Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Las SSD externas para Xbox Series X fichadas por primera vez en un vendedor

Publicado el
Xbox Series X y S Seagate SSD tarjeta de expansión

Casi un año después de que las consolas fuesen lanzadas, parece que finalmente las SSD para las Xbox Series X y S están por fin listas para comenzar a distribuirse, habiendo compartido Windows Central una filtración sobre la llegada de los primeros paquetes de dos modelos de estas tarjetas de expansión de almacenamiento SSD en un minorista estadounidense.

Además de la tarjeta de expansión de almacenamiento de 512 GB de Seagate ya esperada, en esta fotografía también nos encontramos con una segunda unidad externa de 1 TB para las consolas. Aunque se trata de una sorpresa a medias, ya que la propia Seagate anunció que estas unidades SSD de almacenamiento externo para Xbox Series X llegarían en varios tamaños, contando con el precedente de las Xbox One y Xbox One X, para las que vimos unidades desde los 512 GB hasta los 2 TB.

Lo que si ha sido sorpresa es el hecho de conocer que esta versión de 512 GB llegaría a un precio aproximado de 100 dólares, reduciendo a la mitad el precio anteriormente adelantado.

Seagate Xbox Series X almacenamiento externo SSD tarjeta de expansion

Aun así, tratándose de una inversión importante, para aquellos que busque ahorrar algo de dinero, estas consolas también admiten ya dispositivos de almacenamiento externo con conexión USB 3.0 tipo-A y un mínimo de 128 GB de espacio. Unas cualidades que si bien descartarán algunos discos duros más antiguos y memorias USB de menor capacidad, sin duda nos ofrece una enorme cantidad de alternativas fácilmente localizables en el mercado.

No obstante, si bien una de las ventajas de la nueva generación de consolas de Microsoft es la optimización de uso de los SSD, cabe mencionar que estas memorias externas no nos podrán ofrecer los tiempos de carga rápidos para los títulos de nueva generación, los cuales quedarán limitados a los almacenamientos internos de serie. Aunque sin duda se trata de una opción para tener en cuenta de cara a almacenar el resto de juegos compatibles de anteriores generaciones que no requieran de una velocidad de lectura tan rápida, dejando así un mayor espacio libre en la no tan amplia memoria interna.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído