Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Guía de compras: las mejores tarjetas gráficas NVIDIA y AMD (septiembre)

Publicado el

Hemos pasado varios meses sin actualizar nuestra guía de compras dedicada a tarjetas gráficas NVIDIA y AMD por una razón muy simple: los precios estaban inflados y no era un buen momento para comprar. Podríamos haber forzado la situación y haberos recomendado algunos modelos, pero no nos parecía correcto, y por ello hemos preferido esperar a que la situación se normalizase de verdad.

Tras la explosión de la burbuja del minado de criptodivisas se ha producido una importante caída en la demanda de tarjetas gráficas de consumo general que poco a poco ha ido poniendo las cosas en orden. Los precios siguen un poco inflados, sobre todo teniendo en cuenta que hay series que ya llevan dos años en el mercado, pero al menos hemos vuelto a un nivel que podemos considerar como razonable, así que es un buen momento para renovar por completo nuestra guía dedicada a tarjetas gráficas.

Sabemos que de todas las guías que hemos publicado ha sido una de las que más os ha gustado, y por ello vamos a escribirla desde cero y a ponerla totalmente al día. No sólo os dejaremos una selección de las mejores tarjetas gráficas que podéis comprar en cada momento siguiendo el binomio calidad-precio, sino que además os dejaremos información relacionada con el rendimiento relativo de cada modelo, criterios básicos que debéis seguir a la hora de elegir y el procesador y la fuente de alimentación que podemos considerar como el mínimo recomendable para cada tarjeta gráfica.

Hay mucho que leer, así que preparaos que empezamos. Como siempre podéis dejar cualquier duda en los comentarios.

Consideraciones previas

Antes de lanzarnos a bucear en el enorme catálogo de tarjetas gráficas que podemos encontrar actualmente debemos tener en cuenta una serie de criterios básicos que nos servirán como punto de partida y nos ayudarán a acertar en nuestra elección.

No, no basta con elegir el mejor modelo en relación calidad-precio, antes debemos resolver una serie de cuestiones que vamos a repasar a continuación:

  1. Qué uso vas a dar a la tarjeta gráfica: es fundamental. Debes pensar si vas a jugar o no, y en caso de hacerlo a qué resolución quieres mover los juegos. Ésta debe ser la base de la que debes partir antes de comprar.
  2. NVIDIA y AMD, valor de marca: circulan muchos bulos que menosprecian a una y otra marca. Debemos deshacernos de esos prejuicios, ya que solo nos llevarán a hacer una compra equivocada. Ambas compañías comercializan tarjetas gráficas muy competitivas, y en sentido estricto no podemos limitarnos a decir sin más que una es mejor que otra.
  3. Ten en cuenta el hardware que utilizas: debes valorar qué procesador va a acompañar a tu nueva tarjeta gráfica, si tienes espacio en tu torre para montarla y si tu fuente cuenta con la potencia, el amperaje y los conectores necesarios para utilizarla. Para ayudaros en este punto acompañaremos cada recomendación del mínimo que podemos considerar como óptimo para cada tarjeta gráfica.
  4. Los colorines y la pomposidad no importan: es algo básico pero debemos tenerlo muy en cuenta. Cualquier tarjeta gráfica con un diseño personalizado está, por lo general, debidamente construida para funcionar sin problemas y con una temperatura óptima. No tenemos porque buscar modelos personalizados muy caros, no marcarán una diferencia importante en rendimiento pero sí en precio. Son una mala compra.
  5. Tu presupuesto: si tienes suficiente para comprar una tarjeta gráfica que no te permite jugar en condiciones óptimas a la resolución que quieras sería buena idea ahorrar un poco más y esperar a que puedas comprar un modelo superior.

Tarjetas gráficas NVIDIA y AMD

Actualmente NVIDIA tiene en el mercado de tarjetas gráficas de consumo general dos grandes generaciones: Pascal y la recién estrenada Turing. No contamos Volta porque aunque ha sido utilizada en la GTX TITAN V dicha gama no cuadra realmente dentro de lo que podemos considerar como “consumo general”.

Pascal es una auténtica veterana y una enorme evolución sobre Maxwell. Gracias al salto al proceso de 16 nm (28 nm en Maxwell) Pascal mejoró enormemente el rendimiento y la eficiencia energética. Para que os hagáis una idea una GTX 1070 de 8 GB prácticamente al mismo nivel que una GTX 980 TI, y con un TDP de 150 vatios frente a los 250 vatios de la segunda.

Por desgracia Turing no ha marcado un cambio tan drástico. Esta arquitectura es en términos de shaders y rasterización una evolución menor frente a Pascal, algo que se deja notar en los resultados que han obtenido en las primeras comparativas de rendimiento. Tampoco mejoran significativamente la eficiencia frente a la generación anterior, y tenemos que irnos a una RTX 2080 para encontrar un modelo capaz de rendir casi al mismo nivel que el tope de gama anterior.

En el caso de Pascal la GTX 1070 compite con la GTX 980 TI, y lo hacía por poco más de 450 euros. Con Turing la RTX 2070 que cuesta 649 euros no supera a la GTX 1080 TI, y la RTTX 2080 queda un poco por encima resulta más cara, ya que cuesta 849 euros.

Todo esto nos ha llevado a omitir directamente las RTX 2080 y RTX 2080 TI. No ofrecen un buen valor precio-prestaciones, y hasta que no veamos pruebas con trazado de rayos y DLSS que nos hagan cambiar de idea seguirán estando fuera de esta guía.

Saltamos ahora a AMD. La compañía de Sunnyvale ha llevado a cabo una aproximación muy particular con sus nuevas generaciones, que actualmente están divididas en dos grandes gamas: las Radeon RX serie 500, basadas en Polaris, y las Radeon RX Vega, basadas en el núcleo homónimo.

Ambas están fabricadas en proceso de 14 nm y son capaces de competir con las soluciones gráficas más potentes de NVIDIA, aunque los resultados dependen de cada juego en concreto. Por ejemplo, una Radeon RX Vega 64 rinde al nivel de una GTX 1080 de media, pero en algunos casos ha demostrado que puede superar a una GTX 1080 TI si el juego está debidamente optimizado y aprovecha el potencial de DirectX 12 o de Vulkan.

