Rusia quiere prohibir Windows y gravar a Google y Apple

Rusia quiere prohibir Windows y gravar a Google y Apple
10 de febrero, 2016

Prohibir Windows en las administraciones rusas es un viejo proyecto de Vladimir Putin reactivado con el reciente nombramiento de German Klimenko como el asesor número uno del primer ministro en todo lo relacionado con Internet y nuevas tecnologías.

En una entrevista con Bloomberg, Klimenko puso sobre el tapete sus objetivos y dejó claro que las tecnológicas estadounidenses no lo van a tener nada sencillo para trabajar en el territorio del gran oso ruso.

Microsoft, Google y otras compañías estadounidenses “llegaron a un punto de no retorno” cuando cumplieron las sanciones por la anexión de Putin de Crimea. Según Klimenko, “es como si una esposa ve a su marido con otra mujer. Puede hacer un juramento después pero se pierde la confianza”.

Como resultado, es “inevitable” que Rusia vaya a cambiar las redes estatales de Windows a un sistema de código abierto basado en Linux, en un movimiento que 22.000 gobiernos municipales están preparados para hacer de inmediato, dijo.

Google no lo va a tener mejor… y tampoco Apple. El asesor está presionando para aumentar los impuestos con el objetivo de ayudar a nivelar el campo de juego para los competidores rusos como Yandex y Mail.ru. En ésto sus esfuerzos son similares a los de los gobiernos de toda Europa, exceptuando el español, que parece se conforma con que la tecnológica de mayores beneficios mundial pagara a la Hacienda española entre 2010 y 2014, 7,5 millones de impuestos.

El asesor de Putin prevé poner un impuesto a Google y Apple del 18 por ciento, lo que supondría 3.900 millones de dólares de sus ingresos. Klimenko tiene un gran aliado en el Parlamento para hacerlo porque el proyecto de Ley tiene la firma del hoy diputado Andrei Lugovoi. Te sonará cuando sepas que es uno de los dos ex agentes de la KGB acusados por un juez del Reino Unido de asesinar a otro ex agente, Aleksandr Litvinenko, muerto por envenenamiento con polonio-210 y la primera víctima conocida de la era de “terrorismo nuclear”.

Rusia_chips

Más allá del personaje de película de Lugovoi y de la forma de hablar de Klimenko (según Bloomberg fuerte y con tacos), sus argumentos contra Apple y Google los firmaría cualquier político responsable de la Europa Occidental:

Nosotros criamos la vaca y ellos la ordeñan…Cuando un ruso compra una aplicación de Google Play o App Store en cualquier lugar de Europa, el IVA se aplica en el lugar de compra, pero no aquí, en nuestro país bananero”

El asesor de Putin también habló de ciberseguridad. Como puedes imaginar nada bueno desde un país donde el presidente aseguró que Internet “era una creación de la CIA” y el mismo Berners-Lee tuvo que aclarar en tono comedido que Internet fue creado en Universidades por “gente buena e inteligente” para el bien de la humanidad.

No aclaró el “padre” de la World Wide Web que todo depende del uso al que se destine y Klimenko apuntó a ello abundando en la creencia del ejecutivo ruso, que se roba información de ordenadores rusos a través de Windows y que cada bits de los programas de las tecnológicas estadounidenses cumplen los objetivos de su gobierno tanto como el de los accionistas. Sobre Google, su buscador y sus aplicaciones de Internet más de lo mismo: “es una amenaza potencial para nuestra seguridad nacional”.

Y que de gracias Intel que Rusia tiene al menos cinco años de retraso con occidente en fabricación de microprocesadores, porque el Elbrus-4C, totalmente diseñado y desarrollado en los laboratorios de MCST en Moscú, con patrocinio del gobierno ruso e impulsado directamente por Putin, tiene la misión de “evitar la dependencia y espionaje de Estados Unidos”.

Rusia (al igual que China) han iniciado proyectos estratégicos para producir chips propios, evitando la dependencia de las tecnológicas estadounidenses y -dicen- el espionaje que a través de productos electrónicos llevan a cabo sus agencias de inteligencia. Otra consecuencia de las actividades de NSA.

Rusia_2

Con una ciberguerra latente desde hace años, el asesor de Putin también habló de interponer barreras en el ciberespacio. “La forma en que se ha hecho en Corea del Norte o China con su servidor de seguridad probablemente no nos encaja, pero es sólo una cuestión de tiempo”“No sería fatal si Google deja Rusia, Yandex y Mail.ru tienen tecnologías similares”, aseguro Klimenko confirmando que las grandes tecnológicas no van a tener sencillo operar en Rusia. 

  • Share This