Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Probamos NVIDIA GeForce Now, jugando en la nube con una Tesla P40

Publicado el

GeForce Now es un servicio de juego en la nube que fue presentado por NVIDIA hace ya cuatro años, aunque la beta en PC dio comienzo hace cosa de un año. La idea es, en principio, muy parecida a la que presentan otros servicios como el recién anunciado Google Stadia, pero con un matiz diferenciador, y es que en este caso nosotros tenemos que poner los juegos.

En efecto, el principal atractivo que presentan la mayoría de las plataformas de juego en la nube es que además del hardware necesario para mover los juegos ofrecen un amplio catálogo de títulos que podemos disfrutar sin limitaciones, siempre que paguemos la suscripción al servicio.

Con GeForce Now tenemos la misma base, es decir, descargamos una aplicación que actúa como cliente comunicando nuestro equipo con los servidores de NVIDIA y nos da acceso a una interfaz que muestra una gran variedad de juegos, tanto gratuitos como de pago, pero en el caso de los segundos solo podremos jugar a aquellos que hayamos comprado, o que sean gratis.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo. Imagina que entras en GeForce Now y no tienes en propiedad ninguno de los títulos que aparecen. Pues bien, solo podrás jugar a aquellos que sean gratuitos (hay muchos, todo sea dicho). NVIDIA pone, por tanto, el hardware para que puedas jugar en la nube. Este se encarga de sacar adelante toda la carga asociada a la ejecución de los juegos, y nosotros ponemos el software.

Esta diferenciación es muy importante, ya que implica que la valoración de GeForce Now de NVIDIA depende íntegramente de la experiencia de juego que ofrece, es decir, del rendimiento y las latencias que consigue al ejecutar juegos complejos y títulos de última generación.

¿Estará a la altura? Teniendo en cuenta que todavía se encuentra en fase beta no esperamos de inicio una experiencia perfecta, pero tenemos muchas cosas que contaros, así que poneos cómodos.

Primeros pasos: instalación y configuración de GeForce Now

Como hemos dicho para empezar a utilizar GeForce Now debemos tener acceso a la beta (podemos solicitarlo a través de este enlace) y descargar el cliente. Es muy ligero (la descarga no llega a los 100 MB) y ocupa muy poco espacio.

Una vez instalado solo tenemos que abrir el archivo ejecutable y listo, se nos abrirá una interfaz como la que podemos ver en las imágenes adjuntas. En ella encontraremos diferentes opciones de configuración que nos permitirán ajustar la resolución y la tasa de fotogramas por segundo que queremos disfrutar.

La calidad y fluidez que escojamos determinará en gran medida la experiencia de uso que tendremos, y también el consumo de datos por hora. Si utilizamos una conexión estándar para el hogar no tenemos nada de qué preocuparnos, ya que no tenemos límites, pero como vemos jugar con datos móviles no es una buena idea aunque cumplamos los requisitos, ya que en una hora podemos consumir hasta 10 GB si optamos por 1080p y 60 FPS.

Y hablando de requisitos, antes de seguir creo que es un buen momento para hacer una breve parada y recordar las especificaciones mínimas que de cumplir nuestro equipo si queremos utilizar GeForce Now. El servicio funciona en Mac y también en Windows, pero en el caso de los equipos de Apple la lista de modelos compatibles es bastante extensa, así que os invito a echarle un vistazo directamente en la web oficial.

En el caso de que tengamos un PC con Windows estos son los requisitos mínimos a cumplir:

  • Windows 7 de 64 bits.
  • Procesador de doble núcleo.
  • 4 GB de RAM.
  • GPU Intel HD, Radeon HD 3000 o GTX serie 600.
  • Conexión a Internet a 15 Mbps para jugar en 720p y 25 Mbps para jugar en 1080p.
  • Latencia inferior a 40 ms.
  • Conexión Ethernet o Wi-Fi en la banda de 5 GHz.

Sé lo que estáis pensando. ¿Qué ocurre si cumplo los requisitos pero mi conexión a Internet es inestable o tengo una latencia elevada? Nada más iniciar un juego recibiréis un aviso que os alertará de que podéis experimentar problemas que van desde una pérdida de calidad gráfica hasta tirones y retrasos en los tiempos de respuesta.

Esto seguro de que en alguna ocasión habréis tenido que lidiar con el lag en vuestros juegos favoritos. Pues bien, en este caso ocurriría algo muy parecido, con el agravante que supone ver como la calidad gráfica se emborrona de forma notable.

Para evitar problemas es recomendable cerrar procesos y descargas en segundo plano que puedan interferir o consumir recursos asociados a nuestra conexión a Internet.

GeForce Now: una Tesla P40 entra en acción

Con este servicio no tenemos que preocuparnos de cumplir los requisitos de hardware de los juegos que queramos ejecutar. Este es, sin duda, su mayor atractivo, aunque no es el único. Tampoco tendremos que preocuparnos por tener espacio libre ya que los juegos no se instalan, ni de lidiar con configuraciones ni con problemas de compatibilidad.