Las soluciones de AMD fueron las más perjudicadas por la burbuja del minado de las criptodivisas, pero ahora que los precios se han normalizado han recuperado en parte esa fantástica relación calidad-precio que tenían cuando llegaron al mercado hace cosa de un año.

Guía de compras: tarjetas gráficas por menos de 200 euros

En esta gama se incluyen aquellas tarjetas gráficas que nos permitirán mover juegos en resoluciones 1080p de forma óptima, siempre que estemos dispuestos a reducir la calidad gráfica para mantener un buen nivel de fluidez.

Hemos omitido las tarjetas gráficas menos potentes, como las GeForce GT 1030 y las Radeon RX 550, porque creemos que no son una buena inversión. La Radeon RX 560 tiene una disponibilidad muy baja y un precio muy alto, así que también queda fuera.

GeForce GTX 1050 OC por 134,99 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP107).
  • 640 shaders.
  • 40 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 128 bits.
  • GPU a 1.404 MHz/1.518 MHz.
  • 2 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.

Se lleva bien con cualquier procesador de gama baja, como los Core i3 serie 2000 o superior, Pentium G4560 y AMD FX 4300. Requiere 16A y nos basta una fuente de 300 vatios.

Con ella podremos jugar en resoluciones 1080p y calidades medias o altas en la mayoría de los casos. Queda por encima de una GTX 950.

Gigabyte GeForce GTX 1050Ti D5 por 172,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP107).
  • 768 shaders.
  • 48 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 128 bits.
  • GPU a 1.392 MHz/1.430 MHz.
  • 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.

Es recomendable contar como mínimo con un procesador Pentium G4560, un Core i3 serie 2000 o un FX 4300 como mínimo. Se conforma con 16A y una fuente de 300 vatios.

En términos de rendimiento podemos esperar una buena experiencia en 1080p con calidades altas en la mayoría de los casos. Su equivalente más cercano es una GTX 960 de 4 GB.

Guía de compras: tarjetas gráficas por menos de 400 euros

Nos metemos de lleno en lo que podemos considerar como gama media. Esta franja de precios es sin duda la más popular en el mercado de consumo general y es comprensible, ya que en él se encuentran modelos muy equilibrados que pueden ofrecer una experiencia perfecta en 1080p con calidades máximas e incluso en 1440p si nos vamos al “tope” de dicha gama.

Tened en cuenta que los modelos con más memoria gráfica deberían ofrecer una mayor vida útil, sobre todo cuando se produzca la transición con el lanzamiento de las consolas de nueva generación, PS5 y Xbox Two, así que pueden ser una buena inversión cuando la diferencia de precio sea razonable frente a los modelos con menos memoria.

Sapphire Pulse Radeon RX 570 por 219,90 euros.

  • Arquitectura Polaris 20.
  • 2.048 shaders.
  • 128 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.244 MHz.
  • 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.
  • Requiere conector de 6 pines.

Para aprovecharla debemos contar al menos con un procesador Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Los Core i5 2500 y FX 8350 son una alternativa ajustada, pero también pueden cumplir en la mayoría de los casos. Necesitaréis una fuente de alimentación de 28A y 450 vatios.

Ofrece un rendimiento muy bueno en resoluciones 1080p con calidades máximas en la mayoría de los casos, y nos permite subir a 1440p reduciendo calidad gráfica. Su equivalente aproximado es una GTX 1060 de 3 GB-GTX 970, o una Radeon R9 290X-390X.

Zotac GeForce GTX 1060 Mini por 284,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP106).
  • 1.280 shaders.
  • 80 unidades de textura.
  • 48 unidades de rasterizado.
  • Bus de 192 bits.
  • GPU a 1.506 MHz/1.708 MHz.
  • 6 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 6 pines.

También es recomendable contar como mínimo con un Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Tiene un consumo bastante bajo, así que es suficiente con una fuente de 400 vatios y 20A.

En términos de rendimiento es capaz de mover cualquier cosa en 1080p con calidades máximas de forma óptima, y puede también con resoluciones 1440p bajando un poco el nivel de calidad. Su equivalente aproximado es una RX 580 de 8 GB-GTX 980.

Sapphire Nitro+ Radeon RX 580 por 289,99 euros.

  • Arquitectura Polaris 20.
  • 2.304 shaders.
  • 144 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.340 MHz.
  • 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere dos conectores de 8 pines y de 6 pines.

En este caso es recomendable contar como mínimo con un Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Para moverla sin problemas nos hará falta una fuente con 30A y 500 vatios.

Es una de las tarjetas gráficas más versátiles dentro de su rango de precio. Ofrece una experiencia perfecta en resoluciones 1080p con calidades máximas en casi todos los casos y puede incluso con resoluciones 1440p, siempre que no nos importe reducir un poco los ajustes gráficos. Su equivalente aproximado es una Radeon Fury-GTX 1060 de 6 GB.

Guía de compras: tarjetas gráficas de más de 400 euros

Terminamos con la gama alta. En este nivel encontramos las tarjetas gráficas más potentes de NVIDIA y AMD. Con ellas podemos disfrutar de una experiencia plena en 1440p con calidades máximas e incluso en 2160p, dependiendo de cada modelo en concreto.

Los modelos de AMD han demostrado estar mejor preparados para trabajar con APIs avanzadas como DirectX 12 y Vulkan. Sus precios continúan inflados, aunque se han empezado a normalizar poco a poco.

EVGA GeForce GTX 1070 por 426,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP104).
  • 1.920 shaders.
  • 120 unidades de textura.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.594 MHz-1.784 MHz.
  • 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 8 pines.

Es una tarjeta gráfica muy potente y para poder aprovecharla es recomendable contar al menos con un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X. Nos basta con una fuente de 500 vatios con 26A.

Puede con todo en 1440p y calidades máximas, y ofrece una buena experiencia en 2160p si reducimos la calidad gráfica. Su equivalente más cercano es la GTX 980 TI.

Sapphire Radeon RX Vega 56 por 499 euros.

  • Arquitectura Vega 10.
  • 3.584 shaders.
  • 224 unidades de texturizado.
  • 64 unidades de rasterizado
  • Bus de 2.048 bits.
  • 8 GB de HBM2 a 1.600 MHz efectivos.
  • Hasta 1.572 MHz en la GPU (frecuencia dinámica).
  • Requiere dos conectores de alimentación de 8 pines.

Una tarjeta gráfica de alto rendimiento, y como tal necesita al menos un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X. Se trata de un modelo con overclock, así que es recomendable contar con una fuente de alimentación de 700 vatios y 32A.

Ofrece un rendimiento excelente en resoluciones 1440p con calidades máximas, y puede con juegos en 2160p ajustando la calidad gráfica. Su equivalente aproximado es una GTX 1070 TI.

GIGABYTE GeForce GTX 1080 WindForce OC por 527,99 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP104).
  • 2.560 shaders.
  • 160 unidades de textura.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.657 MHz/1.797 MHz.
  • 8 GB de GDDR5X a 10 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 8 pines.

Una de las mejores tarjetas gráficas de gama alta en relación calidad-precio. Un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X son también el mínimo recomendable, pero no es muy exigente en términos de alimentación, ya que basta con un 550 vatios y 30A.

Con ella podemos jugar con todas las garantías en 1440p. Puede con cualquier cosa en 2160p, pero reduciendo un poco la calidad gráfica. Su equivalente más cercano es la Radeon RX Vega 64.

GIGABYTE Aorus Geforce GTX 1080 Ti por 699,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP102).
  • 3.584 shaders.
  • 224 unidades de textura.
  • 88 unidades de rasterizado.
  • Bus de 352 bits.
  • GPU a 1.594 MHz/1.708 MHz.
  • 11 GB de GDDR5X a 11 GHz efectivos.
  • Requiere dos conectores de 8 pines.

La tarjeta gráfica más potente hasta la llegada de las RTX 2080 TI. Debemos contar con un Core i5 8400 o un Ryzen 5 1600 para poder aprovecharla adecuadamente. Nuestra fuente de alimentación debe ser de 600 vatios y 35A.

Ofrece una experiencia óptima en 2160p con calidades máximas en la mayoría de los casos. Su equivalente más cercano es la RTX 2080.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Guías

Procesadores, tarjetas gráficas y cuello de botella: todo lo que debes saber

Publicado el

El sector de los procesadores de consumo general acumula una gran cantidad de generaciones, de gamas y de modelos, y lo mismo ocurre con el sector de las tarjetas gráficas, que ha pasado por una etapa complicada debido a la burbuja del minado de criptodivisas. Dicha burbuja dio un enorme impulso al mercado de tarjetas gráficas de segunda mano, una alternativa muy interesante y atractiva, sobre todo tras la estabilización de los precios que se ha producido durante los últimos meses.

Elegir una tarjeta gráfica para jugar depende de muchos factores. El primero es el precio, ya que será nuestro presupuesto el que determine a qué gama podremos aspirar. Una vez que tenemos esa base debemos tener en cuenta la resolución a la que vamos a jugar y la configuración de nuestro equipo, tanto en lo que respecta al espacio que tenemos en la torre como a la fuente de alimentación, y también al procesador.

No todos los procesadores ofrecen el mismo rendimiento, esto está claro, pero no todo el mundo es consciente de la importancia que tienen a la hora de jugar y de cómo pueden afectar al rendimiento de la tarjeta gráfica. Si unimos una tarjeta gráfica de alto rendimiento a un procesador de baja potencia tendremos un enorme cuello de botella, ya que la CPU no podrá trabajar al nivel que exige la GPU y ésta quedará desaprovechada.

Procesadores y cuello de botella: ¿por qué es un problema tan grave?

A la hora de montar un PC para juegos es fácil pensar que casi todo el presupuesto debe ir destinado a la tarjeta gráfica y sí, no es una afirmación errónea, pero con matices. El procesador juega un papel fundamental en el rendimiento del equipo, ya que es el encargado de realizar las tareas generales que permiten el trabajo especializado del resto de componentes.

Cuando una CPU no es capaz de procesar datos a la velocidad que le demanda algún componente podemos considerar que hay un cuello de botella. Es importante tener en cuenta que esto no ocurre únicamente en procesadores que tengan una baja frecuencia de trabajo, sino que también puede suceder en aquellos que no sean capaces de manejar de forma simultánea el número de hilos que requiere una determinada aplicación.

Si hablamos de juegos la CPU se encarga, entre otras cosas, de procesar acciones en tiempo real, física,  animaciones, interfaz y datos de sonido. Esto quiere decir que hay algunos ajustes que podemos configurar para reducir el consumo de CPU en algunos juegos, aunque debemos tener claro que es más complicado suavizar el impacto de un cuello de botella presente en el procesador que una falta de rendimiento a nivel de GPU.

El motivo principal es simple, si nuestra GPU no es muy potente bastará con reducir la resolución. Este cambio ya suele ser suficiente en la mayoría de los casos, pero también podemos bajar la calidad gráfica para conseguir una experiencia aceptable. Por contra, si nuestra CPU no da la talla puede que tengamos un problema imposible de resolver (por ejemplo en juegos que requieren cuatro núcleos pero tenemos dos núcleos).

Rendimiento de Assassin´s Creed Odyssey en configuraciones de 2, 4 y 6 núcleos. En procesadores de 2 núcleos no arranca, y solo rinde de forma óptima a partir de cuatro núcleos y ocho hilos. (DSOGaming).

¿Qué síntomas identifican un cuello de botella debido al procesador?

Tener un cuello de botella causado por el procesador no implica que no podamos disfrutar de un rendimiento óptimo en ciertas aplicaciones, o que no podamos ejecutar aquellas en las que se producen problemas por dicho cuello de botella.

Para entenderlo mejor nos basta con un ejemplo sencillo. Un procesador Core 2 Duo puede ofrecer una buena experiencia en Windows 10 y con aplicaciones ligeras, también puede ejecutar juegos como GTA V, pero en dicho juego actúa como cuello de botella por su bajo IPC y porque solo tiene dos núcleos (el juego requiere cuatro núcleos o cuatro hilos para funcionar correctamente).

Identificar un cuello de botella producido por el procesador del equipo puede ser complicado en algunos casos, así que os dejamos una serie de síntomas que os permitirán confirmarlo con total seguridad:

  • Tasas de fotogramas por segundo bajas o inconsistentes a pesar de que contamos con una GPU potente.
  • Problemas de estabilidad y tiempos de carga muy elevados.
  • Bloqueos o fallos del sistema al utilizar aplicaciones que hacen un uso intensivo de la CPU.
  • Parones y saltos (stuttering) al utilizar aplicaciones que hacen un uso intensivo de la CPU.

¿Qué puedo hacer para evitar el cuello de botella?

No todos los procesadores ofrecen el mismo rendimiento, ni siquiera dentro de una misma gama, y tampoco podemos esperar un rendimiento uniforme en las diferentes aplicaciones que utilizamos a diario.

Conseguir un equilibrio perfecto entre componentes es sencillamente imposible. Siempre vamos a tener un determinado cuello de botella, que puede ser más o menos marcado en función de la configuración del equipo y de las exigencias de cada aplicación. Algunas aplicaciones dependen mucho de la CPU, tanto que pueden requerir un nivel por encima de lo normal, mientras que  otras requieren más GPU y pueden llevarnos a la misma situación. Siempre tendremos cuello de botella, pero la clave está en reducirlo al mínimo para conseguir una experiencia óptima.

Ya hablamos sobre ello hace unos días en un artículo dedicado a montar un PC Gaming equilibrado. El presupuesto y el uso que vayamos a dar al equipo marcan las bases sobre las que debemos partir para montar un equipo equilibrado, y a partir de ahí debemos elegir con cautela.

No vamos a hacer un listado exhaustivo ya que podríamos listar tantas configuraciones que este artículo sería prácticamente infinito. En su lugar os vamos a dejar una serie de configuraciones de referencia que os servirán para tener un punto de partida sobre el que trabajar en montajes concretos. No sólo intentaremos evitar el cuello de botella provocado por procesadores mal elegidos, sino que os mostraremos configuraciones equilibradas en todos sus componentes.

  • PC para ofimática y multimedia: este tipo de equipos no resultan especialmente complejos. Un procesador de dos núcleos y cuatro hilos como el Pentium G4560, 4 GB de RAM y una unidad de almacenamiento SSD sería una configuración perfectamente equilibrada. No necesitamos una GPU potente, así que nos bastaría con la integrada del procesador.
  • PC para gaming: aquí es donde se complican bastante las cosas. Un equipo de gama media bien equilibrado debe contar al menos con un procesador de seis núcleos, 8 GB de memoria RAM y una tarjeta gráfica GTX 1060 o Radeon RX 580. Un SSD como unidad principal y un HDD para almacenamiento secundario ayudan a completar una configuración redonda.
  • PC para aplicaciones profesionales: también es complicado dar una configuración base. Lo ideal es que tengáis claro qué tipo de aplicaciones vais a utilizar principalmente y que grado de dependencia tienen de la CPU, la GPU y la memoria. En cualquier caso un PC con un Ryzen 7 2700, 16 GB de RAM a 3.200 MHz y una GTX 1080-Radeon Vega 64 nos sirve como ejemplo de equipo bien equilibrado.

Aquí podemos ver el impacto que tiene el procesador en el rendimiento de una tarjeta gráfica de gama media y de gama alta. (Hardware Unboxed)

¿Cómo puedo paliar el cuello de botella en la CPU?

La solución definitiva es clara: cambiar la CPU. Si no podemos cambiar dicho componente o simplemente queremos esperar al lanzamiento de una nueva generación de procesadores podemos reducir los efectos negativos que produce este cuello de botella siguiendo los consejos que os vamos a dejar a continuación.

Tened en cuenta que no harán milagros, y que si nuestro procesador no está muy por debajo de lo que exige una determinada aplicación puede que ni siquiera lleguemos a conseguir una mejora significativa.

  • Elevar la resolución: esto nos permite equilibrar mejor la carga cuando contamos con una GPU muy potente y una CPU que no está a su altura. A mayor resolución menor impacto del procesador en la tasa de fotogramas por segundo, y a la inversa.
  • Cierra procesos en segundo plano: es una manera de recuperar recursos a nivel CPU. En sistemas operativos como Windows 10 podemos abrir el administrador de tareas y forzar el cierre de aquellos procesos que no estemos utilizando y que estén consumiendo recursos.
  • Haz overclock: algunos procesadores escalan tan bien con las frecuencias de trabajo que un poco de overclock logra darles una segunda vida. El mejor ejemplo lo tenemos en los Core i5 y Core i7 serie 2000, que pueden romper la barrera de los 4 GHz y mejoran mucho en términos de potencia bruta.
  • Sube la velocidad de la RAM: una memoria RAM más rápida puede ayudar a mejorar el rendimiento de la CPU, ya que es un componente que está muy unido al procesador.
  • Reduce los ajustes que consuman CPU: aplica a juegos. Reducir la configuración gráfica de aquellos ajustes que dependen directamente del procesador puede ayudarnos a mejorar el rendimiento. Entre ellos se encuentran la cantidad de NPCs, la vegetación, la distancia de visión, la física y las animaciones.

Así escala Shadow of the Tomb Raider en función del procesador utilizado. El salto de cuatro núcleos (Core i5 6600K) a seis núcleos (Ryzen 5 2600X) marca una diferencia clara. (Guru3D)

¿Qué procesador es el mínimo recomendable para cada tarjeta gráfica?

Tampoco tiene sentido hacer un listado completo que cubra de forma exhaustiva cada tarjeta gráfica, ya que nos llevaría a ampliar este artículo de forma innecesaria. En este caso vamos a hacer una división por gamas que nos permitirá establecer de forma sencilla unos baremos mínimos que podréis tomar como referencia.

Como hemos dicho partiremos del mínimo recomendado para una buena experiencia, lo que significa que aunque habrá cuello de botella el mismo se encuadrará dentro de lo que podemos considerar como un nivel aceptable.

  • Tarjetas gráficas de gama baja: en este grupo tenemos todas aquellas que empiezan a partir de una GT 740 con GDDR5-Radeon HD 7750 y llegan hasta una RX 460-560 o GTX 950-GTX 1050. El mínimo para estas tarjetas gráficas es un procesador Core i3 serie 2000 o un FX serie 4300.
  • Tarjetas gráficas de gama media: subimos un peldaño y la cosa cambia de forma notable. Aquí cuadrantodos los modelos que van desde un GTX 770-Radeon HD 7950 y sus equivalentes más actuales, como las GTX 1050 TI y R9 280, hasta las GTX 980-GTX 1060 y RX 470-570-RX 480-580. El mínimo recomendable es un Core i5 2500K, un FX 8350 o un Ryzen 3 1200.
  • Tarjetas gráficas de gama alta: esta categoría arranca con las GTX 1070 (GTX 980 TI), GTX 1080 y las Radeon Fury X y Vega 56, y se extiende hasta llegar a las RTX 2080 TI. Son tarjetas muy potentes y necesitan procesadores que puedan aguantar el tipo. El mínimo recomendable es un Core i7 4770 o un Ryzen 5 1400.

Continuar leyendo

Guías

Guía: Cómo dar una segunda vida a tu PC por poco dinero

Publicado el

Con el paso del tiempo los ordenadores van quedando superados por los nuevos componentes y tecnologías que van apareciendo, una realidad que acaba llevando a muchos usuarios a tener que enfrentar una renovación para dar una segunda vida a su equipo antes de desecharlo por completo a favor de un PC nuevo.

Esto se consigue a través de lo que conocemos como actualizaciones parciales, una recurso muy socorrido que se ha utilizado casi desde el nacimiento de la informática moderna y que permite seguir aprovechando componentes que todavía ofrecen un buen nivel de rendimiento, incluso aunque los acompañemos de otras piezas más nuevas.

Leer artículo completo

Continuar leyendo

Guías

Probamos Windows 10 October 2018 Update y sus novedades

Publicado el
Microsoft tiene un problema de calidad de software en Windows 10

Microsoft ha comenzado el despliegue de Windows 10 October 2018 Update una vez publicada la versión final de esta segunda actualización del año que lleva por número de compilación general 1809.

La nueva versión de Windows 10 se ofrece en cuatro ediciones generales, Home, Pro, Education y Enterprise, es la base de otras variantes como “S” o “Workstations” y también las de las versiones dedicadas para Xbox, la plataforma de realidad mixta, HoloLens o la específica para dispositivos IoT.

Windows 10 October 2018 Update es una actualización incremental de la versión de primavera April 2018 Update, aunque puede actualizar cualquier versión de Windows 10 anterior. Como ellas, es gratuita para equipos con licencia activa de Windows 10 validados por los servidores de Microsoft.

Incluye nuevas características, soporte hardware mejorado, solución de bugs conocidos y todas las actualizaciones de seguridad publicadas hasta el cierre de su desarrollo en el mes de septiembre.

Instalación Windows 10 October 2018 Update

No vamos a extendernos demasiado en este apartado porque esta misma semana te hemos ofrecido un artículo práctico sobre el particular. Solo recordar las opciones de instalación del sistema que son las mismas que en versiones anteriores de Windows 10:

  • Actualización desde Windows Update. Microsoft ya ha comenzado el despliegue para una parte de equipos y lo implementará con carácter general a partir del 9 de octubre.
  • Actualización desde el portal web de Windows 10. Accedes a la nueva versión en su portal web para Windows 10, descargas el archivo “Windows10Upgrade9252.exe”, lo ejecutas y sigues las instrucciones. Transparente y automática, este tipo de actualización conserva aplicaciones y archivos existentes. (No olvides realizar una copia de seguridad previa)
  • Instalación limpia mediante ISO. Microsoft ofrece también una imagen del sistema para los usuarios que quieran realizar una instalación limpia desde cero en cualquier equipo. Este tipo de instalaciones se realiza descargando la herramienta “MediaCreationTool” también disponible en el portal web para Windows 10. Esta herramienta permite tanto la actualización del sistema como la descarga de una imagen ISO, grabarla directamente en un medio óptico o medio USB o guardarla para ‘quemarla’ con otra aplicación externa.

Windows 10 Insider

Equipo de prueba

En nuestro caso, y después de realizar previamente una copia de seguridad (obligatoria ante los problemas que pueden surgir, algunos conocidos y graves como la pérdida de archivos de usuario) de todo el sistema a un disco duro externo por si hubiera algún problema, optamos por una instalación desde cero mediante la imagen ISO, creando el medio de instalación con la aplicación Rufus en un pendrive USB 3.0 de 32 GB. La instalación ‘limpia’ requiere volver a ajustar la configuración del sistema, instalar drivers y aplicaciones y subir los archivos personales. Para usuarios medios o avanzados merece la pena porque ofrece ventajas.

La instalación es más rápida que la actualización y es una buena ocasión para limpiar el equipo de carga innecesaria de aplicaciones o procesos después de unos meses de uso (una degradación habitual en Windows), limpiar rastros de virus o de adware que se nos hayan podido colar y, ya que estamos, liberar espacio de almacenamiento de esos archivos o aplicaciones que no usamos.

La instalación la realizamos sobre un portátil MSI Leopard que tenemos para pruebas con procesador Intel Core i7-7700, 16 GB de memoria DDR4, gráfica NVIDIA GTX 1050 y SSD SATA Samsung de 256 GB.

Windows 10 October 2018 Update puede instalarse en equipos más antiguos porque los requisitos mínimos son mínimos de verdad y son similares a los de Windows 7 y Windows 8. Hay aspectos de Windows 10 que siguen sin gustarnos, pero hay que reconocer el buen trabajo de Microsoft en este apartado. El sistema funciona bien en equipos con nivel de hardware básico.

La instalación se completa en apenas 8 minutos sin ningún problema. Aún así, evitamos instalar el nuevo Windows 10 en el PC de sobremesa que tenemos para producción.

Lo hemos hablado en otras ocasiones. Aunque la recomendación general para cualquier tipo de software es mantenerlo actualizado en el menor espacio de tiempo, simplemente no queremos correr riesgo alguno después de comprobar la falta de estabilidad de versiones anteriores y las conocidas para ésta, incluyendo la eliminación de archivos de usuarios. El Backup previo es obligatorio y si eres de los que prefieres esperar puedes retrasar su actualización siguiendo esta guía.

Novedades Windows 10 October 2018 Update

La instalación sobre un equipo con unidad de estado sólido la completarás en muy pocos minutos. Pronto oirás a la asistente virtual Cortana y te encontrarás gestionando la configuración básica (incluyendo algunos aspectos de privacidad) antes de acceder al escritorio. No esperes una revolución porque se trata de una actualización incremental de la versión de primavera, pero sí bastantes novedades y ajustes. Le damos un repaso a lo que puedes encontrar y que -básicamente- es lo que hemos ido conociendo en los últimos meses los que vamos probando las versiones beta en el canal Insider.

Interfaz de usuario

Microsoft continúa apostando por el lenguaje de diseño Fluent Desing para mejorar y unificar el aspecto del sistema operativo y las aplicaciones incluidas, las universales UWP como plataforma común para todos los dispositivos que ejecuten Windows 10 y creemos que en un futuro, también el resto, porque Fluent Desing llegará a las aplicaciones Win32.

En Windows 10 October 2018 Update lo vemos en los nuevos efectos de transparencia para la vista de tareas; en la vista previa en el menú de inicio al realizar búsquedas; en el efecto de atenuación de las notificaciones del Centro de actividades o en los bordes ocultos minimizando los límites de las ventanas, que en lugar de colores, los bordes podrán ser grises y tendrán efecto de desvanecimiento.

También vemos este “diseño fluído” en más aplicaciones del sistema como la solución de seguridad Windows Defender; en el  fondo borroso de la aplicación de línea del tiempo, Timeline, o en la barra del navegador Edge con un nuevo efecto de profundidad.

El “modo oscuro” se consolida en muchas aplicaciones y también en Windows 10, una de las mejores implementaciones que se pueden encontrar y que ahora se extiende a otras aplicaciones, como la tienda Microsoft Store o el explorador de archivos.

La nueva plataforma móvil de Microsoft es Android

A rey muerto, rey puesto. Desaparecido Windows Mobile, la nueva versión de Windows 10 renueva los esfuerzos de Microsoft para integrar mejor Windows con Android y también con el iOS de Apple. Un movimiento tan natural como inteligente que se concreta con la mejora de la app “Tu teléfono” que proporciona acceso al contenido de un smartphone directamente en tu PC una vez vinculado.

Desde ahí, puedes enviar mensajes de texto SMS o visualizar fotos de un smarphone Android en el PC o trasladar páginas web en un iPhone. Con la función Timeline, podrás continuar la tarea donde la dejaste en tu PC actual u en otro donde hayas iniciado sesión. Para ello, los usuarios de Android necesitarán la aplicación Microsoft Launcher (actualizada a la v5.0), mientras que una vista previa para los iPhone estarán disponibles próximamente.

Microsoft toma Android como plataforma propia y para el futuro prepara otras funcionalidades más avanzadas como la capacidad de replicar la pantalla y el uso de cualquier aplicación de Android en tu ordenador personal. Las app se ejecutarán en el terminal, pero la función de mirroring permitirá interactuar con ellas mediante el teclado, el ratón o la pantalla táctil sin tocar el teléfono. Estas funciones de sincronización todavía están muy verdes, pero su potencial es grande y confirman que Android es la plataforma móvil de Microsoft.

Microsoft Edge

Microsoft sigue mejorando el navegador web exclusivo de Windows 10 siempre que tiene ocasión. Y es la mejor opción para convencer al personal de su uso sin artimañas aprovechando su posición de privilegio como sucedió recientemente y que terminó volviéndose en su contra.

Dice Microsoft que la versión para Windows 10 October 2018 Update es la mejor de la historia del navegador. Y lo creemos. Una de las novedades para esta versión es la capacidad de evitar que los sitios web reproduzcan vídeos automáticamente. Una molestia con la que nos castigan algunos sitios web.

La interfaz del navegador Edge también ofrece otras funciones útiles. Ahora puedes ver tus mejores sitios en la “lista de salto” que aparece cuando haces clic con el botón derecho en el acceso directo de Edge en la barra de tareas o en el menú de Inicio. En la vista “Pestañas que has apartado”, accesible haciendo clic en el botón en la esquina superior izquierda de Edge, ahora puedes asignar etiquetas a grupos de pestañas guardadas. En el panel de descargas, puedes hacer clic con el botón derecho en las descargas para buscar opciones como “Mostrar en la carpeta” y “Copiar enlace”.

Otro de los cambios en la interfaz es que cuando utilizas el navegador como visor de PDF predeterminado, también verás un nuevo icono para archivos PDF en el Explorador de archivos. En el apartado de la seguridad, se añade la compatibilidad con la API de autenticación web para el uso de inicios de sesión de clave de seguridad FIDO U2F y biométricos. También hay una nueva función de búsqueda en el diccionario y mejoras en la compatibilidad.

Mejoras en conexiones con banda ancha móvil

Microsoft pretende dar respuesta al lanzamiento de los equipos “siempre conectados” (presentes en el mercado profesional desde hace tiempo y que ahora pretenden ampliarse al mercado de consumo) con un nuevo marco de controlador “Net Adapter” en Windows.

Ello mejorará la fiabilidad de la conexión en PCs que usen banda ancha móvil (LTE), ya sea usando una tarjeta SIM, un módem USB o las nuevas eSIM virtuales que hemos visto en equipos como el Spectre Folio de HP. Este nuevo controlador es el predeterminado a partir de la compilación 17677 y promete mejorar la forma en que Windows maneja las conexiones a Internet.

La función de conexión a datos móviles se puede gestionar en la pantalla de Configuración> Red e Internet. El uso de datos ahora también muestra la cantidad gastada en roaming y se mejora la gestión del límite de los datos, las restricciones a los datos de fondo, el uso de datos en Wi-Fi, las conexiones Ethernet cableadas y las mencionadas de datos móviles.

SwiftKey alimenta el teclado virtual de Windows 10

Microsoft compró SwiftKey en 2016 y está disponible para dispositivos móviles Android, iPhones e iPads. En Windows 10 October 2018 Update llega al escritorio para alimentar el teclado virtual del sistema.

Usando inteligencia artificial y aprendizaje automático, proporciona autocorrecciones y predicciones más precisas al aprender tu estilo de escritura. También ofrece compatibilidad con deslizamiento por tipo, lo que permite pasar de una letra a otra deslizando el dedo en lugar de tocar cada una de ellas. Funciona con varios idiomas, español incluido.

El portapapeles se va a la nube

Las prestaciones del portapapeles aumenta con Cloud Clipboard. Usa la misma tecnología que respalda la función de sincronización de la línea de tiempo para llevarlo a la nube y permitir sincronización entre PCs a través de las teclas de acceso rápido “Windows + V”.

También puedes sincronizar manualmente haciendo clic en un ícono en la ventana emergente del portapapeles, evitando que Windows sincronice datos potencialmente confidenciales como contraseñas y números de tarjetas de crédito. En el futuro, Microsoft agregará soporte para el portapapeles en la nube al teclado SwiftKey para Android, iPhone y iPad. Podremos copiar y pegar entre móviles o tableta y PCs con Windows 10.

Mejora de las capturas de pantalla

Windows 10 October 2018 Update dice adiós a la herramienta de captura de pantalla Snipping Tool. En su reemplazo, Microsoft ha colocado a Screen Sketch. Como las aplicaciones de terceros, podremos tomar una captura de toda la pantalla, de una ventana o de una sección de la misma recortada.

Una vez tomada una captura, Sketch permitirá dibujar sobre ella y agregar anotaciones, incluidas flechas y resaltados.Esta herramienta de recorte se habilita con las teclas rápidas “Windows + Shift + S” o con un botón en el centro de acción. También se podrá configurar en la página de configuración de “Accesibilidad” para que aparezca cuando presionemos la tecla Imprimir pantalla del teclado. Snipping Tool no será eliminada de inmediato, sino en próximas versiones de Windows 10.

Mejoras en la Barra de Juego

La Game Bar fue rediseñada en Windows 10 April 2018 Update y ahora añade funciones de visualización del rendimiento para que podamos ver los cuadros por segundo (FPS) de un juego, el uso de la CPU, el uso de la VRAM de la GPU y el uso de la memoria RAM del sistema.

También se han añadido controles de audio integrados que permiten elegir el dispositivo de salida de audio predeterminado o controlar el volumen de otras aplicaciones en el sistema.

Otro de los añadidos ha sido un botón “Dedicar recursos”. Esto permite una nueva opción de modo de juego que -según Microsoft- mejorará el rendimiento del juego en PCs con múltiples tareas en ejecución en segundo plano. No esperes grandes resultados. Estéticamente están bien y permiten tomas de partidas o grabar juegos, pero las mejoras de rendimiento en la ejecución de videojuegos son mínimas o nulas.

Administrador de tareas

El Administrador de tareas de Windows ahora incluye dos columnas nuevas en la pestaña de procesos principales. Estas columnas están diseñadas para ayudar al usuario a entender qué aplicaciones y servicios de su sistema consumen más energía. Tienen en cuenta la actividad de uso de CPU, GPU y almacenamiento para estimar la cantidad de energía que usa cada proceso. Una herramienta de gestión muy útil para profesionales o usuarios medios-avanzados que quieran controlar a fondo el funcionamiento de su equipo o resolver algunos problemas que se derivan de su uso.

Skype

Windows 10 October 2018 Update estrena una nueva versión de la aplicación de comunicaciones de Microsoft. Se trata en realidad de Skype 8 que ya estaba disponible como aplicación de escritorio y reemplaza a la anterior app universal.

Skype 8 es una aplicación multiplataforma y es una gran mejora con respecto al antiguo cliente con nuevas funciones que incluyen grabación de llamadas, conversaciones privadas cifradas, SMS Connect con teléfonos Android, así como varios complementos, incluidos Spotify y Giphy.

Los complementos de Skype permiten acceder a servicios de terceros directamente desde tus conversaciones de Skype, y Microsoft To-Do es el último servicio disponible para estar disponible de esta forma. Una vez que hayas iniciado sesión en Microsoft To-Do dentro de Skype, podrás abrir el panel de tareas para administrar sus listas y también crear una nueva tarea desde cualquier mensaje de Skype. Microsoft To-Do también está integrado en otros servicios de Microsoft, desde ayer en Outlook.

La nueva versión de Skype también se integra con el recurso compartido de Windows 10, MyPeople, y puede recibir notificaciones push incluso cuando la aplicación no se está ejecutando.

Aplicaciones “progresivas”

Microsoft ha mejorado una de las novedades de Windows 10 Spring Creators Update, el soporte para las denominadas apps progresivas (PWAs) que estarán disponibles en la tienda oficial a finales de año. Es básicamente un nuevo estándar para aplicaciones web que se comportan como aplicaciones de escritorio. Microsoft indexará los PWA y los ofrecerá a través de la aplicación Microsoft Store, lo que le permitirá instalarlos como cualquier otra aplicación de Windows 10. En el futuro, también podremos instalarlas directamente desde Microsoft Edge.

Cada aplicación tiene su propia ventana y acceso directo a la barra de tareas, puede ejecutarse sin conexión y puede enviar notificaciones. Google, Mozilla y Microsoft ya las soportan e incluso Apple está añadiendo algo de apoyo a esta tecnología. Visto que las apps “universales” UWP no son capaces de atraer a desarrolladores, las apps progresivas pueden ser una solución para tener en Windows 10 software multiplataforma de calidad. En Windows 10 October 2018 Update podremos ver dos modos de pantalla, la completa y una mínima de ventana con controles de navegación.

157 nuevos emoji

Es difícil mantenerse al día ante la inmensa cantidad de estos ideogramas que usamos habitualmente en mensajería y sitios web. La actualización de octubre añade soporte para Unicode 11 y 157 nuevos emoji, incluidos superhéroes, pelirrojos, una bandera pirata y una llama.

Microsoft también ha modificado algunos de los existentes. Puedes usar la combinación de teclas “Windows + punto” para acceder al panel de emojis.

Seguridad de Windows

Microsoft ha vuelto a renombrar su solución de seguridad nativa para Windows 10 a “Seguridad de Windows”. Aparte del nombre, vemos novedades como la gestión de las “Amenazas actuales” que ahora muestra todas las amenazas potenciales que necesitan algún tipo de acción del usuario. También se podrán “Bloquear comportamientos sospechosos” que ayudará al proteger el PC contra exploits con el soporte del Windows Defender Exploit Guard.

Otra de las mejoras llega de la gestión y acceso de terceras aplicaciones a las carpetas controladas para proteger tus archivos del ransomware. También hay una nueva página en Seguridad de Windows> Configuración> Administrar proveedores, que nos mostrará otras aplicaciones antivirus, antimalware, cortafuegos y en general de seguridad que tengamos instalado en el PC.

Mejora de las búsquedas

También mejorado el funcionamiento de las búsquedas en Windows, que ahora ofrece vista previa de documentos, archivos, correos electrónicos o contactos y de resultados de búsqueda on-line o una lista de archivos a los que accedió recientemente cuando buscas en Word u otra aplicación, y la sección “Elija donde lo dejó” para volver a ella.

Sigue el amor por Linux

El ‘cortejo’ de Microsoft a Linux continúa. El objetivo es claro: que los usuarios de Linux (especialmente desarrolladores) dispongan de herramientas nativas en Windows sin tener que recurrir al uso de herramientas de terceros, distribuciones Linux o máquinas virtuales.

Si usas Bash en Windows, la nueva versión tendrá una característica que mucha gente ha estado pidiendo: atajos de teclado para copiar y pegar. Ahora puede hacer clic con el botón derecho en la barra de título de la ventana de la consola y seleccionar “Propiedades” para buscar la opción que habilite Ctrl + Shift + C y Ctrl + Shift + V para copiar y pegar. Estos atajos de teclado están deshabilitados por defecto por razones de compatibilidad.

Otra de las novedades es que el bloc de notas admitirá caracteres de final de línea (EOL) de estilo UNIX . Específicamente, admitirá finales de línea de UNIX / Linux (LF) y terminaciones Mac (CR). Ello significa que un archivo de texto creado en Linux o Mac podrá abrirse y editarse correctamente en el Bloc de notas de Windows.

Hay más, como la posibilidad de lanzar un Shell de Linux desde el menú contextual del explorador de archivos o la capacidad de definir las políticas del cortafuegos del sistema para cualquier proceso del subsistema Windows para Linux.

Windows Sets se ha retrasado y es una lástima

El uso de pestañas en las aplicaciones de Windows (como en un navegador web) fue una de las características más interesantes que en término de novedades en experiencia de usuario vimos en las versiones de prueba. En las últimas compilaciones fue eliminada lo que ya avanzaba que no iba a llegar a tiempo para la actualización de otoño. Apúntala para el futuro.

Sets o “Conjuntos” permitirá tener una ventana que contenga un documento de Microsoft Word, una página web de Microsoft Edge o una pestaña del Explorador de archivos. Podemos arrastrar y soltar pestañas entre ventanas y contaremos con atajos de teclado como Ctrl + Windows + Tab para cambiar entre ellas.

Los conjuntos no solo funcionarán con aplicaciones del sistema sino con las de terceros, aunque las aplicaciones de escritorio que tengan sus propias barras de título personalizadas (Google Chrome, Mozilla Firefox, iTunes, Steam…) no serán compatibles con Sets. En todo caso, muy interesante.

Otras novedades Windows 10 October 2018 Update

El nuevo Windows 10 ofrece novedades en otras cuestiones menores, entre las que podemos destacar:

  • Disk Cleaner será eliminado. Sus funciones pasarán a integrarse en el “Sensor de almacenamiento” presente en Configuración.
  • OneDrive incluye una nueva función capaz de llevar archivos locales a la nube de OneDrive de forma automática, para evitar que nos quedemos sin espacio de almacenamiento. También se integra en el sensor de almacenamiento.
  • Niveles de batería Bluetooth en la Configuración. Podrán verse los porcentajes de la batería Bluetooth en la pantalla Configuración> Dispositivos> Bluetooth. Solo funciona con dispositivos que admitan esta característica, como el lápiz óptico Surface Pen. El sistema emitirá una notificación cuando uno de estos dispositivos tenga poca batería.
  • Extracción segura de GPUs externas. Eliminación segura de las gráficas externas de las gráficas dedicadas externas conectadas de la misma forma que hacemos con un USB.
  • Notificaciones de privacidad. Si la configuración de privacidad bloquea el acceso a un componente como un micrófono en una aplicación, verás una notificación emergente que lo informará.
  • Ajuste de video según la iluminación. Cuando esté habilitado, Windows 10 usará el sensor de brillo de tu dispositivo para ajustar automáticamente la reproducción de video y hacerlo más visible en función de la iluminación que lo rodea.
  • Mejoras en el Sensor de almacenamiento. Windows podrá ahora eliminar automáticamente los archivos bajo demanda de OneDrive que no hayas abierto en su momento para liberar espacio.
  • Compatibilidad HEIF. Soporte para el nuevo formato de imagen creado por el MPEG Group y que está impulsando Apple para reemplazar a JPG.
  • Typing Insights. Windows usará inteligencia artificial y aprendizaje automático (ML) para ayudar a completar automáticamente palabras y corregir la ortografía, por ejemplo, al escribir con el teclado táctil.
  • Instalación de idiomas. Los paquetes de idioma de la tienda de Microsoft ahora se pueden instalar desde la herramienta de Configuración del sistema.
  • Ajustes de sonido. Traslado de algunos componentes del panel de control a la herramienta de Configuración.

Además de las anteriores, hay otras destinadas especialmente a empresas, como la mejora de la experiencia de las actualizaciones (un dolor de cabeza para administradores) haciendo uso del aprendizaje automático y modelos predictivos, haciendo que el sistema sepa cuál es el mejor momento para llevar a cabo el proceso. También interesante las mejoras en la línea del tiempo con la inclusión de soporte para Adobe Clous Suite: las destinadas a las herramientas de administración remota de servidores, RSAT, o l Windows Defender Application Guard (WDAG), que permite a los usuarios visitar sitios web en un contenedor aislado habilitado para el hipervisor Hyper-V.

No, Windows 10 October 2018 Update no es una revolución, pero como habrás visto sí ofrece muchas novedades y ajustes, corrección de errores y las actualizaciones de seguridad publicadas hasta septiembre. Más allá de que te guste su interfaz y un Modern UI cada vez más presente en el sistema, la verdad es que funciona muy bien y en equipos con bajos recursos lo que es importante. Sí volveríamos a pedir una mayor estabilidad en los lanzamientos (esta versión sigue con errores) y que Microsoft de ejemplo a los OEMs eliminando las aplicaciones basura (bloatware) de su sistema operativo de referencia.

Actualización: Microsoft ha retirado la actualización Windows 10 October 2018 Update ante los errores reportados, principalmente el de la pérdida de archivos de usuario.

Continuar leyendo

Top 5 Cupones

Lo más leído