Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Guía de compras: las mejores tarjetas gráficas NVIDIA y AMD (septiembre)

Publicado el

Hemos pasado varios meses sin actualizar nuestra guía de compras dedicada a tarjetas gráficas NVIDIA y AMD por una razón muy simple: los precios estaban inflados y no era un buen momento para comprar. Podríamos haber forzado la situación y haberos recomendado algunos modelos, pero no nos parecía correcto, y por ello hemos preferido esperar a que la situación se normalizase de verdad.

Tras la explosión de la burbuja del minado de criptodivisas se ha producido una importante caída en la demanda de tarjetas gráficas de consumo general que poco a poco ha ido poniendo las cosas en orden. Los precios siguen un poco inflados, sobre todo teniendo en cuenta que hay series que ya llevan dos años en el mercado, pero al menos hemos vuelto a un nivel que podemos considerar como razonable, así que es un buen momento para renovar por completo nuestra guía dedicada a tarjetas gráficas.

Sabemos que de todas las guías que hemos publicado ha sido una de las que más os ha gustado, y por ello vamos a escribirla desde cero y a ponerla totalmente al día. No sólo os dejaremos una selección de las mejores tarjetas gráficas que podéis comprar en cada momento siguiendo el binomio calidad-precio, sino que además os dejaremos información relacionada con el rendimiento relativo de cada modelo, criterios básicos que debéis seguir a la hora de elegir y el procesador y la fuente de alimentación que podemos considerar como el mínimo recomendable para cada tarjeta gráfica.

Hay mucho que leer, así que preparaos que empezamos. Como siempre podéis dejar cualquier duda en los comentarios.

Consideraciones previas

Antes de lanzarnos a bucear en el enorme catálogo de tarjetas gráficas que podemos encontrar actualmente debemos tener en cuenta una serie de criterios básicos que nos servirán como punto de partida y nos ayudarán a acertar en nuestra elección.

No, no basta con elegir el mejor modelo en relación calidad-precio, antes debemos resolver una serie de cuestiones que vamos a repasar a continuación:

  1. Qué uso vas a dar a la tarjeta gráfica: es fundamental. Debes pensar si vas a jugar o no, y en caso de hacerlo a qué resolución quieres mover los juegos. Ésta debe ser la base de la que debes partir antes de comprar.
  2. NVIDIA y AMD, valor de marca: circulan muchos bulos que menosprecian a una y otra marca. Debemos deshacernos de esos prejuicios, ya que solo nos llevarán a hacer una compra equivocada. Ambas compañías comercializan tarjetas gráficas muy competitivas, y en sentido estricto no podemos limitarnos a decir sin más que una es mejor que otra.
  3. Ten en cuenta el hardware que utilizas: debes valorar qué procesador va a acompañar a tu nueva tarjeta gráfica, si tienes espacio en tu torre para montarla y si tu fuente cuenta con la potencia, el amperaje y los conectores necesarios para utilizarla. Para ayudaros en este punto acompañaremos cada recomendación del mínimo que podemos considerar como óptimo para cada tarjeta gráfica.
  4. Los colorines y la pomposidad no importan: es algo básico pero debemos tenerlo muy en cuenta. Cualquier tarjeta gráfica con un diseño personalizado está, por lo general, debidamente construida para funcionar sin problemas y con una temperatura óptima. No tenemos porque buscar modelos personalizados muy caros, no marcarán una diferencia importante en rendimiento pero sí en precio. Son una mala compra.
  5. Tu presupuesto: si tienes suficiente para comprar una tarjeta gráfica que no te permite jugar en condiciones óptimas a la resolución que quieras sería buena idea ahorrar un poco más y esperar a que puedas comprar un modelo superior.

Tarjetas gráficas NVIDIA y AMD

Actualmente NVIDIA tiene en el mercado de tarjetas gráficas de consumo general dos grandes generaciones: Pascal y la recién estrenada Turing. No contamos Volta porque aunque ha sido utilizada en la GTX TITAN V dicha gama no cuadra realmente dentro de lo que podemos considerar como “consumo general”.

Pascal es una auténtica veterana y una enorme evolución sobre Maxwell. Gracias al salto al proceso de 16 nm (28 nm en Maxwell) Pascal mejoró enormemente el rendimiento y la eficiencia energética. Para que os hagáis una idea una GTX 1070 de 8 GB prácticamente al mismo nivel que una GTX 980 TI, y con un TDP de 150 vatios frente a los 250 vatios de la segunda.

Por desgracia Turing no ha marcado un cambio tan drástico. Esta arquitectura es en términos de shaders y rasterización una evolución menor frente a Pascal, algo que se deja notar en los resultados que han obtenido en las primeras comparativas de rendimiento. Tampoco mejoran significativamente la eficiencia frente a la generación anterior, y tenemos que irnos a una RTX 2080 para encontrar un modelo capaz de rendir casi al mismo nivel que el tope de gama anterior.

En el caso de Pascal la GTX 1070 compite con la GTX 980 TI, y lo hacía por poco más de 450 euros. Con Turing la RTX 2070 que cuesta 649 euros no supera a la GTX 1080 TI, y la RTTX 2080 queda un poco por encima resulta más cara, ya que cuesta 849 euros.

Todo esto nos ha llevado a omitir directamente las RTX 2080 y RTX 2080 TI. No ofrecen un buen valor precio-prestaciones, y hasta que no veamos pruebas con trazado de rayos y DLSS que nos hagan cambiar de idea seguirán estando fuera de esta guía.

Saltamos ahora a AMD. La compañía de Sunnyvale ha llevado a cabo una aproximación muy particular con sus nuevas generaciones, que actualmente están divididas en dos grandes gamas: las Radeon RX serie 500, basadas en Polaris, y las Radeon RX Vega, basadas en el núcleo homónimo.

Ambas están fabricadas en proceso de 14 nm y son capaces de competir con las soluciones gráficas más potentes de NVIDIA, aunque los resultados dependen de cada juego en concreto. Por ejemplo, una Radeon RX Vega 64 rinde al nivel de una GTX 1080 de media, pero en algunos casos ha demostrado que puede superar a una GTX 1080 TI si el juego está debidamente optimizado y aprovecha el potencial de DirectX 12 o de Vulkan.

Las soluciones de AMD fueron las más perjudicadas por la burbuja del minado de las criptodivisas, pero ahora que los precios se han normalizado han recuperado en parte esa fantástica relación calidad-precio que tenían cuando llegaron al mercado hace cosa de un año.

Guía de compras: tarjetas gráficas por menos de 200 euros

En esta gama se incluyen aquellas tarjetas gráficas que nos permitirán mover juegos en resoluciones 1080p de forma óptima, siempre que estemos dispuestos a reducir la calidad gráfica para mantener un buen nivel de fluidez.

Hemos omitido las tarjetas gráficas menos potentes, como las GeForce GT 1030 y las Radeon RX 550, porque creemos que no son una buena inversión. La Radeon RX 560 tiene una disponibilidad muy baja y un precio muy alto, así que también queda fuera.

GeForce GTX 1050 OC por 134,99 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP107).
  • 640 shaders.
  • 40 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 128 bits.
  • GPU a 1.404 MHz/1.518 MHz.
  • 2 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.

Se lleva bien con cualquier procesador de gama baja, como los Core i3 serie 2000 o superior, Pentium G4560 y AMD FX 4300. Requiere 16A y nos basta una fuente de 300 vatios.

Con ella podremos jugar en resoluciones 1080p y calidades medias o altas en la mayoría de los casos. Queda por encima de una GTX 950.

Gigabyte GeForce GTX 1050Ti D5 por 172,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP107).
  • 768 shaders.
  • 48 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 128 bits.
  • GPU a 1.392 MHz/1.430 MHz.
  • 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.

Es recomendable contar como mínimo con un procesador Pentium G4560, un Core i3 serie 2000 o un FX 4300 como mínimo. Se conforma con 16A y una fuente de 300 vatios.

En términos de rendimiento podemos esperar una buena experiencia en 1080p con calidades altas en la mayoría de los casos. Su equivalente más cercano es una GTX 960 de 4 GB.

Guía de compras: tarjetas gráficas por menos de 400 euros

Nos metemos de lleno en lo que podemos considerar como gama media. Esta franja de precios es sin duda la más popular en el mercado de consumo general y es comprensible, ya que en él se encuentran modelos muy equilibrados que pueden ofrecer una experiencia perfecta en 1080p con calidades máximas e incluso en 1440p si nos vamos al “tope” de dicha gama.

Tened en cuenta que los modelos con más memoria gráfica deberían ofrecer una mayor vida útil, sobre todo cuando se produzca la transición con el lanzamiento de las consolas de nueva generación, PS5 y Xbox Two, así que pueden ser una buena inversión cuando la diferencia de precio sea razonable frente a los modelos con menos memoria.

Sapphire Pulse Radeon RX 570 por 219,90 euros.

  • Arquitectura Polaris 20.
  • 2.048 shaders.
  • 128 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.244 MHz.
  • 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos.
  • Requiere conector de 6 pines.

Para aprovecharla debemos contar al menos con un procesador Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Los Core i5 2500 y FX 8350 son una alternativa ajustada, pero también pueden cumplir en la mayoría de los casos. Necesitaréis una fuente de alimentación de 28A y 450 vatios.

Ofrece un rendimiento muy bueno en resoluciones 1080p con calidades máximas en la mayoría de los casos, y nos permite subir a 1440p reduciendo calidad gráfica. Su equivalente aproximado es una GTX 1060 de 3 GB-GTX 970, o una Radeon R9 290X-390X.

Zotac GeForce GTX 1060 Mini por 284,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP106).
  • 1.280 shaders.
  • 80 unidades de textura.
  • 48 unidades de rasterizado.
  • Bus de 192 bits.
  • GPU a 1.506 MHz/1.708 MHz.
  • 6 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 6 pines.

