Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AMD contra Intel, cinco años de titánica lucha y Ryzen como vencedor indiscutible

Publicado

el

HP renueva su catálogo de ordenadores portátiles y todo en uno 28

El minorista Mindfactory.de, uno de los más importantes del mercado alemán, se ha convertido en una de las fuentes más fiables y más interesantes a la hora de valorar la lucha que libran Intel y AMD en el sector de los microprocesadores de consumo general.

Han pasado muchas décadas desde que ambas compañías iniciaron su andadura en el sector, pero el dominio del gigante de Santa Clara siempre ha sido claro. Intel ha sabido jugar sus cartas y posicionar sus procesadores en todos los niveles (OEM, sector minorista y sector profesional) para mantener un liderato total en un mercado donde AMD está empezando recuperar terreno, y a un ritmo mucho más rápido de lo que nos habríamos atrevido a imaginar hace apenas un par de años.

La propia Intel reconoció que AMD había hecho un buen trabajo, y que tienen que empezar a tomarse más en serio a su rival directo, pero lo cierto es que el gigante del chip todavía no ha lanzado nada con lo que responder realmente a los Ryzen 3000, y puede que esa respuesta no llegue realmente hasta finales del año que viene, fecha en la que veremos, en teoría, los primeros procesadores Ice Lake-S en proceso de 10 nm.

No hay duda, Zen ha puesto patas arriba el mercado de los procesadores de consumo doméstico, y en sus tres generaciones (Zen, Zen+ y Zen 2) ha dado algo más que un simple toque de atención a Intel. Para entender lo que ha supuesto esta arquitectura para AMD basta con echar un vistazo al historial de ventas de procesadores de dicha compañía en Mindfactiry.de, y compararlas con las de su rival directo, Intel.

Fijaos en los resultados de los de Sunnyvale antes de la llegada de Zen (Ryzen de primera generación), es decir, desde 2015 hasta principios de 2017. AMD no vendía ni siquiera una quinta parte de los procesadores que colocaba Intel en aquella época, y es normal, ya que Bulldozer, la arquitectura que daba vida a sus CPUs FX, no era competitiva ni en rendimiento ni en consumo.

Ahora mirad lo que ocurrió a partir del primer trimestre de 2017. Las ventas de procesadores AMD lograron, por primera vez en años, superar a Intel. Fue un salto enorme, de eso no hay duda, aunque el gigante de Santa Clara supo responder con los procesadores Coffee Lake y recuperó terreno, como podemos ver en la sección final de 2017.

Con la llegada de Zen+ (Ryzen de segunda generación), AMD dio un auténtico puñetazo sobre la mesa y consagró una superioridad total que estaba decayendo a finales de 2018, una situación que, como vemos, se ha repetido con el lanzamiento de Zen 2 (Ryzen de tercera generación).

Es importante tener en cuenta que esta gráfica solo refleja la realidad del minorista tecnológico más importante de Alemania, pero tenemos datos oficiales de otros mercados tan importantes como Corea del Sur y Japón que confirman que AMD ha logrado imponerse a Intel en el mercado de consumo general, y que el dominio absoluto que mantenía el gigante del chip se ha roto por completo.

Como vimos en su momento AMD todavía tiene mucho camino que recorrer en otros sectores (OEM y profesional), pero es imposible negar que con Zen ha logrado algo muy grande, y que se ha recuperado de una situación complicada, tanto que incluso llegó a barajarse su compra por parte de Samsung.

Os recuerdo que hemos actualizado recientemente nuestra guía de compras de procesadores Intel y AMD. Si estáis pensando en actualizar o en montar un nuevo equipo os recomiendo que le echéis un vistazo.

HP renueva su catálogo de ordenadores portátiles y todo en uno 30

Haz clic para ampliar.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído