Intel NUC 11 nos permite ampliar la memoria RAM, la unidad de almacenamiento y la tarjeta de red. Podemos acceder al interior sin esfuerzo, y todo el proceso es muy sencillo e intuitivo. Incluso aunque no tengas experiencia previa podrás configurar, o ampliar, el Intel NUC 11 sin esfuerzo, y sin problema. Como habréis podido imaginar, debido a su reducido tamaño no tiene espacio para montar una unidad de almacenamiento de 2,5 pulgadas.

Intel NUC 11: Especificaciones

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 33

Clic para ampliar

  • Mini PC compacto de alto rendimiento.
  • Procesador Intel Core i5-1135G7 serie Tiger Lake (arquitectura Willow Cove) con cuatro núcleos y ocho hilos a 2,4 GHz-4,2 GHz, modo normal y turbo. Va en formato BGA (soldado a la placa).
  • Compatible con las tecnologías de virtualización Intel (VT-x), Intel Platform Trust y con virtualización Intel para E/S dirigida (VT-d). También incluye las nuevas instrucciones AES de Intel.
  • GPU Intel Iris Xe Gen12 G7 con 80 unidades de ejecución a 400 MHz-1.300 MHz.
  • 16 GB de memoria DDR4 en «single channel». Admite hasta 64 GB en doble canal a un máximo de 3.200 MHz.
  • SSD PCIE SATA III de 512 GB.
  • Sonido integrado.
  • Dos conectores USB Type-A 3.2 en la parte delantera.
  • En la parte trasera dispone de dos salidas HDMI de tamaño completo (2.0b), un conector Thunderbolt 4 y un Thunderbolt 3 (USB Type-C, pueden trabajar como salida DisplayPort 1.4), un puerto USB Type-A 3.2, un puerto USB Type-A 2.0 y un conector LAN 2,5G.
  • Sistema de refrigeración activa, compuesto por un radiador con base de contacto de cobre y un ventilador de tipo turbina, que expulsa el aire caliente al exterior por la parte trasera del NUC.
  • Tarjeta de red Wi-Fi 6 AX201, con Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.0.
  • Windows 10 Pro como sistema operativo.
  • Medidas: 117 x 112 x 37 milímetros.

Intel NUC 11

Intel NUC 11: Rendimiento y experiencia de uso

El proceso de instalación y de configuración del Intel NUC 11 es realmente sencillo. Solo tenemos que elegir el rincón donde queremos colocarlo (podemos instalarlo detrás del monitor), conectar el cableado y listo.

Como he dicho, el modelo que hemos recibido trae preinstalada la memoria RAM, un SSD SATA III y Windows 10 Pro, y por tanto nuestras pruebas se van a centrar en esa configuración, pero quiero recordaros que podemos comprar los Intel NUC 11 en versión barebone, es decir, sin memoria, ni almacenamiento ni sistema operativo. Esa versión es interesante para aquellos que quieren configurarlo libremente.

Por lo que respecta a las posibilidades de ampliación, el Intel NUC 11 es una auténtica maravilla, tanto por lo fácil que resulta instalar nuevos componentes como por las opciones que ofrece. Solo podemos ponerle una pega, y es que el procesador viene soldado a la placa, así que debemos tener mucho cuidado al elegir el modelo que queremos comprar, ya que no podremos cambiar el procesador. Con todo, no debemos preocuparnos demasiado, ya que a partir de un Core i5 como el del modelo analizado ya tendremos un equipo con una larga vida útil.

Intel NUC 11

El Intel NUC 11 nos permite acceder al interior de una manera muy sencilla. Solo tenemos que retirar cuatro tornillos de estrella (formato estándar, nos vale cualquier destornillador que encaje con el tamaño de las muescas) y listo, entraremos en el espacio donde podremos instalar la memoria RAM, la unidad de almacenamiento y tarjetas de expansión M.2.

Nada más terminar la conexión del cableado del Intel NUC 11 y pulsar el botón de encendido se inicia el proceso de carga, y en unos segundos estamos listos para empezar a utilizarlo. Esta unidad de prueba vino preconfigurada con Windows 10 Pro en inglés, pero podemos cambiar el idioma en cualquier momento, y obviamente los modelos comercializados en España vienen en nuestro idioma, así que no tenéis nada de lo que preocuparos.

Cuando el Intel NUC 11 empezó a funcionar me llamó mucho la atención lo silencioso que resulta. Trabajando con tareas básicas y cotidianas, como ofimática y navegación web, y reproduciendo contenidos multimedia, el sistema de refrigeración apenas hace ruido. Si llevamos al equipo al límite y lo mantenemos al 100% de carga, el ventilador se deja notar, pero de forma bastante sutil, y en ningún momento llega a resultar molesto. Esto, unido a su pequeño tamaño, lo convierte en una excelente opción como PC de oficina, o como equipo multimedia para el salón.

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 37

Clic para ampliar

En cuanto al rendimiento, la configuración que trae este Intel NUC 11 no es totalmente óptima porque, como dije, presenta dos puntos mejorables: la memoria RAM, que viene en un único módulo, lo que impide activar el doble canal (esto reduce el rendimiento de la GPU integrada, y de la propia CPU), y monta un SSD SATA III en vez de una unidad PCIE NVMe. Esto último no es tan grave ya que, al final, tenemos un SSD, y esto significa que no nos veremos afectados por las limitaciones clásicas de las unidades de almacenamiento mecánicas, ni por la lentitud de las soluciones eMMC.

La experiencia de uso que ofrece el Intel NUC 11 es muy buena. Los tiempos de arranque y de apagado son bastante rápidos, los documentos, archivos y aplicaciones cargan con total fluidez y en general el rendimiento del sistema nos permite disfrutar de una sensación de dinamismo clara en todo momento. El Intel Core i5-1135G7 rinde de maravilla en aplicaciones que no requieran de más de 8 hilos para funcionar de forma óptima, y los 16 GB de memoria RAM nos garantizan una fluidez total incluso en multitarea intensiva.

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 39

Clic para ampliar

Sé que más de uno de nuestros lectores podría pensar que el SSD SATA III desentona bastante, pero la verdad es que se comporta bastante bien. Como hemos dicho, esta unidad nos permite superar las limitaciones y problemas clásicos que suelen estar asociados a los HDD y a las soluciones eMMC. Su rendimiento es, como podemos ver en la imagen adjunta, muy bueno, ya que ronda los 500 MB/s en lectura secuencial, y mantiene unas temperaturas de trabajo aceptables cuando trabaja al 100% de forma intensiva. Un SSD PCIE NVMe nos daría mayor rendimiento, pero esta unidad SATA III es suficiente para conseguir una experiencia óptima.

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 41

Clic para ampliar

En las imágenes adjuntas podemos ver el rendimiento del Intel Core i5-1135G7 en CPU-Z y en Cinebench R23. A pesar de que estamos ante un chip de solo 28 vatios, es capaz de superar al Intel Core i7-7700K, ofrece un rendimiento monohilo fantástico, y tiene un rendimiento multihilo muy bueno.

Los resultados de PassMark confirman ese buen rendimiento al que hicimos referencia. Obviamente, el Intel NUC 11 no es uno de los equipos más potentes del mundo, pero sí que es uno de los más pequeños del mundo, y a pesar de ello logra una puntuación razonablemente buena.

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 43

Clic para ampliar

Como ocurre con toda la serie Tiger Lake de Intel, el Core i5-1135G7 tiene un modo turbo que funciona de forma bastante agresiva, y que se activa y se ajusta de forma dinámica y en tiempo real, dependiendo de las temperaturas y de la carga de trabajo. En este caso, tenemos un arranque explosivo que eleva el rendimiento al máximo y nos lleva a un pico de 84 grados. Posteriormente, la temperatura se estabiliza en la franja de los 75 grados, cifras totalmente seguras.

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 45

Clic para ampliar

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 47

Clic para ampliar

Las opciones de conectividad que ofrece el Intel NUC 11 que hemos probado son más que suficiente para casi cualquier perfil de usuario, y la conectividad inalámbrica funciona a la perfección (Wi-Fi 6 y Bluetooth). Por lo que respecta a su GPU, es una solución bastante potente para tratarse de una solución integrada y de bajo consumo. No es capaz de mover juegos actuales en calidades altas y 1080p, pero sí que puede con muchos títulos en 720p y calidades medias o altas, e incluso con algunos en 1080p y calidades bajas o medias-bajas, dependiendo de las exigencias de cada título.

Sin embargo, debéis tener en cuenta que el Intel NUC 11 que he probado viene con la RAM en canal único. Si instalamos dos módulos y activamos el doble canal, el rendimiento de esta aumentará de forma notable (hasta un 27%, dependiendo del juego utilizado).

Notas finales: El buen perfume viene en frascos pequeños

Intel NUC 11

El Intel NUC 11 ha demostrado que potencia y tamaño no están reñidos. Este equipo es capaz de ofrecer un rendimiento lo bastante bueno como para mover, incluso, algunos juegos de la presente generación en 1080p, siempre que ajustemos la calidad gráfica en función de las exigencias de cada título en concreto, y lo ha hecho con un chip de 28 vatios integrado en un chasis de apenas 117 x 112 x 37 milímetros. Sí, es impresionante.

En un uso diario normal, el Intel NUC 11 se comporta de maravilla. El Intel Core i5-1135G7 responde a la perfección en todo momento, y es capaz de afrontar cualquier tarea con todas las garantías. Los 16 GB de memoria que trae la unidad que hemos probado son toda una garantía, tanto a presente como a futuro, ya que superan ampliamente el mínimo recomendado de 8 GB, lo que se traduce en una larga vida útil. Si necesitamos ampliar este componente, podremos hacerlo sin problemas, ya que admite hasta 64 GB de memoria RAM. Eso sí, os recomiendo utilizar siempre una configuración en doble canal (instalar dos módulos en lugar de uno).

Intel NUC 11, análisis: Un equipo muy potente que cabe en la palma de tu mano 50

Parecía que la unidad SSD iba a desentonar por tratarse de una solución SATA III, pero lo cierto es que ha cumplido sin problemas, y ha conseguido esa sensación de fluidez y de agilidad en los tiempos de respuesta que tanto nos gustan, y que harán más fácil, y más ameno, nuestro trabajo diario. Los 512 GB del modelo que hemos probado serán más que suficientes para casi todos los perfiles de usuario, exceptuando aquellos que quieran instalar cantidades masivas de juegos, aunque ya os adelanto que este no es el uso principal con el que fue concebido este Intel NUC 11.

Compacto, bien acabado, fácil de ampliar, silencioso y capaz de ofrecer un buen nivel de rendimiento sin renunciar a un amplio abanico de conectores. El Intel NUC 11 nos permite tener todo lo que necesitamos en la palma de la mano, y esto lo convierte en uno de los mejores equipos de su clase. Una excelente opción si el tamaño, y el ruido, son dos factores clave para ti. Podemos comprar el Intel NUC 11 en su versión barebone desde 391 euros.

Valoración final
8.9 NOTA
NOS GUSTA
Rendimiento.
Tamaño.
Silencioso.
Fácil de ampliar.
Conectividad.
A MEJORAR
El precio es un poco alto.
RESUMEN
El Intel NUC 11 ha demostrado que potencia y tamaño no están reñidos. Este equipo es capaz de ofrecer un rendimiento lo bastante bueno como para mover, incluso, algunos juegos de la presente generación en 1080p, siempre que ajustemos la calidad gráfica en función de las exigencias de cada título en concreto, y lo ha hecho con un chp de 28 vatios integrado en un chasis de apenas 117 x 112 x 37 milímetros. Sí, es impresionante. Compacto, bien acabado, fácil de ampliar, silencioso y capaz de ofrecer un buen nivel de rendimiento sin renunciar a un amplio abanico de conectores. El Intel NUC 11 nos permite tener todo lo que necesitamos en la palma de la mano, y esto lo convierte en uno de los mejores equipos de su clase. Una excelente opción si el tamaño, y el ruido, son dos factores clave para ti. Podemos comprar el Intel NUC 11 en su versión barebone desde 391 euros.
Diseño y acabados9.5
Características9
Rendimiento9
Posibilidades de ampliación9
Calidad/Precio8

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

8 comentarios
  • Gregorio Ros

    Sorprenden estos pequeñines, pero cuando salga la Steam Deck al mercado lo van a tener difícil, si que la última es una consola de juegos, pero si soporta adecuadamente la conectividad a monitores, teclados, ratones,… va a ser complicado superar el rendimiento gráfico que incorpora.

  • Oclord

    Me gustaría comentar mi experiencia con el modelo inferior, si se puede Isidro.

  • Zaynah

    Sería interesante conocerla.

  • Isidro Ros

    Claro, por supuesto, tanto si es buena como si es mala. Todos hemos tenido malas experiencias y buenas experiencias, y nunca está de más compartirlas con los demás de forma razonada.

    Deja las especificaciones completas, así sabemos de qué modelo exacto hablas.

    Saludos.

  • Oclord

    Gracias Isidro, me compré en mayo de este año el modelo inferior a este, el

    Intel NUC 11 Pro UCFF Negro i3-1115G4, a través de Amazon, y he de decir que la experiencia no fue muy satisfactoria, tiene cosas buenas en las que veo un avance en comparación con el NUC 8i5BEH que tenía previamente, como el hecho de que tenga un USB 2.0 (para el que no lo sepa, tener todo puertos USB 3 en adelante y enchufar algunos dispositivos simultáneamente puede ser toda una odisea por las interferencias y cortes en la conexión) o que la tarjeta WiFi no va soldada a la placa base, otra de sus mejoras es que ahora admiten 64GB de RAM, lo cual es una absoluta pasada, y que el SSD NVME es 4.0 (también admite SSD SATA).

    Sin embargo tiene ausencias notables, como por ejemplo el hecho de que ya no tiene lector de tarjetas o el conector de auriculares (!!), otra cosa que no me gustó es que desde mi NUC de 8ª generación a este han modificado la UEFI y se ha vuelto mas visual y bonita a cambio de ser mas lenta (y ralentizar el arranque), otra cosa que no me gustó es el ventilador, en mi unidad si que se escuchaba, y en según que momentos era molesto, le instalé Windows 10 y GNU/Linux y no conseguí que fuera fino (comprensible porque es un producto nuevo y tarda un tiempo en dársele compatibilidad plena) con cuelgues varios en ambos sistemas.

    Y en tema GPU esperaba un avance que no vi, no sé si porque el i3 no es el que lleva una Intel Xe, pero yo no noté mejoras en codificación/descodificación de vídeo o en mejores capacidades multimedia (4K/8K 60/30FPS HDR por ejemplo).

    No sé si me tocó una unidad defectuosa o algo (que por calidad de fabricación no es tan infrecuente como debería ser) pero al menos si puedo decir que el soporte y garantía que da Intel con sus productos es de 10.

    Lo dicho, es un dispositivo irregular, y con algunos avances en algunos puntos y algunos retrocesos en otros.

  • Isidro Ros

    Gracias a ti por tu aporte, te destaco el comentario.

    Te aclaro lo de la GPU integrada, ya que es bastante simple. El i3 de tu NUC monta una solución muy inferior con 48 unidades de ejecución (casi la mitad que la del NUC con Core i5), y esto al final se deja notar (sí es Xe).

    Saludos.

  • harkonen

    Una AMD Ryzen Apu con RAM DDR 5 + RDNA2/3 o la que toque cuando salga el año que vienen ny a tomar por culo la Steam Deck a la par que esta no se puede actualizar y un pc formato MiniTX si….

  • Gregorio Ros

    Es que la videoconsola no se fabrica pensando en actualizarla, pero lleva una gráfica que da muchisimo juego y una configuración sobrada para uso general. Lo bueno es que será una videoconsola abierta, es decir que puedes ejecutar otros programas de escritorio, no solo juegos, por eso la comparación con el NUC11, puede competir en su mismo rango de usuarios, con el plus de la potencia para los juegos.

Lo más leído