También es recomendable contar como mínimo con un Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Tiene un consumo bastante bajo, así que es suficiente con una fuente de 400 vatios y 20A.

En términos de rendimiento es capaz de mover cualquier cosa en 1080p con calidades máximas de forma óptima, y puede también con resoluciones 1440p bajando un poco el nivel de calidad. Su equivalente aproximado es una RX 580 de 8 GB-GTX 980.

Sapphire Nitro+ Radeon RX 580 por 289,99 euros.

  • Arquitectura Polaris 20.
  • 2.304 shaders.
  • 144 unidades de textura.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.340 MHz.
  • 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere dos conectores de 8 pines y de 6 pines.

En este caso es recomendable contar como mínimo con un Core i3 8100 o un Ryzen 3 1200. Para moverla sin problemas nos hará falta una fuente con 30A y 500 vatios.

Es una de las tarjetas gráficas más versátiles dentro de su rango de precio. Ofrece una experiencia perfecta en resoluciones 1080p con calidades máximas en casi todos los casos y puede incluso con resoluciones 1440p, siempre que no nos importe reducir un poco los ajustes gráficos. Su equivalente aproximado es una Radeon Fury-GTX 1060 de 6 GB.

Guía de compras: tarjetas gráficas de más de 400 euros

Terminamos con la gama alta. En este nivel encontramos las tarjetas gráficas más potentes de NVIDIA y AMD. Con ellas podemos disfrutar de una experiencia plena en 1440p con calidades máximas e incluso en 2160p, dependiendo de cada modelo en concreto.

Los modelos de AMD han demostrado estar mejor preparados para trabajar con APIs avanzadas como DirectX 12 y Vulkan. Sus precios continúan inflados, aunque se han empezado a normalizar poco a poco.

EVGA GeForce GTX 1070 por 426,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP104).
  • 1.920 shaders.
  • 120 unidades de textura.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.594 MHz-1.784 MHz.
  • 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 8 pines.

Es una tarjeta gráfica muy potente y para poder aprovecharla es recomendable contar al menos con un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X. Nos basta con una fuente de 500 vatios con 26A.

Puede con todo en 1440p y calidades máximas, y ofrece una buena experiencia en 2160p si reducimos la calidad gráfica. Su equivalente más cercano es la GTX 980 TI.

Sapphire Radeon RX Vega 56 por 499 euros.

  • Arquitectura Vega 10.
  • 3.584 shaders.
  • 224 unidades de texturizado.
  • 64 unidades de rasterizado
  • Bus de 2.048 bits.
  • 8 GB de HBM2 a 1.600 MHz efectivos.
  • Hasta 1.572 MHz en la GPU (frecuencia dinámica).
  • Requiere dos conectores de alimentación de 8 pines.

Una tarjeta gráfica de alto rendimiento, y como tal necesita al menos un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X. Se trata de un modelo con overclock, así que es recomendable contar con una fuente de alimentación de 700 vatios y 32A.

Ofrece un rendimiento excelente en resoluciones 1440p con calidades máximas, y puede con juegos en 2160p ajustando la calidad gráfica. Su equivalente aproximado es una GTX 1070 TI.

GIGABYTE GeForce GTX 1080 WindForce OC por 527,99 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP104).
  • 2.560 shaders.
  • 160 unidades de textura.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • GPU a 1.657 MHz/1.797 MHz.
  • 8 GB de GDDR5X a 10 GHz efectivos.
  • Requiere un conector de 8 pines.

Una de las mejores tarjetas gráficas de gama alta en relación calidad-precio. Un Core i7 serie 4000 o un Ryzen 5 1500X son también el mínimo recomendable, pero no es muy exigente en términos de alimentación, ya que basta con un 550 vatios y 30A.

Con ella podemos jugar con todas las garantías en 1440p. Puede con cualquier cosa en 2160p, pero reduciendo un poco la calidad gráfica. Su equivalente más cercano es la Radeon RX Vega 64.

GIGABYTE Aorus Geforce GTX 1080 Ti por 699,90 euros.

  • Arquitectura Pascal (GP102).
  • 3.584 shaders.
  • 224 unidades de textura.
  • 88 unidades de rasterizado.
  • Bus de 352 bits.
  • GPU a 1.594 MHz/1.708 MHz.
  • 11 GB de GDDR5X a 11 GHz efectivos.
  • Requiere dos conectores de 8 pines.

La tarjeta gráfica más potente hasta la llegada de las RTX 2080 TI. Debemos contar con un Core i5 8400 o un Ryzen 5 1600 para poder aprovecharla adecuadamente. Nuestra fuente de alimentación debe ser de 600 vatios y 35A.

Ofrece una experiencia óptima en 2160p con calidades máximas en la mayoría de los casos. Su equivalente más cercano es la RTX 2080.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído