Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Expertos de la NASA afirman que Venus pudo albergar agua líquida y vida

Publicado el
Venus

Según unas simulaciones llevadas a cabo por expertos de la NASA, Venus ha podido tener agua líquida y soportar vida hace 2.000 millones o 3.000 millones de años, además que un brutal efecto invernadero podría haber sido el causante de que tanto el agua como la vida desaparecieran del planeta.

Si bien no es una opinión unánime, muchos expertos consideran que Venus orbita en la zona habitable del Sol, por lo que desde este punto reuniría las condiciones para tener agua líquida en su superficie. Sin embargo, dicha agua, en caso de haber estado, se habría evaporado conforme Venus se fue calentando debido un fuerte efecto invernadero. En la actualidad la temperatura de la superficie del planeta se sitúa a unos 450 grados centígrados y la presión atmosférica es 100 veces la de la Tierra.

Las nubes de ácido sulfúrico que envuelven el planeta habrían oscurecido el paisaje, siendo junto a los vientos de 700 kilómetros por hora y la presión atmosférica uno de los principales factores de por qué la investigación de este planeta no avanza rápido, ya que es necesario desarrollar una tecnología específica que soporte la durísimas condiciones de Venus.

Michael Way y Anthony del Genio llevaron a cabo cinco simulaciones de Venus, de las cuales todas mostraron que ha podido tener vida hace 2.000 millones o 3.000 millones de años, cosa que habría cambiado hace unos 700 o 750 millones de años. Por ese tiempo, un evento de repavimentación habría liberado una gran cantidad de dióxido de carbono que estaba bajo la superficie. En tres de los escenarios se simularon océanos de agua en los que los más profundos tendrían una media de 310 metros y los menos profundos 10 metros de media. El dúo de expertos también realizó una simulación de la topografía de la Tierra con un océano de 310 metros y una versión de Venus con un cuerpo de agua de 158 metros de profundidad que cubre la mayor parte de la superficie del planeta.

Tomando como referencia lo que se sabe de la Tierra, la Venus inicial habría tenido altos niveles de dióxido de carbono que gradualmente acabó dentro de rocas de silicato. Las simulaciones apuntan a unas temperaturas que podrían haber estado entre los 20 y 50 grados centígrados, lo que refuerza la posibilidad de encontrar agua líquida y vida. Sin embargo, para que el planeta esté en su estado actual, las cosas tuvieron que cambiar hace unos 700 millones de años, algo en lo que ha podido influir una actividad volcánica que habría liberado el dióxido de carbono de las rocas de silicato sin que necesariamente el magma llegara a la superficie, dando como resultado una barrera que impidió la reabsorción del gas.

Obviamente, al estar hablando de simulaciones, no podemos confirmar nada con certeza. Las peculiaridades de Venus lo convierten en un lugar muy atractivo para investigarlo y ver qué similitudes tiene con la Tierra y si en algún momento albergó agua líquida y vida o la tiene actualmente, sin embargo, por ahora la tecnología humana no es capaz de resistir sus duras condiciones con plenas garantías, por lo que la investigación se ha centrado en Marte, cuyas características no son óptimas para la vida pero sí para que robots puedan recorrer su superficie.

Otro lugar que puede ser de gran interés es el satélite (y posible planeta capturado) Titán, ya que sus características tampoco difieren en exceso de las de la Tierra, si bien, al menos por lo que se sabe de momento, es imposible que albergue vida tal y como la conocemos en nuestro planeta.

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído