Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los usuarios pagarían hasta 600 euros por una PS5

Publicado

el

¿Cuánto pagarías por una PS5? Así de directa y clara ha sido una encuesta realizada por el medio alemán Chip.de que ha contado con la participación de más de 5.800 personas, y la respuesta ha sido igual de simple y directa: hasta 600 euros.

Ese es el precio máximo que los usuarios consideran como aceptable, una cifra que, curiosamente, contrasta con el argumento que han esgrimido los principales analistas a favor de los 400 dólares-euros, pero que encaja con la previsión que os hemos dado en MuyComputer, donde hemos venido apuntando a los 499 euros, una cifra que nos parece bastante equilibrada teniendo en cuenta la fecha de lanzamiento de PS5 (2020) y las especificaciones que tendrá la consola de nueva generación de Sony.

Si nos fijamos en la gráfica adjunta veremos que la opinión mayoritaria a favor de un máximo de 600 euros es rotunda, pero curiosamente se produce un hundimiento total una vez que superamos dicha cifra. El precio de lanzamiento de PS4 en Europa fue de 399 euros, pero PS3 llegó al mercado con un precio de 499 euros en su versión con disco duro de 20 GB y de 599 euros en su versión de 599 euros. A pesar de su alto precio fue todo un éxito y acumuló más de 90 millones de unidades vendidas.

He querido traer a colación los precios de las dos generaciones anteriores porque es fácil olvidarse del pasado y pensar que lanzar una consola de nueva generación por 600 euros es una locura. No lo es en absoluto, de hecho recuerdo perfectamente que la PlayStation original (PS1) llegó a España con un precio inicial de 114.900 pesetas, lo que hoy en día equivaldría a unos 690 euros, y os hablo de la segunda mitad de los noventa.

Entiendo que cuanto más barata sea una consola en su lanzamiento mejor tanto para la compañía que la comercializa (impulsa las ventas y acelera el crecimiento de su ecosistema de juegos y servicios) y para los consumidores, pero debemos tener en cuenta que el desarrollo de una consola de nueva generación como PS5 implica el uso de nuevos componentes que representan un aumento de costes importante frente a la generación actual, así que siempre hay un margen mínimo del que Sony no podrá bajar si no quiere acumular unas pérdidas por venta demasiado marcadas.

Os recuerdo que el lanzamiento de PS5 se espera para finales de 2020, y que la consola será retrocompatible con los juegos de PS4.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído