España, mal en tecnología

España, mal en tecnología
18 de septiembre, 2009

España cae al puesto 25 del ranking mundial 2009 de competitividad tecnológica, perdiendo dos puestos frente a la clasificación de 2008, según el informe publicado por el diario The Economist. Nuestro país no llega al aprobado, con una puntuación global de 47,4 puntos sobre 100 al sumar las distintas variables de la clasificación. Un puesto 25 de 66 analizados que nos sitúa por debajo de países como Estonia e Italia y que no debería corresponder con la octava potencia económica mundial.

A pesar de que España obtiene un incremento de 1,1 puntos (47,4 sobre un máximo de 100) con respecto a 2008, se ha visto superada por Estonia (23) e Italia (24) en el ranking de competitividad tecnológica mundial. España obtiene 45,6 puntos sobre 100 en infraestructura tecnológica y un raquítico 10,6 sobre 100 en fomento del I+D. Algo mejor estamos en capital humano (47,9 sobre 100) y especialmente notable es la puntuación en entorno global de negocio que asciende a 87,4 puntos sobre 100.

En la clasificación Estados Unidos repite en la primera posición con Finlandia, Suecia, Canadá y Holanda ocupando los cinco primeros puestos. La mayoría de los veinte primeros países analizados en el estudio se mantienen con respecto al año anterior, excepto Austria y Taiwán que abandona los puestos de privilegios.
La situación de España en competitividad tecnológica no debería soprendernos ya que el Foro Económico Mundial en el informe 2009-2010 sobre competitividad global, nos califica en el puesto 33 de la clasificación, cuatro puestos más abajo que en 2008.

Nos queda mucho que mejorar como explica el presidente del comité español de la BSA, patrocinador del informe: "somos conscientes del gran trabajo que se está llevando a cabo tanto desde la Administración como desde las empresas en pro de un mayor desarrollo tecnológico de nuestro país, pero este nuevo ránking constata la necesidad de redoblar los esfuerzos para lograr el crecimiento".

  • Share This