Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Será muy complicado comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Publicado el
comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Antes de seguir leyendo este artículo, intenta comprar una PS5, o una Xbox Series X a su precio oficial. Sí, tranquilo, ya sé que es imposible, salvo que echemos un vistazo al mercado de segunda mano y que estemos dispuestos a pagar precios muy elevados. La única consola de nueva generación que podríamos comprar ahora mismo a su precio recomendado es Xbox Series S, y no hay ninguna garantía de que esto vaya a ser así siempre.

Justo al momento de escribir este artículo, lo único que encontré disponible fue la versión digital de PS5 en Amazon, y con un precio de 799 euros, cuando su precio recomendado es de 399,99 euros. Si la comprásemos por ese dinero, estaríamos pagando el doble. Xbox Series X solo estaba disponible en un pack con FIFA 21 por 899 euros. Si te preguntas qué consola es mejor, si PS5 o Xbox Series X, te invito a repasar este artículo.

El próximo 10 de noviembre se cumplirá un año del lanzamiento de Xbox Series X, y lo mismo ocurrirá con PS5 el 12 de noviembre. Parece mentira, pero el tiempo ha pasado tan rápido que no nos hemos dado cuenta de que la nueva generación está a punto de cumplir su primer año «en el mercado», entre comillas porque, en realidad, una parte importante de las unidades que llegaron al canal minorista han acabado en manos de revendedores.

Será muy complicado comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Si alguno de nuestros lectores cree que exagero es porque no ha intentado comprar una PS5 o una Xbox Series X, como he pedido en el primer párrafo. No hay ni una unidad disponible ahora mismo en los principales minoristas españoles, pero si buscamos ambas consolas en las plataformas más populares dentro del mercado de segunda mano nos aparecerán una enorme cantidad de resultados.

En el mercado de segunda mano, donde impera principalmente la reventa, es decir, se comercializan muchas unidades de PS5 y Xbox Series X que realmente están nuevas, ya que el objetivo de los compradores no era disfrutar de ellas, sino aprovechar la situación del mercado para venderlas a un precio mayor y hacer negocio. Así, podemos encontrar unidades de PS5 en su edición digital por entre 500 y 600 euros, mientras que la versión con unidad óptica sube hasta los 700-800 euros. En el caso de Xbox Series X, la cosa es un poco más razonable, y podemos encontrar unidades por menos de 600 euros.

La situación no va a mejorar: Comprar una PS5 o una Xbox Series X será muy difícil incluso en 2022

Es la primera vez en toda mi vida que me encuentro con esta situación, y eso que he vivido todos los lanzamientos de casi todas las generaciones de consolas que llegaron a España, con la única excepción de la Atari 2600. Recuerdo, por ejemplo, que en su primera etapa la disponibilidad de Mega Drive en algunas tiendas no era del todo buena, y que había listas de espera de varias semanas. Os hablo a nivel local, y lo mismo sucedió con Super Nintendo.

Será muy complicado comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Sin embargo, en aquel momento no se trataba de un problema real de stock, sino más bien de la manera en la que trabajaban tiendas y distribuidores, realizando pedidos bajo demanda en lugar de acumular un mínimo de unidades para realizar ventas al instante.

Alguna tienda contaba con unas pocas unidades, otras solo con una para mostrarla al cliente, y cuando se producía cualquier evento y se disparaban los pedidos la situación era verdaderamente caótica. Lo recuerdo muy bien, porque una tienda de mi pueblo no llegó a tiempo para conseguir la Mega Drive que iba a recibir en unas navidades, y al final, por no tener que explicarme que «los Reyes» llegaban tarde, mis padres me compraron una Master System II.

Volviendo a las consolas de nueva generación, todos conocemos la versión oficial con la que nos han intentado explicar por qué no podemos comprar una PS5 o una Xbox Series X. Se trata, en resumen, de un caso de «muerte por éxito», es decir, Sony y Microsoft no pueden fabricar suficientes unidades para abastecer el mercado debido, principalmente, a la escasez de semiconductores y de otros materiales importantes que utilizan los componentes de ambas consolas.

En una reciente entrevista, Phil Spencer, jefe de la división Xbox, ha vuelto a confirmar ese problema, y ha explicado que la cadena tecnológica de suministros no pasa, en general, por su mejor momento, y que no se va a recuperar a corto plazo. Está claro que esta situación afecta tanto a Sony como a Microsoft, ya que ambas compañías necesitan una APU de AMD para fabricar su consola, además de chips de GDDR6 y memoria NAD Flash, que da vida al SSD de cada sistema.

Será muy complicado comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Recuerdo que, a mediados de 2021, vimos algunas informaciones que decían que la situación podría mejorar a finales de este año, y que emprenderíamos el camino hacia una normalización casi total durante el primer trimestre de 2022, aunque yo apostaba por la segunda mitad de dicho año. Al final, ninguna de esas informaciones se cumplirá, y algunas fuentes han llegado a indicar que la situación podría, incluso, ir a peor.

No quiero ser agorero, pero viendo que la escasez de semiconductores sigue en auge, y que el suministro de componentes pasivos tampoco pasa por su mejor momento, la verdad es que no me atrevo a descartar esas previsiones tan negativas. ¿Crees que no es para tanto? Pues recuerda que Sony fue más allá y dijo que sería complicado comprar una PS5 hasta 2023.

¿Qué supondrá esto para las desarrolladoras, y para los amantes de los videojuegos?

Por un lado, que muchos tendrán que esperar para poder dar el salto a la nueva generación, y que deberás cuidar con más esmero tu PS4, PS4 Pro, Xbox One o Xbox One X, ya que debido a la falta de stock de PS5 y Xbox Series X el precio de dichas consolas ha subido considerablemente. Lo único que está impidiendo que se disparen de verdad es que Xbox Series S tiene un buen nivel de stock, y sale más rentable comprarla por 299,99 euros.

Por otro lado, también tendrá un impacto negativo para los que pudieron comprar una PS5 o una Xbox Series X, ya que la base real de usuarios es menor de lo que indican las unidades vendidas debido, como anticipamos, al problema de la especulación y la reventa. Muchos grandes lanzamientos previstos para ambas consolas podrían acabar retrasándose, y lo mismo ocurrirá con el proceso de transición a la nueva generación. En resumen, podríamos estar más años atascados en desarrollos intergeneracionales, y rodeados de una notable falta de innovación.

Será muy complicado comprar una PS5 o una Xbox Series X en 2022

Desarrollar un juego adaptado totalmente a la nueva generación es caro. Si la base de usuarios de PS5 y Xbox Series X no aumenta, este tipo desarrollos no son rentables, y por tanto tampoco son viables, no hay más. Obvia decir que esto también perjudicaría de un modo u otro a los jugadores de PC, que tendremos que seguir lidiando con esos títulos intergeneracionales que ni siquiera son capaces de aprovechar de verdad un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos, un componente que tiene ya más de una década.

En resumen, comprar una PS5 o una Xbox Series X con la misma facilidad con la que pudimos comprar, en su momento, una PS4 o una Xbox One no será posible hasta finales de 2022, aunque puede que nos vayamos incluso a principios de 2023. Debido a esto, tendremos que aceptar que la transición de la nueva generación de consolas va a ser más lenta, con todo lo que ello supondrá tanto para los desarrolladores como para el usuario.

Si no puedes esperar más, pero no quieres comprar una PS5 o una Xbox Series X por encima de su precio recomendado, deberías tener muy en cuenta la Xbox Series S. Es una consola menos potente que las otras dos, pero encaja por méritos propios en el concepto de nueva generación, gracias a su CPU Zen 2 y a su GPU RDNA 2, tiene 10 GB de memoria GDDR6 unificada, viene con un SSD de 512 GB y ofrece todos los servicios de su hermana mayor, incluyendo el Game Pass. Es una alternativa muy interesante, sobre todo si no nos importa jugar en 1080p.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

3 comentarios
  • javi

    si no les mola el precio, que se compren un PC alder lake, con placa 690, DDR5, nvme5.0, etc, etc

  • JAVIER NUÑEZ

    Es verdad que hay escasez para conseguirlas a los precios verdaderos, pero si se consiguen con relativa seguridad. Así lo veo yo acá en Latinoamérica, después que uno quiera comprar la play5 la consigue. Yo compré la mía en una ferretería (lugar donde venden herramientas, cuestiones de construcción), nueva y a buen precio, porque resulta que ellos entre sus productos tienen electrodomésticos y tenían unas a la venta

  • javi

    yo he visto una series S por 260 con juego, mejro imposible con el game pass es leche. No hay excusas los llorones que se vayan a la lloreria. El que no juega barato es porque no quiere

Lo más leído