Una vez que hemos instalado el cliente solo tenemos que buscar los juegos que queremos disfrutar y ejecutarlos, sin más. GeForce Now está asociado a las principales plataformas de juegos en formato digital, incluidas Steam y Uplay, lo que significa que cuando ejecutamos un título que tenemos en cualquiera de esas plataformas tenemos que introducir los datos de nuestra cuenta para validar que, efectivamente, lo tenemos en propiedad.

Los juegos se ejecutan en la nube, concretamente en un servidor que integra un procesador Intel Xeon E5-2697 v4 de 18 núcleos y 36 hilos a 2,3GHz, 16 GB de RAM y una NVIDIA Tesla P40 basada en la arquitectura Pascal, que  suma 3.840 shaders y viene con 24 GB de memoria gráfica. Sí, es un auténtico «bicho», pero como ya os hemos anticipado la experiencia no depende únicamente del hardware que ejecuta el juego, sino de todo el  conjunto de elementos que permiten el servicio de juego en streaming.

Para probar GeForce Now he utilizado un portátil Lenovo que tengo desde hace casi cinco años. Suelo cuidar las cosas, así que se mantiene en perfecto estado, y hace un par de años le puse un SSD de 500 GB como unidad principal para mejorar la experiencia que ofrecía el HDD integrado de 1 TB. En general vuela y es capaz de mover sin problemas todos los juegos de la generación anterior y algunos de la generación actual, pero es cierto que no está al nivel de un equipo para gaming de hoy en día.

Estas son las especificaciones básicas del portátil que he utilizado:

  • Resolución de pantalla 1080p.
  • Procesador Core i7 3632QM con cuatro núcleos y ocho hilos a 2,2 GHz-3,2 GHz, modo normal y turbo.
  • 16 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GeForce GT 740M con 1 GB de GDDR3 para juegos.
  • Intel HD 4000 para uso básico y multimedia.
  • SSD de 500 GB SATA III.
  • HDD de 1 TB a 5.400 RPM.

DOOM 2016 en GeForce Now Beta

Como podéis ver cumple de sobra los requisitos mínimos de GeForce Now, aunque para evitar cualquier tipo de problema he optado por instalar el cliente en el SSD. La conexión a Internet registra los valores que podéis ver en la imagen, y en todo momento estuve conectado por cable Ethernet.

DOOM 2016 es uno de mis juegos favoritos, así que ha sido uno de los que he utilizado para centrar mis pruebas. Con el portátil puedo jugarlo en 720p utilizando una mezcla de ajustes en calidad baja y media y mantener entre 20 y 30 FPS de media. No es una experiencia perfecta, pero entra dentro de lo que podemos considerar como «jugable».

Pues bien, al utilizar GeForce Now el juego se ha ejecutado en 1080p con medias de 50 a 90 FPS y un nivel de calidad bastante bueno. La diferencia ha sido enorme, y debo reconocer que me ha sorprendido ver que la latencia es aceptable, aunque la experiencia no ha sido perfecta.

La tasa de fotogramas por segundo presenta irregularidades muy marcadas, tanto que hay momentos en los que cae por debajo de los 50 FPS y rápidamente vuelve a subir por encima de los 60 FPS. Los tiempos de carga son aceptables pero tienen margen de mejora, y al hacer movimientos rápidos por los escenarios se producen tirones ocasionales que hunden el rendimiento por debajo de los 20 FPS. Obvia decir que en un juego como DOOM 2016 esto representa un problema muy grave.

DOOM 2016 en PC con una GTX 980 TI

He querido comparar el resultado que ofrece GeForce Now con la experiencia de juego que tengo en mi PC de escritorio, equipado con un Ryzen 7 1800X a 4 GHz, 32 GB de DDR4, una GTX 980 TI overclockeada (equivaldría a una GTX 1070) y un SSD PCIE Corsair MP510 de 960 GB, y sin duda esta ha sido muy superior en todos los sentidos, tanto por latencia como por estabilidad y fluidez, y también por calidad gráfica, ya que todo lucia mucho más nítido y definido.

Notas finales: prometedor, pero tiene mucho que mejorar

Haciendo un balance general, y teniendo en mente que es un servicio en fase beta, debo decir que es un servicio que puede ser interesante para aquellos que quieran jugar a determinados títulos sin tener que preocuparse por los requisitos de los juegos, ni tampoco de tener que llevar a cabo instalaciones ni configuraciones.

Dicho de otra forma, GeForce Now se dirige a un perfil concreto de usuario alejado del «gamer» que gusta de «cacharrear en PC», y en su estado actual permite mover títulos triple A en 1080p a 60 FPS sin tener que descargar ni instalar nada, pero la experiencia no es todo lo buena que cabría esperar.

Los tiempos de carga tienen mucho margen de mejora, la latencia no lastra la experiencia de juego pero se nota, la calidad gráfica no llega al nivel que tendríamos en un PC de gama media-alta y el rendimiento presenta inconsistencias graves que, a pesar de ser ocasionales, afectan a la experiencia de juego.

Como aperitivo no está mal, pero NVIDIA tiene muchas cosas que mejorar si quiere que GeForce Now sea realmente una alternativa para jugar en la nube con una experiencia similar a la que tendríamos con un PC gaming de gama media-alta.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído