Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Rusia se enfrenta a más bloqueos del sector tecnológico

Publicado

el

Rusia se enfrenta a más bloqueos del sector tecnológico

No pasa ni un día sin que sepamos de más movimientos del sector tecnológico contra Rusia, a consecuencia de sus acciones bélicas contra Ucrania, al punto de que ayer mismo, el Washington Post llegaba a calificar la situación actual como «Un nuevo telón de acero [que] desciende sobre Internet en Rusia«. Unas medidas cada vez más polémicas para algunos, por el modo en el que inciden en la vida diaria de los ciudadanos rusos, pero que otros consideran fundamentales para alentar a la población del país a presionar a su propio gobierno a dar marcha atrás y detener su ofensiva contra Ucrania.

Aunque no es la acción que más titulares ha provocado, sin duda la más relevante de las últimas horas es que Cogent ha cortado su servicio en Rusia. Si no lo conoces, Cogent es uno de los operadores que forman parte de la Internet troncal, y proporciona conectividad a la red en 50 países con sus más de 123.000 kilómetros de red de fibra óptica. En concreto, y según los datos que se han publicado a raíz de esta medida, Cogent es el segundo mayor proveedor de conexión a Internet de Rusia.

Con respecto a este corte de servicio, la compañía afirma «Nuestro objetivo no es dañar a nadie [en referencia a los ciudadanos rusos]. Es sólo para no permitir que el gobierno ruso tenga otra herramienta en su arsenal de guerra [en referencia a las acciones de ciberguerra llevadas a cabo por Rusia]». Sin embargo, rápidamente han surgido bastantes voces críticas, que afirman que este corte de servicio puede impedir a muchos ciudadanos rusos acceder a otras fuentes de información que no sean las oficiales, ahora que los medios críticos del país también se están enfrentando a acciones en contra por parte del Kremlin.

Tal y como plantean algunos analistas, este corte de servicio puede tener los mismos efectos que el bloqueo impuesto por el gobierno ruso a servicios como Twitter e, incluso, hay quien llega a afirmar que con esta decisión Cogent, aunque no sea de manera intencionada, le hace el trabajo sucio a Putin.

Rusia se enfrenta a más bloqueos del sector tecnológico

En el plano económico, también hemos sabido en las últimas horas de dos golpes bastante sonados. El primero de ellos es que Visa y Mastercard anuncian que suspenderán operaciones en Rusia. Una medida que se suma a los bloqueos que ambas entidades aplicaron, a principios de semana, a varias entidades bancarias rusas que, hasta ese momento, emitían tarjetas de ambas compañías.

Visa afima que la suspensión es «efectiva de inmediato» y que todas las transacciones cesarán en cuestión de días. Por su parte, Mastercard afirma que las tarjetas emitidas por bancos rusos «ya no serán compatibles con la red de Mastercard» y que cualquier Mastercard emitida fuera de Rusia no funcionará en comerciantes o cajeros automáticos rusos, de lo que se deduce que los ciudadanos rusos sí que podrán seguir empleándolas de manera local, algo que no termina de quedar claro en el caso de Visa.

Y a ambas entidades se ha sumado también Paypal, que también ha anunciado la suspensión de todos sus servicios en Rusia. La compañía afirma, eso sí, que concederá un plazo a los usuarios rusos de la plataforma para que puedan retirar de la misma los fondos que puedan mantener en ella en este momento. El bloqueo también afecta a Xoom, el servicio ofrecido por la compañía en Estados Unidos y Canadá para el envío de dinero a más de 130 países.

Y si hace unos días recapitulábamos sobre las acciones del sector de los videojuegos contra Rusia, hoy debemos sumar nuevas incorporaciones a esta lista. Por una parte, Activision Blizzard ha anunciado la suspensión de las ventas de en Rusia, lo que impide a los ciudadanos del país tanto la compra de sus juegos, como el acceso a las compras in app de los mismos. Y dado que el comunicado afirma que se trata de una suspensión «de y en», podemos entender que se aplica tanto a versiones físicas como digitales. Con este movimiento, la compañía se alinea con Microsoft, su futura propietaria salvo que los reguladores lo impidan.

Y la que hasta el momento es la última adhesión por parte de la industria de los videojuegos al bloqueo a Rusia es la de Epic Games, que también ha comunicado que suspende las ventas a Rusia, si bien seguirá ofreciendo acceso, de modo que los jugadores puedan seguir accediendo a los títulos que ya han adquirido. No se aclara, eso sí, si la medida se refiere a juegos, micro transacciones o a ambas, pues el texto «Epic está deteniendo el comercio con Rusia en nuestros juegos en respuesta a su invasión de Ucrania» se puede interpretar de múltiples formas.

 

Con información de Mashable, Business Insider (1 y 2 ) y The Verge

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído