Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

AMD presenta FSR 2.0 y RSR: El reescalado no es el futuro, es el presente

Publicado

el

Radeon FSR 2.0

Hace unos días pude asistir a un evento virtual «a puerta cerrada» donde AMD presentó dos novedades clave: FSR 2.0 y RSR. Ambas tecnologías tienen la misma base y el mismo objetivo, aunque se diferencian en un aspecto muy importante, ya que la tecnología FSR 2.0 se implementa directamente en juegos, mientras que RSR está implementado a nivel de drivers.

Nuestros lectores más avanzados ya tendrán claro qué significa esto, pero para aquellos que todavía tengan dudas os explico cómo afecta al usuario esa diferenciación. RSR de AMD se puede considerar como la respuesta al NIS (NVIDIA Image Scaling) que presentó NVIDIA aprovechando el lanzamiento del DLSS 2.3, y al estar implementado a nivel de drivers se puede utilizar en miles de juegos. Por contra, el FSR solo se puede activar en aquellos juegos que lo integren, y por tanto su compatibilidad es mucho más limitada. En la web oficial de AMD podemos encontrar un listado completo de juegos compatibles.

Este tipo de tecnologías de reescalado implementadas a nivel de drivers, tanto el NIS como el RSR, tienen sentido en algunos casos, pero debemos tener claro que parten de un algoritmo de reescalado básico y que sus resultados no van a estar a la altura de lo que podemos esperar de un reescalado apoyado por IA, como puede ser el DLSS de NVIDIA o el XeSS de Intel. Con todo, pueden ser un recurso muy socorrido si jugamos en resoluciones elevadas y nuestra tarjeta gráfica empieza a quedarse corta.

Antes de empezar, os recuerdo que podéis ampliar todas las imágenes haciendo clic en ellas. Para verlas en su mayor tamaño posible podéis elegir la opción de abrir en ventana nueva y ampliarlas aún más. También podéis descargarlas directamente en vuestro equipo.

Cómo trabaja el RSR de AMD

Ambas tecnologías parten de una resolución inferior a la nativa u objetivo, y utilizan un proceso de reescalado basado en algoritmos. La tecnología RSR funciona a nivel de drivers, lo que quiere decir que primero tenemos que activarla en el panel de control del software Radeon Adrenalin, luego reducimos la resolución del juego y listo, esta se ocupará de reescalar a la resolución nativa de nuestro monitor. Así, por ejemplo, podemos reescalar de 1440p a 2160p.

AMD ha confirmado que no será necesario ningún tipo de hardware dedicado para disfrutar de RSR, pero también ha dejado claro que esta tecnología solo será compatible con las tarjetas gráficas Radeon RX 5000 y RX 6000, lo que significa que solo funcionará con las tarjetas gráficas más recientes basadas en las arquitecturas RDNA y RDNA 2. En este sentido, representa un paso atrás frente a NIS de NVIDIA, ya que esta tecnología funciona con cualquier tarjeta gráfica basada en la arquitectura Maxwell (GTX 745 o superior).

La imagen es muy difícil de analizar en profundidad, pero al reescalar de 1080p a 4K las diferencias son tan evidentes que ni la iluminación ni la posición de esta toma pueden maquillarlas. Al pasar de 1800p a 4K, el resultado parece, a priori, bastante bueno, solo noto una leve pérdida de nitidez.

No puedo profundizar demasiado sobre los resultados que ofrece esta tecnología, ya que solo tengo la captura que encontraréis justo encima de estas líneas, y es complicado apreciar las diferencias no solo porque la iluminación incide de formas diferentes en cada una de ellas, sino también porque la disposición de imágenes va de mayor a menor calidad, lo que hace que cuando llegamos a la imagen con menos píxeles la vista se haya ido acostumbrando y nos impacte menos el cambio.

Por otro lado, las imágenes estáticas no permiten ver fallos típicos que sí encontramos al mover juegos que utilizan técnicas de reescalado a nivel de drivers, como por ejemplo el parpadeo de elementos gráficos en distancias medias, la desaparición de objetos en distancias largas, el «ghosting» y el «shimmering». Con todo, he podido ver diferencias importantes que confirman que hay una reducción de calidad gráfica notable, algo que, no obstante, es totalmente normal, ya que como dije es un simple reescalado a nivel de drivers.

La mejora de calidad que promete es, como vemos, muy marcada, algo que también es totalmente normal, ya que estamos reduciendo el número de píxeles y la carga gráfica al reescalar la imagen.

Vamos ahora con el FSR 2.0, un salto generacional importante

Os soy sincero, todo el entusiasmo que me ha faltado con la tecnología RSR se lo ha llevado el FSR 2.0. Con esta tecnología, AMD parece haber logrado un avance importante frente al FSR de primera generación, y lo más importante es que lo ha conseguido sin tener que recurrir a hardware especializado, y sin tener que limitar el soporte a sus tarjetas gráficas Radeon, lo que significa que seguirá siendo totalmente abierto.

AMD FSR 2.0

Aquí podemos ver una comparativa del modo rendimiento en FSR y FSR 2.0, y también frente al modo nativo. No hay duda de que el FSR 2.0 supone un salto muy grande frente al FSR de primera generación, ya que mantiene una mayor nitidez y un nivel de detalle superior. Fijaos, por ejemplo, en los cables y en los ladrillos.

Según AMD, el FSR 2.0 ofrece «una calidad de imagen similar o mejor que la resolución nativa utilizando suavizado de bordes y elementos temporales». AMD ha dado dos claves de cuya importancia ya os hablé anteriormente cuando valoré las carencias del FSR de primera generación. El FSR 2.0 ya no es un simple reescalado espacial, tiene en cuenta elementos temporales (fotogramas anteriores) para generar el nuevo fotograma reescalado, y no se limita a aplicar una capa de realce para reducir la pérdida de nitidez, sino que aplica además un suavizado de bordes para aminorar el pixelado. Bien jugado por parte de AMD.

FSR 2.0

Misma comparativa, pero con FSR 2.0 y FSR 1.0 en modo calidad. La diferencia a favor del primero sigue siendo muy grande.

Por otro lado, la mejora de calidad que consigue el FSR 2.0 según AMD es tan grande que supera, en todos sus modos de calidad, al FSR de primera generación, y es capaz de doblar el rendimiento, al menos en Deathloop. Todo esto está muy bien, ¿pero realmente es tan bueno como lo pintan? Partiendo de lo que ha mostrado AMD, sí, hay una ganancia de calidad de imagen muy clara, incluso en el modo rendimiento. Las primeras impresiones que me ha dejado el FSR 2.0 son bastante positivas, pero la demo que AMD ha mostrado en vídeo es demasiado simple. Con todo, la adjunto al final del artículo para que tengáis una visión más completa.

AMD ha confirmado que dará más detalles sobre FSR 2.0 el próximo 23 de marzo, así que estaremos atentos para contaros más detalles. También espero poder probar esta tecnología cuando se libere y empiece a llegar a distintos títulos. Aunque AMD todavía no ha dado detalles sobre los requisitos de hardware de FSR 2.0, pero ha dejado claro que ofrecerá una calidad de imagen superior a RSR, que mejorará el rendimiento hasta en un 250% (más del doble) en resoluciones 4K y que será compatible con tarjetas gráficas Radeon, Intel y GeForce.

¿Estará el FSR 2.0 a la altura del DLSS 2.3 de NVIDIA y del XeSS de Intel? Francamente, no lo creo. El uso de inteligencia artificial y de hardware dedicado siempre marcará una diferencia sustancial, aunque es innegable que AMD parece haber logrado un salto importante con el FSR 2.0, y esto es digno de reconocimiento. Muchos jugadores que no tienen una GeForce RTX 20 o RTX 30 van a poder alargar la vida útil de su tarjeta gráfica gracias al FSR 2.0, siempre que AMD no limite demasiado el soporte de esta tecnología.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído