Conecta con nosotros

Noticias

FTC no se rinde y quiere bloquear la compra de Activision Blizzard King por Microsoft

Publicado

el

compra de Activision Blizzard Kind por Microsoft

El culebrón de la compra de Activision Blizzard King por Microsoft continua. La Comisión Federal de Comercio de EE. UU. (FTC) perdió esta semana una batalla legal, pero aparentemente cree que puede terminar ganando la guerra y ha apelado la decisión judicial ante la Corte de Apelaciones del noveno circuito. Es probable que la FTC también solicite de la Corte la extensión de la restricción temporal de la compra que finaliza el viernes 14 de julio.

El caso está que arde y no es para menos. La compra de Activision Blizzard King por Microsoft será (si se concreta) la mayor operación de su tipo en la historia de los videojuegos. Con un valor estimado de 69.000 millones de dólares puede tener enormes repercusiones en la principal industria del entretenimiento, especialmente que las grandes franquicias como Call of Duty pasaran a ser exclusivas de la plataforma de juegos de Microsoft.

Consciente de las dificultades, Microsoft puso al frente de la operación a sus principales espadas, el presidente de Microsoft, Brad Smith, y el jefe de Xbox, Phil Spencer, que han pasado los últimos meses intentando convencer a competidores y reguladores antimonopolio. También tomó decisiones unilaterales para «endulzar» la fusión, ampliando de manera unilateral el contrato de la licencia de Call of Duty durante tres años, prometiendo mantener la franquicia en Steam y ofreciendo a Nintendo y Sony un contrato de largo término (10 años) por la principal franquicia de esta operación.

Microsoft ha conseguido un acuerdo con Nintendo y el visto bueno de la mayoría de reguladores de mercado, Unión Europea, China o Japón, entre otros. Pero faltan otros, la FTC estadounidense y la CMA británica como principales, así como Sony entre los competidores. La decisión judicial de esta semana es todo un espaldarazo para Microsoft al establecer que la FTC «no ha demostrado los perjuicios que esta operación puede tener para los consumidores ni reducir sustancialmente la competencia».

compra de Activision Blizzard Kind por Microsoft

Activision Blizzard King, ¿hay caso después de la sentencia?

No se conocen los argumentos esgrimidos por la FTC porque lo visto hasta ahora ha ido más sobre el bloqueo preliminar que por la cuestión de fondo, pero con ese dictamen sobre la mesa la mayoría de analistas consideran que la batalla judicial tiene poco recorrido. De hecho, a la vista de la sentencia, Microsoft ha conseguido un acuerdo con el otro regulador díscolo, la CMA británica, para pausar la batalla legal e iniciar conversaciones para resolver sus diferencias.

Si la corte de apelaciones no actúa para extender la orden de bloqueo, podría, en teoría, permitir que Microsoft cierre oficialmente el trato para comprar Activision Blizzard antes de la fecha límite establecida del 18 de julio donde de no concretarse obligaría al gigante del software a pagar 3.000 millones de dólares. Y ello antes del dictamen oficial y administrativo de la FTC que todavía no se ha hecho público.

Microsoft, por supuesto, está presionando con una decisión judicial que puede ser clave. «El fallo del Tribunal de Distrito deja muy claro que esta adquisición es buena tanto para la competencia como para los consumidores”, ha asegurado Brad Smith, no sin dejar pasar la oportunidad de dar un toque al regulador: «Estamos decepcionados de que la FTC continúe con lo que se ha convertido en un caso demostrablemente débil, y nos opondremos a más esfuerzos para retrasar la capacidad de avanzar».

Veremos qué ocurre. Mi opinión personal ya la conoces. Este tipo de fusiones que concentra tanto poder en las mismas manos, nunca, nunca benefician a los consumidores. Y eso vale en este caso, como valía en otra de las grandes operaciones que -felizmente- fue bloqueada, la compra de ARM por NVIDIA. Hay decenas de ejemplos de este tipo de concentraciones. Véase la compra de WhatsApp e Instagram por Facebook que terminó convirtiendo a la actual Meta en un monstruo.

Otra cosa es que en este mundo capitalista Microsoft tenga todo el derecho a comprar lo que pueda pagar. Las reclamaciones de Sony tienen poco sustento teniendo en cuenta las exclusivas que posee y si los reguladores de mercado no pueden demostrar que la fusión «reduzca sustancialmente la competencia» el caso habrá acabado. De sus consecuencias hablaremos dentro de unos años…

Lo más leído