Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Gracias a Ryzen 3000 AMD ha superado a Intel en Japón y Corea del Sur

Publicado el

AMD ha dado un paso en la dirección correcta con los procesadores Ryzen 3000. Es cierto que Intel tiene todavía la ventaja de contar con un mayor rendimiento bruto, aunque todo parece indicar que se trata de una victoria cogida con pinzas y limitada a la mayor frecuencia de trabajo que  alcanzan los Core 9000, y no al IPC.

Esto es lo que se desprende de las pruebas que he tenido la ocasión de analizar con detenimiento. Los Core 8000 y 9000 ofrecen un rendimiento ligeramente superior en monohilo, pero trabajando a una frecuencia mayor.

No hay duda de que el rendimiento importa, pero si miramos más allá de la potencia bruta nos daremos cuenta enseguida de que los Ryzen 3000 ofrecen un valor precio-prestaciones muy interesante que queda claramente por encima de los Core 8000 y 9000 de Intel.

Son más económicos, ofrecen un rendimiento muy parecido en monohilo y tienen un potencial multihilo mucho mayor. Esto último no es un tema que debamos tomarnos a la ligera, ya que por lo que cuesta un Core i7 8700K, que suma 6 núcleos y 12 hilos, podemos comprar un Ryzen 7 3700X que tiene 8 núcleos y 16 hilos.

Ese buen valor calidad-precio ya se había dejado notar en el mercado alemán, donde los procesadores Ryzen de AMD habían logrado superar en ventas de forma continuada a los Intel Core en el conocido minorista Mindfactory, una realidad que ahora se ha extendido al mercado japonés y al surcoreano, como podemos ver en las gráficas adjuntas.

Se aprecia una tendencia clara por parte de los surcoreanos a apostar por procesadores priorizando la relación coste-rendimiento. Esto es evidente cuando vemos que el chip más vendido por parte de Intel fue el Core i5 9400F, uno de los que incluimos en nuestra guía de procesadores que no valen la pena y alternativas que sí, mientras que el más vendido por parte de AMD fue el Ryzen 7 3700X.

El procesador menos vendido de ese «top» que vemos en la gráfica fue, por parte de Intel, el Core i9 9900K, su tope de gama para el mercado de consumo general. En el caso de AMD el menos vendido fue el Ryzen 3 2200G, un modelo que, curiosamente, posiciona como APU de gama baja.

Es importante tener en cuenta que hablamos de tendencias en mercados locales, es decir, que representan una pequeña victoria para AMD pero no reflejan la realidad a nivel internacional. Intel mantiene su liderato a nivel general, algo que queda patente cuando vemos los datos de cuota que presenta la gráfica que tenemos al final del artículo, cortesía de PassMark, aunque en ella también podemos ver una tendencia positiva por parte de AMD, que desde el lanzamiento de la primera generación de procesadores Ryzen ha logrado ampliar su cuota de mercado, pasando de un 23,10% en el T1 de 2018 a un 29,30% en el T1 de 2019.

La compañía de Sunnyvale ha confirmado que seguirá trabajando con la arquitectura MCM que da vida a Ryzen. Zen 3 será la próxima generación, una revisión de la actual que mantendrá el proceso de 7 nm y que traerá mejoras centradas sobre todo en la eficiencia. No debemos esperar una mejora importante en términos de IPC, al menos en teoría.

Zen 4 llegará después y utilizará, probablemente, el proceso de 7 nm+ (con mejoras a nivel de IPC). Zen 5 será la siguiente gran evolución, ya que supondrá el salto al proceso de 5 nm. Si se mantiene la tendencia que hemos visto cabe esperar una mejora notable a nivel de consumo y de eficiencia derivada de la reducción del proceso de fabricación, y también un mayor rendimiento bruto.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído