Componentes » MuyComputer
[ Componentes ]
El mercado de tarjetas gráficas de segunda mano es cada vez más atractivo

El mercado de tarjetas gráficas de segunda mano es cada vez más atractivo

Las tarjetas gráficas de segunda mano siempre han sido una opción muy socorrida para los jugadores con presupuestos bajos. Muchos usuarios recurren a ese mercado para poder seguir jugando a sus títulos favoritos sin tener que gastar mucho dinero, pero con el auge de la minería de criptodivisas se ha convertido en una alternativa real incluso para aquellos que tienen presupuestos medios.Debido al minado de monedas digitales las Radeon RX 400 y 500 están prácticamente agotadas en casi todos los minoristas de Europa, una situación que se está extendiendo a las GTX 1070 de NVIDIA y que podría acabar afectando también a las nuevas Radeon RX Vega 64 y 56 de AMD.Con ese panorama los precios también han subido y han hecho que tarjetas gráficas que antes rondaban los 180 euros ahora cuesten 220 euros (Radeon RX 570). Lo mismo ha ocurrido en la gama media-alta con las RX 580, que han llegado a rozar los 400 euros, y en la gama alta con las citadas GTX 1070, que están agotadas en casi todos sus modelos de menos de 500 euros.La situación ha incrementado la demanda de tarjetas gráficas de segunda mano, aunque la mayoría de los usuarios prefiere apostar por modelos de la generación anterior para obtener la mejor relación precio-prestaciones (series GTX 900 de NVIDIA y Radeon RX 400 de AMD).Desde luego se entiende perfectamente ya que las tarjetas gráficas de la generación anterior se pueden encontrar todavía a precios muy buenos en el mercado de segunda mano, y son componentes que en la mayoría de los casos apenas habrán llegado a superar los dos años de uso, lo que significa que suelen encontrarse en buen estado y tener una larga vida útil por delante.Os recordamos que a partir de una GTX 970-Radeon RX 290 tendréis suficiente potencia gráfica como para jugar en 1080p y 1440p con garantías haciendo una inversión mínima, ya que su rendimiento es similar al de las GTX 1060 de 3 GB y RX 470 de 4 GB.¿Habéis comprado alguna vez una tarjeta gráfica de segunda mano? ¿Qué tal fue vuestra experiencia?
0 comentarios1 shares
04/08/2017Isidro Ros
Nuestros lectores hablan: ¿Cuál es el componente más caro de tu PC?

Nuestros lectores hablan: ¿Cuál es el componente más caro de tu PC?

Hace un par de semanas os invitamos a comentar cuántos núcleos tenía el procesador de vuestro PC, una pieza clave que en muchas ocasiones suele ser además el componente más caro, o uno de los más caros, dependiendo del uso que vayamos a dar al equipo.El artículo fue todo un éxito y pudimos ver que los cuatro núcleos ocupan una posición dominante, aunque los resultados fueron más variados de lo que nos imaginábamos, ya que algunos también utilizáis configuraciones con dos núcleos, seis núcleos y ocho núcleos.Hoy queremos seguir esa línea pero con una propuesta diferente, y como indica el título os invitamos a que nos contéis cuál es el componente más caro de vuestro PC, entendiendo que nos referimos a todo lo que van dentro de la carcasa.No cuentan por tanto ni accesorios ni periféricos (como teclados, monitores y demás). Sería interesante también que nos digáis por qué elegisteis ese componente y qué tipo de uso dais a vuestro equipo.En mi caso en todos los equipos de escritorio que he tenido el componente más caro siempre ha sido la tarjeta gráfica, exceptuando uno, aquél PC con procesador Pentium a 133 MHz que tuve en 1996, en el que precisamente dicho procesador era el componente más caro.Mi último equipo para uso personal tuvo también como componente más caro la tarjeta gráfica, una GTX 970 que en su momento me costó unos 330 euros, aproximadamente. La razón es muy sencilla, utilizo el PC para trabajar, pero también para jugar.Ahora os toca a vosotros. Nos leemos en los comentarios.
54 comentarios117 shares
25/03/2017Isidro Ros
Tarjetas gráficas de menos de 100 euros, ¿valen la pena? ¿Qué modelo elegir?

Tarjetas gráficas de menos de 100 euros, ¿valen la pena? ¿Qué modelo elegir?

Son muchos los usuarios que en un intento por montar PCs económicos para jugar o hacer renovaciones asequibles ponen los ojos en tarjetas gráficas de menos de 100 euros, un segmento que ha ido perdiendo relevancia debido al enorme desarrollo que han vivido las soluciones gráficas integradas.En la mayoría de los casos las soluciones gráficas integradas como las Intel HD y las Radeon de AMD ofrecen un rendimiento igual o superior a la mayoría de tarjetas gráficas de menos de cien euros, especialmente aquellas que encontramos en la franja que llega hasta los 70 euros.Lo anterior es muy importante, pero también debemos tener en cuenta que además hay soluciones aparentemente económicas que tienen una relación calidad-precio muy mala, y otras que por un poco más ofrecen una excelente margen coste-prestaciones.Hay mucho sobre lo que hablar, así que cerramos la introducción y nos ponemos manos a la obra. Tarjetas gráficas de menos de 100 euros, cosas a tener en cuenta La mayoría de tarjetas gráficas de menos de 100 euros se caracterizan por tener una serie de puntos en común que afectan negativamente a su desempeño cuando las comparamos con soluciones superiores.Estas son las más importantes:Utilizan buses de memoria de 128 bits o 64 bits. Vienen con memoria gráfica lenta, como la GDDR3, o utilizan memoria GDDR5 pero combinada con buses muy lentos, como el de 64 bits ya citado. Montan GPUs muy recortadas que ofrecen un nivel de potencia muy bajo. Tienen cantidades muy altas de memoria (pueden llegar hasta los 4 GB), pero como dijimos es muy lenta y no se llega a aprovechar por las propias limitaciones de la GPU.Por lo general son tarjetas gráficas con consumos muy bajos y funcionan en prácticamente cualquier tipo de equipo, incluso aquellos con fuentes muy modestas, un detalle que unido a su bajo precio y a esas cantidades grandes de VRAM que montan las convierte en una tentación para muchos usuarios, especialmente aquellos más inexpertos.La realidad sin embargo es clara, la mayoría de soluciones gráficas de menos de 100 euros que se comercializan actualmente no ofrecen un rendimiento lo bastante bueno como para que podamos llegar a considerarlas como recomendables.Hoy por hoy casi todas las soluciones gráficas integradas de Intel se defienden bastante bien en resoluciones bajas y calidades mínimas, mientras que las integradas más potentes de AMD, como las R7 de 512 shaders, ofrecen un desempeño estupendo y superan en la mayoría de los casos al de tarjetas gráficas dedicadas como la GT 730, que tienen un coste aproximado de 70 euros.Podemos sacar en claro que la mayoría de las tarjetas gráficas de menos de 70 euros no son capaces de marcar una diferencia lo bastante grande frente a soluciones integradas que las haga verdaderamente recomendables, aunque por suerte hay dos grandes excepciones, que son las que os recomendamos a continuación. Radeon R7 250 con 1 GB de GDDR5Ofrece un rendimiento prácticamente idéntico al de una Radeon HD 7750, lo que la convierte en una solución capaz de mover juegos relativamente exigentes, como por ejemplo Battlefield 4, en resoluciones 1080p y calidades medias sin problema.Es una solución muy capaz que todavía aguanta muy bien el tipo en la mayoría de los juegos actuales, aunque debemos ser conscientes de que da lo mejor de sí en resoluciones 720p o 768p.Si tienes un presupuesto muy ajustado y quieres una solución gráfica para jugar en dichas resoluciones ésta es la única opción que podemos recomendarte de verdad, ya que el resto directamente no vale la pena desde un punto de vista calidad-precio.Podemos encontrarla con un precio de 69,95 euros. También hay una versión con 2 GB de GDDR3, pero ofrece un rendimiento inferior al contar con un tipo de memoria más lenta, así que descartadla directamente. Radeon RX 460 con 2 GB de GDDR5Es la mejor tarjeta gráfica que podemos encontrar actualmente por menos de cien euros, y desde luego una compra recomendad a ojos cerrados ya que nos permite jugar a cualquier título actual incluso en resoluciones 1080p y calidades medias, altas o incluso máximas, dependiendo de las exigencias del mismo.La Radeon RX 460 con 2 GB de GDDR5 supera en más del doble el rendimiento que ofrece la R7 250 con 1 GB de GDDR5 pero sólo cuesta 30 euros más, así que a nivel personal os recomiendo que si podéis permitiros pagar ese extra lo hagáis, ya que a cambio disfrutaréis de una experiencia muy superior y habréis hecho además una mejor compra.Esto último lo digo no sólo porque la RX 460 con 2 GB de GDDR5 tenga mejor relación calidad-precio, sino porque además tendrá una vida útil mucho mayor y podréis aprovecharla durante más tiempo antes de tener que enfrentar una nueva renovación.Podéis conseguirla por 99,95 euros. Notas finales El mercado de tarjetas gráficas por menos de 100 euros se encuentra en una situación complicada como hemos podido ver, ya que entre todo el catálogo de soluciones que podemos encontrar actualmente sólo hay dos opciones que realmente merecen la pena.No hay duda de que el desarrollo de las GPUs integradas ha pasado factura a dicho sector, pero puestos a buscar culpables también debemos poner el ojo en los fabricantes, que siguen comercializando soluciones como las GTX 750, GTX 750 TI, GTX 950, R7 360 y R7 370 a precios demasiado elevados.Si dichas tarjetas gráficas hubieran recibido una bajada de precio tras la llegada de las RX 460 y GTX 1050 hoy tendríamos una mayor variedad de soluciones por menos de cien euros, pero por desgracia no ha sido así y aquellas han quedado estancadas en precios totalmente ridículos.Enlaces de interés: Guías MC.
22 comentarios120 shares
29/01/2017Isidro Ros
“Cocinar” un componente electrónico puede darle una segunda vida

“Cocinar” un componente electrónico puede darle una segunda vida

La idea de meter un componente electrónico en una fuente de calor para darle una segunda vida puede sonar como algo totalmente descabellado, pero lo cierto es que en algunos casos puede llegar a funcionar.Ya lo demostraron en su momento los usuarios de los foros de la conocida HardOCP en un hilo que arrancó con una GTX 8800 que había "muerto" de forma repentina, y que pudo ser recuperada gracias a una dosis continuada de calor utilizando una cocina normal de gas.En los últimos posts de dicho hilo algunos usuarios se han atrevido a repetir las pruebas con otros componentes que incluyen desde PCBs de televisores hasta placas completas de portátil.Los resultados en la mayoría de los casos han sido satisfactorios así que podemos decir que la idea de "cocinar" un componente electrónico para revivirlo no es una locura, siempre que se haga de la manera adecuada, y de hecho tiene una explicación muy sencilla.En algunos casos las soldaduras de las piezas clave que dan vida a un determinado componente pueden tener un acabado deficiente y acabar fallando. Cuando sometemos dicho componente a una fuente de calor elevado esas soldaduras pueden generar un reflujo que las acabe reforzando y mejorando las conexiones hasta el punto de "revivirlo".Obvia decir que esa idea de "cocinar" componentes electrónicos para arreglarlos tiene que ser vista siempre como un último recurso, y debemos tener claro que aunque se hayan dado casos en los que ha funcionado no significa que sea infalible.Más información e imágenes: Foros HardOCP.
17 comentarios463 shares
23/01/2017Isidro Ros
NVIDIA anuncia PC GAMING REVIVAL KIT: tarjeta gráfica, SSD y fuente

NVIDIA anuncia PC GAMING REVIVAL KIT: tarjeta gráfica, SSD y fuente

Los de verde han anunciado el lanzamiento del PC GAMING REVIVAL KIT, un pack que tiene un precio similar al de una consola y que permite dar una segunda vida a un PC que no sea demasiado antiguo.Antes de nada vamos a ver qué componentes incluye este kit y sus precios medios:MSI GTX 1060 3GT OC — 229 euros. Corsair Force Series LE 240 GB SSD — 77 euros. Corsair CX450M — 51 euros. Gears of War 4 – 42,24 euros (en oferta temporal). Camiseta de regalo.Como vemos incluye una tarjeta gráfica de nueva generación y gama media, un SSD de buena calidad, una fuente de alimentación de calidad con 37A en el carril de 12V, además de uno de los mejores juegos de 2016 para probar esos nuevos "juguetes".El kit tiene un precio de 399 euros, así que no supone un ahorro importante frente a comprar los componentes por separado y no se trata por tanto de una promoción ni de una oferta especial, sino de una selección que podría ser útil para aquellos que quieran cambiar varias partes de su equipo y no sepan qué elegir.La idea en sí no está nada mal, aunque debéis recordar que la GTX 1060 de 3 GB no es una buena compra, y que por menos dinero podemos encontrar la RX 470 de 4 GB, una solución mucho más equilibrada que tendrá una mayor vida útil.Antes de terminar también os recordamos que de cara renovar equipos de forma parcial para jugar debemos tener en cuenta el procesador, y que sólo aprovecharemos de verdad tarjetas gráficas como esas GTX 1060 o RX 470 si disponemos de un Core i5 serie 2000 o un FX serie 6300 o superior.Si os quedan dudas en este sentido podéis repasar esta guía.Más información: VideoCardz.
0 comentarios9 shares
19/12/2016Isidro Ros
Nfortec debuta en el mercado de componentes de alto rendimiento

Nfortec debuta en el mercado de componentes de alto rendimiento

Ayer tuvimos ocasión de asistir a un evento especial celebrado por Nfortec, una empresa española de reciente creación que se ha especializado componentes para PC de alto rendimiento.En dicho evento han presentado una gran cantidad de productos agrupados en diferentes categorías, como torres de ordenador; fuentes de alimentación, disipadores y ventiladores, y en este artículo queremos compartir con vosotros algunas de las soluciones más interesantes que hemos visto. Cajas de ordenador Los chasis de ordenador han sido uno de los productos más atractivos, con modelos como el Pegasus que ofrece una estética muy cuidada y atractiva, además de una excelente relación calidad-precio como podemos ver a continuación:• Ventiladores LED (en rojo o azul). • Posibilidad de instalar hasta 6 ventiladores; 3 de ellos ya vienen incluidos. • Panel trasero modificado que favorece la refrigeración de la torre. • Diseño minimalista. • De fácil montaje. • Precio: 54,95 euros.Saltando a Perseus nos encontramos con una alternativa más discreta a la par que elegante, gracias al acabado frontal en metal cepillado. Un modelo que sin duda gustará a los jugadores que busquen un diseño más tradicional.• Tamaño compacto (493 x 450 mm). • 3 ventiladores LED. • 2 puertos USB 3.0, 1 puerto USB 2.0, 1 puerto de audio y otro de micrófono. • Lector de tarjetas SD y Micro SD. • Soporte para kits todo en uno de refrigeración líquida. • Precio: 54,95 euros.La guinda al pastel la pone Scorpius, una torre de ensueño que combina un acabado metálico con elementos de cristal templado para conseguir un acabado único.• Acabado en acero, aluminio cepillado y cristal templado de 4 mm. • 3 ventiladores LED. • Espacio para 8 ranuras en la parte trasera, 2 puertos USB 3.0, 1 puerto USB 2.0, 1 puerto de audio y otro de micrófono. • 2 unidades de 3,5 pulgadas. • Soporte para kits todo en uno de refrigeración líquida. • Precio: 139,95 euros. Fuentes de alimentación Pasamos a las fuentes de alimentación, un elemento fundamental en cualquier PC gaming que se precie, y nos encontramos también tres modelos; Scutum 650, Scutum 650M y Scutum 750M.Las tres vienen con el certificado de eficiencia 80 Plus Bronze, que garantiza un mínimo del 85% de energía utilizada en función de la carga, pero se diferencian por la potencia y el acabado modular.Así, las dos primeras tienen una potencia de 650W pero la primera tiene un acabado estándar y la segunda es modular. Finalmente la tercera, la Scutum 750M, eleva la potencia a los 750W y cuenta también con una construcción modular.El precio de las Scutum 650, Scutum 650M y Scutum 750M es de 47,95 euros, 63,95 euros y 76,95 euros, respectivamente.Seguimos revisando los ventiladores, otro elemento importante a la hora de montar un equipo para juegos, sobre todo si tenemos pensado hacer overclock y no queremos problemas de temperatura. Ventiladores En primer lugar tenemos el Vela KX, un disipador silencioso pero muy capaz. Estas son sus características principales:• Cuatro tuberías de calor para una óptima conducción del calor. • Mayor refrigeración gracias a sus 48 aletas de aluminio. • Ventilador de 140 mm. • Velocidad de 600 a las 1.200 RPM. • Sonoridad mínima. • Precio: 23,95 euros.En segundo lugar encontramos a Vela MX, una pequeña revisión del modelo anterior que cuenta un mayor número de aletas de aluminio. Estas son sus características:• Cuatro tuberías de calor para maximizar la conducción del calor. • Mayor refrigeración gracias a sus 50 aletas de aluminio. • Ventilador de 140 mm. • Velocidad de 600 a las 1.200 RPM. • Sonoridad mínima. • Precio: 28,95 euros.Junto a éstos también presentaron dos ventiladores para cajas de PC, los Aquila 80 y Aquila 120, que están fabricados con un sistema hidráulico y tienen un recubrimiento de goma que consigue eliminar cualquier sonido.Son por tanto ideales para conseguir un equipo silencioso y lo mejor es que son muy asequibles, ya que cuestan 7,95 y 9,95 euros respectivamente.Podéis encontrar más información en la web oficial de Nfortec.[gallery link="file" ids="164186,164184,164185,164183,164182,164181,164180,164179,164178,164177,164176,164175,164174"]
2 comentarios6 shares
02/12/2016Isidro Ros
Guía: CPU, RAM, tarjeta gráfica… ¿En qué debo gastar más y por qué? (II)

Guía: CPU, RAM, tarjeta gráfica… ¿En qué debo gastar más y por qué? (II)

La semana pasada publicamos la primera entrega de nuestra guía centrada en componentes de PC y su importancia, donde también lanzábamos una pregunta clara a la que ibamos dando respuesta en cada caso concreto, en qué debo gastar más y por qué.Hoy cerramos el artículo con esta segunda parte en la que hablaremos de los principales componentes que quedaron pendientes en la primera, y también haremos un resumen final en el que haremos referencia a otros "secundarios" pero que merecen ser tenidos en cuenta.El esquema será el mismo ya que resulta fácil de entender, y como siempre os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios. 4-Fuente de alimentaciónLa fuente de alimentación es uno de los grandes pilares maestros de cualquier PC, ya que es la que se encarga de alimentar a todos los componentes que tenemos conectados.Esto implica que si elegimos una fuente que no tenga potencia suficiente o que no cumpla con los requisitos de nuestro equipo tendremos problemas, que pueden ir desde algunos leves, como pérdidas de rendimiento, hasta otros más graves que incluyen inestabilidad o apagones y que pueden acabar teniendo consecuencias fatales, y no sólo para la fuente sino también para el resto del equipo.Tened en cuenta que a la hora de elegir una fuente de alimentación no debemos dejarnos llevar a ciegas por su potencia, es decir, por los vatios que tenga, sino que debemos valorar otros aspectos como la potencia real, la eficiencia que consigue (energía aprovechada, que viene indicada por la certificación 80 Plus y su grado), además de sus conectores, el amperaje del carril de 12V y las medidas de protección contra fallos en la red eléctrica.¿Debo invertir mucho en una fuente de alimentación?: depende de para lo que vayamos a usar el equipo y de la propia configuración del equipo, aunque hay algunas reglas básicas que os vamos a dejar a continuación y que os pueden servir como referencia clara.Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: son equipos que tienen un consumo mínimo, sobre todo si utilizamos soluciones Intel de última generación y aprovechamos su gráfica integrada. Con una fuente estándar de 250W no tendríamos problemas a la hora de alimentar un PC de ese tipo. Equipos para juego intensivo: aquí la cosa cambia y mucho frente al caso anterior, ya que nos metemos en tarjetas gráficas dedicadas que dependiendo de la gama pueden llegar a multiplicar varias veces el consumo de un sistema estándar para ofimática. Es recomendable como mínimo que la fuente iguale la potencia en vatios recomendada para nuestra tarjeta gráfica, que cumpla el amperaje requerido en el carril de 12 en caso de que aquella necesite conectores adicionales y que tenga al menos certificación 80 Plus Bronce.5-Tarjeta gráficaEs la encargada de convertir la información que recibe en imágenes que visualizamos en pantalla, y en el caso de las soluciones 3D actuales también es la que saca adelante las cargas de trabajo de juegos y entornos desarrollados para aprovechar su alta potencia de proceso en paralelo.Esto nos permite ver que es un elemento clave en equipos dirigidos a juego intensivo, pero que tiene un papel casi irrelevante en PCs para ofimática, multimedia y juego ligero.Tened en cuenta que esto no quiere decir sin embargo que debamos prestarle la máxima atención si queremos montar un PC para jugar, ya que si sólo invertimos en ella y descuidamos otros elementos como procesador y fuente de alimentación tendremos serios problemas.Lo ideal es por tanto un equilibrio mínimo en ese tipo de equipos, en el que el procesador deberá ser de gama media-baja (un Core i3 o FX 6300) como mínimo y la tarjeta gráfica debería ser de gama media, también como mínimo.¿Debo invertir mucho en una tarjeta gráfica?: todo depende de para qué quieras el equipo, como te explicaremos a continuación, y también de la resolución y ajustes a los que quieras jugar.Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: en estos casos nos basta con la solución integrada que traiga el procesador, ya que tanto las soluciones de AMD como las de Intel han mejorado mucho y permiten incluso mover juegos en resoluciones 720p y calidades medias-bajas. Por tanto no vale la pena invertir en una tarjeta gráfica dedicada. Equipos para juego intensivo: en estos casos la tarjeta gráfica juega un papel clave. Si vas a jugar en resoluciones 900p o inferiores con una solución de gama media baja es suficiente (GTX 750 TI o R7 260X), por contra si tienes pensado jugar en 1080p lo mínimo recomendable es una RX 460 o una GTX 950. Si quieres jugar en 1080p al máximo y fluidez total debes apuntar a una GTX 970 o una RX 470, y si piensas subir a 1440p tu mínimo debería ser una GTX 980 o una RX 480. Finalmente para resoluciones 2160p debes ir a por una GTX 1070 o una Radeon Fury X.6-Unidad de almacenamientoEs donde almacenamos todas nuestras cosas, incluido el sistema operativo, los programas, los juegos y las aplicaciones. Esto quiere decir que se comunica con componentes tan importantes como el procesador, y que de su velocidad depende en buena medida el rendimiento general del equipo.Lo dicho hace que merezca una importancia que no siempre le damos, aunque debemos tener claro que tampoco juega un papel vital y que no debemos ir nunca a por lo más caro ya que no nos compensará en absoluto.A la hora de elegir este componente debemos tener muy en cuenta nuestras necesidades de almacenamiento, ya que si vamos a tener que almacenar mucha información no nos saldrá rentable adquirir solamente un SSD, y si tenemos unas necesidades de almacenamiento reducidas tampoco valdrá la pena un HDD de 1 TB.Dicho esto entramos al fondo del asunto.¿Debo invertir mucho en una unidad de almacenamiento?: la respuesta es que no, debes buscar el equilibrio y tener en cuenta que una configuración mixta de SSD + HDD puede ser tu mejor opción, o que incluso quizá te compense más un HDD externo, que es por ejemplo lo que utilizo yo en mi equipo principal (SSD de 500 GB + HDD de 2 TB + tres unidades USB para mover cosas con comodidad).Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: las necesidades de almacenamiento de este tipo de equipos suelen ser muy pequeñas, así que lo más recomendable es apostar por un SSD de 120 GB, ya que hará que el sistema "vuele". Si necesitamos más espacio podemos optar por un SSD de 250 GB o en casos concretos y extremos ir a por una configuración de SSD de 120 GB para SO y cosas básicas y un HDD interno o externo de 1 TB. Equipos para juego intensivo: un jugón necesita capacidad para no tener que estar constantemente borrando e instalando, pero si sabemos administrarnos no tendremos problemas. Merece la pena invertir en un SSD de 500 GB si aprovechamos bien los juegos y no estamos haciendo instalaciones "todos los días". En caso contrario un SSD de 250 GB para SO y uno o dos juegos "principales" y un HDD de 1 TB para juegos secundarios puede hacernos un buen papel y requiere una inversión asequible.Antes de terminar dos apuntes. Por un lado hay que tener claro que los SSDs no son imprescindibles pero sí muy recomendables por la diferencia que marcan, y en segundo lugar tened en cuenta que las configuraciones que citamos son simples ejemplos para guiaros un poco y que podéis jugar con otras opciones. 7-Otros elementos que vale la pena tener en cuentaQueremos poner punto y final con una pequeña reflexión en otros componentes que también forman parte del equipo y que aunque no son tan importantes como los anteriores sí que merecen un mínimo de atención, ya que una elección incorrecta también nos puede pasar factura:Caja: más allá de su peso como elemento estético debemos buscar una que se ajuste a las medidas de nuestros componentes, sobre todo la tarjeta gráfica, y que tenga una buena ventilación.. En el caso de los PCs de ofimática, multimedia y juego ligero vale casi cualquier cosa, pero en PCs para juego intensivo no, así que cuidado. Sistema de disipación: su importancia es clara, ya que si resulta insuficiente podemos sufrir pérdidas de rendimiento por exceso de calor y averías en componentes. Para un PC ofimática, multimedia y juego ligero sirven los elementos de stock de cada componente, pero para un PC gaming debemos tener más cuidado y valorar el uso de soluciones avanzadas si es necesario. Unidad óptica: ha perdido peso gracias al auge de plataformas como Steam y Humble Bundle, y también por la presencia de la nube y el abaratamiento de las unidades USB. Su compra no es imprescindible y depende de las necesidades de cada uno.Enlaces de interés: Guías MC.
39 comentarios97 shares
14/08/2016Isidro Ros
Guía: CPU, RAM, tarjeta gráfica… ¿En qué debo gastar más y por qué? (I)

Guía: CPU, RAM, tarjeta gráfica… ¿En qué debo gastar más y por qué? (I)

Los que nos leéis habitualmente conocéis de sobra nuestras guías de montaje de equipos, pero también sabéis que no nos limitamos a ello y que siempre buscamos ofreceros información útil de formas diversas, hablando también por ejemplo de componentes clave como el procesador, la tarjeta gráfica, la placa base, la memoria RAM y en definitiva de todos los elementos que dan vida a un PC.Hoy hemos querido hacer algo hacer algo diferente y por ello enfocaremos esta guía en dos direcciones claras:Qué funciones y qué importancia tiene cada uno de los componentes de un PC en función del uso que vayamos a darle. En qué componentes merece la pena invertir más o menos dinero, siempre partiendo de la base que ya citamos anteriormente, es decir, dependiendo de para qué vayamos a usarlo.Como siempre esperamos que toda esta información os sea útil y que os permita enfrentar tanto la renovación de componentes como la compra de nuevos equipos con total seguridad.Si a pesar de todo tenéis dudas os invitamos a dejar cualquier cuestión en los comentarios. 1-ProcesadorEl procesador o CPU es un elemento esencial dentro de cualquier equipo que ejecuta todo tipo de programas, realiza operaciones de enteros y de coma flotante y también efectúa accesos a la memoria RAM.Podemos decir que todo pasa por el procesador y que el mismo se encarga de "alimentar" o de "dar trabajo" a otros componentes, como la tarjeta gráfica por ejemplo, aunque su importancia puede quedar parcialmente eclipsada por dicho componente en función del uso que vayamos a dar al equipo.Así, si vamos a utilizar el PC para jugar deberemos cuidar la elección de la CPU y adquirir un modelo adecuado, pero tendremos que invertir siempre un poco más en la tarjeta gráfica.¿Debo invertir en un buen procesador?: Sí, porque es un elemento central del que dependen el resto de componentes del sistema. Una tarjeta gráfica de 1.000 euros no dará lo mejor de sí con un procesador de 100 euros, al igual que una memoria RAM a 3 GHz tampoco se aprovechará adecuadamente con una CPU de gama baja.Igualmente en equipos para uso básico juega un papel fundamental en el rendimiento general del sistema, así que nunca debemos descuidarlo y bajar de un mínimo recomendable.Si no elegimos un procesador acorde y equilibrado con el resto de componentes tendremos un cuello de botella claro tendremos consecuencias indeseables que normalmente se traducen en un rendimiento bajo o insuficiente.Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: En estos casos el procesador ocupa un lugar secundario y no requiere una gran inversión. Modelos de gama baja como los Celeron, los Pentium o los Athlon de AMD son más que suficientes. Equipos para juego intensivo: Para este tipo de sistemas debemos tener claro que aunque ocupa un lugar importante debemos dar un poco más de prioridad a la tarjeta gráfica. Lo mínimo recomendable es un Core i3 de cuarta generación un FX serie 6300.2-Memoria RAMYa tuvimos ocasión de hablar sobre la memoria RAM en este artículo especial y todo lo expuesto se podría extrapolar perfectamente a este artículo, así que os recomendamos echarle un vistazo antes de seguir leyendo.La memoria de acceso aleatorio, más conocida como memoria RAM por sus siglas en inglés, ejerce también una función vital, ya que sirve de "almacén temporal" para el sistema operativo y para todos los programas y aplicaciones con las que estemos trabajando, evitando que el procesador tenga que volver a realizar ciertos trabajos ya que éstos quedan guardados en ella y se pueden recuperar en cualquier momento, siempre que no apaguemos el equipo.Se trata de un componente que como vimos en la guía tiene un impacto enorme a nivel de rendimiento y por tanto es vital y no podemos descuidar el mínimo óptimo, pero debemos recordar que también tiene techos máximos a partir de los cuales ya no renta añadir más cantidad.¿Debo invertir mucho en la RAM? No, no es necesario invertir mucho dinero pero como dijimos siempre hay un mínimo del que no debemos bajar, y que como siempre depende del uso que vayamos a dar al equipo en el que vayamos a instalarla.Con todo ya podemos anticipar que los kits de más de 16 GB y con velocidades de más de 3 GHz son innecesarios para casi cualquier usuario normal.Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: Debemos hacer algunas distinciones. Si no tenemos pensado jugar a nada y no vamos a tener abiertas muchas cosas al mismo tiempo 2 GB pueden ser suficientes. En caso contrario, es decir si vamos a jugar y a tener varias pestañas o aplicaciones abiertas lo más recomendable es un mínimo de 4 GB. Nos bastará casi con cualquier kit genérico para tener una buena experiencia de uso. Equipos para juego intensivo: Aquí podemos fijar dos mínimos. El primero son 8 GB, suficiente para garantizar una buena experiencia en la mayoría de los casos. El segundo son 16 GB, una cifra que nos garantiza un rendimiento óptimo en todos los escenarios. Es recomendable utilizar kits de 1.600 MHz como mínimo, aunque el nivel óptimo calidad-precio lo tenemos en 2.133 MHz (DDR3) y 2.666 MHz (DDR4).3-Placa baseSobre ella vamos a montar todos los componentes básicos del equipo, así que su importancia está fuera de toda duda, aunque por suerte no es una inversión que debamos llevar al extremo.Elegir una placa base u otra implica algo más que decidir entre fabricantes, supone elegir entre chipets distintos y prestaciones muy dispares que pueden llegar no sólo a limitar nuestras posibilidades de expansión, sino también el correcto aprovechamiento actual de nuestros componentes.Un ejemplo para entenderlo mejor; compramos un procesador Core i5 4690K porque queremos hacer overclock, pero sin embargo nos hacemos con una placa base con chipset H97 en vez de Z97 no podremos aprovechar esa característica.Ese ejemplo también influye en el aprovechamiento de memorias con frecuencias que excedan el máximo fijado por IMC (controlador integrado de memoria del procesador), así que debemos tener mucho cuidado y elegir bien.¿Debo invertir mucho en una placa base?: Si es un equipo para uso básico no, te bastará con buscar un mínimo de calidad que normalmente viene expresado en las tecnologías de construcción de cada fabricante, como UltraDurable de GIGABYTE, por ejemplo.En el caso de los equipos para juegos hay matices que veremos a continuación.Equipos para ofimática, multimedia y juego ligero: Nos basta con una placa base de gama básica, ya que contará con todas las funciones que de verdad necesitaremos, aunque como anticipamos debemos buscar un mínimo de calidad, algo fácil de conseguir en los modelos de 50 euros que ofrecen la mayoría de los fabricantes. Equipos para juego intensivo: Tenemos dos grandes opciones. Para presupuestos ajustados que no vayan a recurrir al overclock ni quieran funciones avanzadas, como el soporte multiGPU, una placa base de gama baja puede ser más que suficiente. Si por contra vamos a hacer overclock y queremos un soporte mínimo para configuraciones de más de una GPU debemos optar por modelos de gama media. En cualquier caso los modelos tope de gama son una inversión innecesaria.Terminamos la primera entrega aquí. La próxima semana publicaremos la segunda parte, en la que hablaremos de la tarjeta gráfica, la unidad de almacenamiento y la fuente de alimentación.A modo de subapartado final también dedicaremos un pequeño espacio a la caja, el sistema de disipación y otros elementos "menores".Enlaces de interés: Guías MC.
50 comentarios6 shares
07/08/2016Isidro Ros
Guía: PC económico para jugar a 1440p

Guía: PC económico para jugar a 1440p

Seguimos renovando nuestras guías de montaje de equipos y en esta ocasión nos centramos en una selección de componentes con los que podremos dar forma a un PC económico para jugar a 1440p, es decir, 2.560 x 1.440 píxeles, una resolución que se sitúa un peldaño por detrás del deseado 4K (3.840 x 2.160 píxeles).El objetivo de la guía es conseguir un rendimiento totalmente óptimo en dicha solución, manteniendo los ajustes de calidad al máximo y tasas medias de fotogramas por segundo que garanticen una experiencia fluida, pero al mismo tiempo controlando el gasto y reduciéndolo al mínimo posible.Obviamente apostamos por un mínimo de calidad del que no bajaremos en ningún momento, por lo que evitaremos la compra de componentes de dudosa fiabilidad aunque implique aumentar un poco el gasto final.Con esto queremos decir que probablemente sea posible arañar algunos euros al precio final, pero ello implicaría sacrificios de calidad o fiabilidad que creemos firmemente que no merecen la pena en relación al ahorro mínimo que suponen.Sin más entramos en materia y como siempre os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios. Placa baseLa elección de la placa base conlleva decidir qué plataforma vamos a utilizar y el soporte que vamos a tener de cara a las últimas tecnologías, como la memoria DDR4, por ejemplo.Viendo precios, rendimiento bruto y vida útil hemos apostado por la plataforma LGA1151 de Intel, que nos permite utilizar dicho tipo de RAM y acceder a los procesadores Core basados en la arquitectura Skylake, cuyo IPC resulta muy elevado como ya sabemos.Como anticipamos también nos garantiza una buena vida útil, ya que no sólo nos permite ampliar a un Core i7 si lo estimamos necesario en futuro, sino que además ya se ha anunciado su compatibilidad con la futura generación de procesadores Kaby Lake de Intel.Queremos un equipo económico pero que cumpla un mínimo, y por ello hemos elegido la placa base ASUS H110M-D, un modelo básico pero que cuenta con todo lo que vamos a necesitar.Tiene además un acabado de calidad y una construcción muy buena a pesar de su ajustado precio, gracias al respaldo de la tecnología 5X Protection II de ASUS.Precio: desde 62 euros. ProcesadorBien, tenemos la placa y ahora nos toca ir a por el procesador. Aquí tenemos dos grandes opciones, un Core i3 6100 o un Core i5 6500.El primero monta dos núcleos y cuatro hilos a 3,7 GHz y el segundo cuatro núcleos y cuatro hilos a 3,2 GHz-3,6 GHz, modo normal y turbo.Con el segundo tendremos un mayor rendimiento, sobre todo en aplicaciones multihilo pero la diferencia de precio es considerable, ya que el Core i3 6100 cuesta 112 euros y el Core i5 6500 sube a 196 euros.Nosotros hemos elegido el primero para mantener los costes al mínimo, ya que gracias al apoyo de la memoria DDR4, su alta frecuencia de trabajo y el buen IPC de Skylake ofrece un rendimiento más que suficiente y tiene una excelente relación calidad-precio.Obviamente citamos el Core i5 6500 como opción a tener muy en cuenta si podéis pagar un extra.Precio: desde 112 euros. Memoria RAMTenemos una placa base limitada a DDR4 a 2.133 MHz y queremos mantener el presupuesto lo más bajo posible como ya dijimos, así que hemos elegido un módulo de 8 GB Kingston HyperX Fury con latencias CL14.Actualmente 8 GB de RAM es más que suficiente, pero al igual que hicimos en el punto anterior os recordamos que si tenéis un plus de prespuesto podéis añadir 8 GB más hasta sumar un total de 16 GB.Con todo tened en cuenta que en cualquier caso vuestra prioridad antes de subir la RAM debería ser apostar por el Core i5 6500.Precio: desde 36,50 euros. Tarjeta gráficaLo tenemos bastante claro, el objetivo es jugar en 1440p con garantías y queremos la solución con mejor relación calidad-precio posible.Hemos descartado las GTX 970 ya que tienen una relación calidad-precio inferior al de las RX 480 y nos hemos decantado por estas últimas, en concreto por el modelo de Sapphire, que viene con 8 GB de GDDR5.Dicha tarjeta cumple de sobra con nuestras exigencias y tiene además una larga vida útil, gracias a su gran cantidad de memoria gráfica, su buen soporte de Vulkan y shaders asíncronos y la madurez que irán tomando sus drivers a corto y medio plazo.Precio: desde 269 euros. Fuente de alimentaciónCon los componentes que llevamos elegidos queda claro que necesitamos un modelo que ofrezca un mínimo de 500W y 30A en el carril de 12V.Obviamente no podíamos descuidar este punto, aunque tampoco queríamos caer en derroches. Por ello hemos elegido la fuente EVGA W1 500W 80 Plus, que cuenta con todo lo que necesitamos, es fiable y tiene un precio muy controlado.Es importante destacar que con ella tampoco nos cerramos puertas a futuras expansiones, gracias a sus 480W y sus 40A en el carril de 12V.Precio: desde 39,78 euros. Disco duroEs evidente que en este punto tenemos muchas opciones posibles, pero hemos optado por la más económica manteniendo siempre el valor de buscar una buena experiencia de uso y una correcta relación calidad precio.Elegimos un SSHD Seagate de 1 TB porque su precio no dista mucho del que tienen los HDD de su mismo nivel, pero gracias a su caché de 8 GB ofrece mejoras que llegan a marcar una diferencia de rendimiento considerable, sobre todo en tiempos de inicio y apagado del sistema.Precio: desde 69,90 euros. CajaAl igual que hemos dicho anteriormente podéis elegir otro modelo que os resulte más atractivo si el presupuesto os lo permite.Nosotros siguiendo el binomio calidad-precio e intentando gastar el mínimo posible hemos optado por la NOX Coolbay SX Devil USB 3.0, una caja muy equilibrada que nos garantizará un buen flujo de aire y espacio más que suficiente para todo lo que vamos a montar.Precio: desde 44,49 euros. Notas finales y rendimiento Tenemos un coste total de 639,13 euros en la configuración más básica, es decir, aquella con CPU Core i3 y sin ninguno de los añadidos que hemos señalado como opciones posibles.Si añadimos el procesador Core i5 6500 ya nos ponemos en más de 700 euros, aunque obviamente conseguimos una inyección de fotogramas por segundo en algunos juegos concretos que no tienen suficiente con los cuatro hilos del Core i3 6100 y que aprovechan mejor cuatro núcleos físicos.¿Merece la pena? Si vuestro presupuesto os lo permite sí, sin duda.En cualquier caso nos centramos en la configuración base, y vemos que por menos de 650 euros tenemos un equipo capaz de mover juegos en resoluciones de 2.560 x 1.440 píxeles con unos ajustes de calidad realmente buenos.A continuación os dejamos algunos resultados de rendimiento:Battlefield 4 en resolución 1440p con calidad ultra: medias de 42 fotogramas por segundo. Crysis 3 en resolución 1440p con ajustes en muy alto y FXAA: medias de 31 fotogramas por segundo. The Witcher 3 en 1440p con calidad ultra, HairWorks desactivados: medias de 32 fotogramas por segundo. The Division en 1440p con calidad ultra: medias de 40 fotogramas por segundo. GTA V en 1440p con calidad muy alta: medias de unos 30 fotogramas por segundo.Enlaces de interés: Guías MC.
27 comentarios200 shares
17/07/2016Isidro Ros
Montando un PC para jugar en Full HD por unos 350 euros

Montando un PC para jugar en Full HD por unos 350 euros

La nueva generación de tarjetas gráficas de NVIDIA ya está aquí y prometen potencia suficiente para mover juegos en resoluciones 4K a precios muy razonables, ¿pero qué pasa con aquellos que tienen un presupuesto más ajustado y quieren un PC para jugar en Full HD (1080p) con el menor gasto posible?Por suerte gracias a los últimos lanzamientos y al movimiento que se ha producido en las gamas bajas tenemos la posibilidad de montar un equipo muy capaz por unos 350 euros, un rango que rivaliza casi directamente con Xbox One de Microsoft y PS4 de Sony.Es posible que muchos se sientan tentados y prefieran ir a por cualquiera de ambas consolas en lugar de montar éste PC, cosa que podría llegar a entender ya que cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas.Por ello en esta guía no hemos querido limitarnos a los componentes de un PC para jugar en Full HD por 350 euros, sino que también hablaremos al final de los beneficios e inconvenientes comparada con una Xbox One y una PS4, para que así podáis tener más claro qué os compensa más.Sin más preámbulos nos metemos de lleno y como siempre os animamos a opinar en los comentarios. Consideraciones previas Antes de nada debemos dejar claro que tenemos varias configuraciones posibles con componentes de diferentes fabricantes. Sin embargo en esta selección hemos optado por los que ofrecen mejor relación calidad-precio, así como consumo, temperaturas, vida media y expansiones.Eso, unido al limitado presupuesto de que disponemos, nos ha llevado a decantarnos por una combinación de CPU Intel Haswell (plataforma LGA1150) y GPU GeForce GTX 700.Ambos elementos cumplen de sobra los requisitos que hemos expuesto y nos permiten mantener una configuración muy equilibrada sin renunciar a futuras expansiones que nos permitirán extender la vida del equipo con un coste mínimo. Placa baseComo anticipamos hemos optado por la plataforma LGA1150 de Intel y dado que tenemos un presupuesto muy limitado tenemos que buscar algo económico pero capaz de cumplir con un mínimo de calidad.Eso nos lleva al chipset H81 ya que no vamos a hacer overclock ni podemos aspirar a las funciones avanzadas de modelos superiores, más que nada por que se nos iría más de medio presupuesto.Con esas condiciones en mente hemos elegido la placa MSI H81M-E33, que viene con una construcción de calidad gracias a la tecnología Military Class Essentials y cumple de sobra con ese mínimo que buscamos.Precio: Desde 39 euros. ProcesadorDescartamos por completo los Core i5 por razones de presupuesto y los Pentium porque sólo tienen dos hilos y puede limitarnos mucho en ciertos juegos.Esto nos lleva a elegir el Core i3 4170, un procesador que viene con dos núcleos a 3,7 GHz y es capaz de manejar cuatro hilos a la vez, gracias a la tecnología HyperThreading.Sí, viene a ser un "falso quad-core", pero gracias a su alto IPC es capaz de conseguir un buen nivel de rendimiento en la mayoría de los juegos actuales, incluyendo algunos tan dependientes como Guild Wars 2, por poner un ejemplo muy conocido.Precio: Desde 103 euros. Memoria RAMCada euro importa así que debemos tener mucho cuidado en la elección de componentes, ya que hemos consumido ya cerca de la mitad del total y aún quedan decisiones clave.Dado que no vamos a utilizar una GPU integrada nos decantamos en este punto por un único módulo de 8 GB de DDR3, en concreto este G.Skill Ripjaws X a 1.600 MHz que viene con latencias CL9.Cumple de sobra con lo que vamos a necesitar y nos deja la segunda ranura libre para instalar en el futuro un segundo módulo y subir a 16 GB de RAM.Precio: Desde 34 euros. Tarjeta gráficaEs una de las elecciones más importantes pero por suerte lo tenemos bastante claro. Como dijimos hemos apostado por una solución de NVIDIA, en concreto esta GTX 750 TI de GIGABYTE con 2 GB de GDDR5 que está rebajada y ofrece un excelente valor calidad-consumo-precio.Su rendimiento es más que suficiente para jugar con garantías en 1080p con la mayoría de los juegos actuales y se conforma con una fuente modesta de 400W (recomendada).No hay nada actualmente que ofrezca un valor superior a esta tarjeta gráfica dentro de su gama, así que es una apuesta segura.Precio: Desde 100,55 euros. Fuente de alimentaciónA pesar de que el equipo no es exigente ni tiene un consumo elevado no hemos querido ir a por una fuente genérica de baja calidad, sino que hemos querido mantener de nuevo ese mínimo de calidad y hemos apostado por una L-Link de 650W, que además viene con conector adicional de alimentación de 6 pines.Cumple de sobra con las necesidades del equipo y nos deja la puerta abierta a futuras expansiones, aunque debemos ser conscientes de sus limitaciones y tener claro que sus vatios no son reales, obviamente.Precio: Desde 21,95 euros. Unidad de almacenamientoPor motivos de presupuesto no podemos permitirnos un SSD y dado que nos queda poco margen hemos tenido que ir a por algo asequible, aunque obviamente sin hacer sacrificios excesivos en relación calidad-precio.Con ese binomio en mente nos decantamos por el HDD Toshiba DT01ACA100 de 1 TB, que ofrece una capacidad más que suficiente y tiene una velocidad de 7.200 RPM.Esto, unido a su interfaz SATA III y a sus 32 MB de caché aseguran un rendimiento más que aceptable.Precio: Desde 44,95 euros. Carcasa del equipoEste punto se puede modificar fácilmente ya que depende del gusto personal de cada uno, pero para mantener el gasto total lo más cerca posible sin necesidad de hacer sacrificios excesivos podemos apostar por soluciones como la Tacens Mars Gaming MC016 USB3.0.Es muy económica, viene con un ventilador incorporado, conectores frontales y su diseño aunque sobrio no está nada mal.Precio: desde 19,95 euros. Coste total y rendimiento Con esta configuración tenemos un coste total de 363,40 euros. Se podría reducir más incluyendo un HDD de 500 GB, pero la diferencia no compensa, así que os recomendamos que paguéis el extra a cambio de doblar la capacidad.Por otro lado hemos prescindido de la unidad óptica porque hoy por hoy con plataformas como GoG, Steam, Humble Bundle y G2A no tiene mucho sentido, pero podríais montar una sin problema.Dicho esto entramos a ver qué puede dar de sí este pequeñín:Alien Isolation: en 1080p y calidad máxima consigue medias de 52 FPS. Battlefield 4: en 1080p y calidad máxima, sin suavizado diferido consigue medias de 50 FPS. Call of Duty Advanced Warfare: en 1080p y calidad máxima consigue medias de 54FPS. Crysis 3: en 1080p con ajustes en alto y SMAA 1x logra medias de 36 FPS. GTA V: en 1080p con una mezcla de ajustes en alto y ultra (sin filtros) consigue medias de 40 FPS. The Witcher 3: en 1080p con una mezcla de ajustes medios y altos logra medias de 32 FPS. DOOM 2016: en 1080p con escalado al 100% y ajustes medios consigue tasas medias de 34 FPS.Notas finales Tenemos un equipo plenamente capaz de ofrecer una experiencia satisfactoria en Full HD por muy poco dinero y también muy eficiente y fresco, ya que su consumo es muy bajo y sus temperaturas de trabajo muy reducidas.Obviamente si el presupuesto lo permite podríamos mejorarlo y modificar la tarjeta gráfica o incorporar un SSD como unidad principal, pero con el presupuesto que nos hemos marcado esto es lo mejor que podemos conseguir.Hemos querido dejar para el final la comparación con Xbox One y PS4. Debemos tener en cuenta que éste PC es en general superior a ambas consolas, es decir, ofrece una potencia bruta levemente mayor y tiene además la ventaja de que no tiene las limitaciones de ambos sistemas.También hay que tener en cuenta que los juegos en PC son mucho más asequibles, y supone un ahorro importante que iremos notando de forma gradual.Esas son en resumen sus ventajas más importantes. A favor de las consolas podemos hablar del soporte y la optimización, además del hecho de que se pueden conseguir por menos de 300 euros, pero en líneas generales podemos dejar una conclusión clara, si tenéis esos 360 euros este PC es la mejor opción.Enlaces de interés: Guías MC.
45 comentarios272 shares
26/06/2016Isidro Ros
Guía: Errores que no debes cometer al actualizar un PC

Guía: Errores que no debes cometer al actualizar un PC

Muchos hemos tenido que actualizar un PC en más de una ocasión, un proceso que implica tomar decisiones que pueden acabar siendo realmente complicadas, sobre todo cuando tenemos un presupuesto limitado y debemos cambiar varios componentes.Por desgracia no existe una guía mágica que nos permite acertar sin problemas y con una garantía de éxito total, al menos sin entrar en textos muy extensos y con una cierta complejidad, pero con este artículo hemos recogido una serie de consejos clave que os ayudarán a evitar algunos de los errores más importantes que se suelen cometer a la hora de actualizar un PC.Como siempre esperamos que os resulte de ayuda y os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios. 1-Buscar sólo componentes nuevos Es un fallo muy común, ya que existe la creencia popular de que comprar componentes informáticos de segunda mano es una mala inversión, cuando precisamente puede acabar siendo todo lo contrario.Las soluciones restauradas o "refurbished" por lo general nos permiten conseguir productos seminuevos a muy buen precio y tienen hasta dos años de garantía, así que son una excelente opción.Tampoco podemos descartar la compra a particulares, aunque en estos casos debemos ser especialmente cuidadosos.Ya publicamos una guía para estos casos que podéis repasar en este enlace.2-Gastar casi todo el presupuesto en un componente Es muy habitual, tenemos tendencia a pensar que si por ejemplo queremos un equipo para jugar nos va a bastar con montar una buena tarjeta gráfica, cuando la realidad es que si el resto de componentes no tienen un nivel mínimo probablemente no consigamos ni siquiera ejecutar algunos juegos.Ponemos un ejemplo sencillo. Tenemos 350 euros para actualizar un equipo Core 2 Duo E6600 con 2 GB de RAM y decidimos montar una GTX 970 y subir la RAM a 4 GB. Con ese equipo tendremos un desequilibrio enorme de componentes y no podremos disfrutar de aquellos juegos que requieran cuatro hilos o que tengan un consumo de RAM elevado.Si hubiéramos equilibrado el gasto apostando por ejemplo por un Core 2 Quad Q9450 de segunda mano, elevado la RAM a 8 GB y montado una Radeon R9 380X o una GTX 770 el resultado habría sido mucho mejor, ya que tendríamos un PC capaz de mover cualquier cosa actual en 1080p y con calidades altas o máximas. 3-Pensar que más memoria o más núcleos siempre mejorarán el rendimiento Viene a ser una evolución del punto anterior y se mantiene no sólo como uno de los errores más importantes, sino también como uno de los mitos más conocidos dentro del mundo de la informática.Cuántas veces habremos oído aquello de "tiene 16 GB de RAM, es superpotente", un reclamo muy común que se extiende a la hora de actualizar el PC.Es evidente que ampliar la RAM puede tener efectos muy positivos, de hecho es uno de los componentes que más limitan las posibilidades de un sistema, pero dependiendo del uso que hagamos del mismo hay límites a partir de los cuales las mejoras serán mínimas o directamente inexistentes.Así, si vas a jugar 8 GB es suficiente y 16 GB un tope del que no vale la pena pasar. Por contra, si vas a dedicarlo a ofimática, navegación y multimedia 2 GB pueden ser suficientes y 4 GB el máximo recomendable.Con el procesador ocurre algo parecido, ya que más núcleos no siempre implican un mayor rendimiento, puesto que si el software que utilizamos no es capaz de aprovechar más de dos o cuatro núcleos no obtendremos mejoras con procesadores de seis, ocho o diez núcleos. 4-Actualizar sin tener en cuenta la fuente de alimentación También es muy frecuente, he presenciado más de un caso en el que alguien ha actualizado su tarjeta gráfica dejándose llevar por los vatios de la fuente y no ha considerado el amperaje en el carril de 12v, o los conectores de alimentación adicional de la misma.Esto puede dar pie a muchos problemas, que van desde una alimentación deficiente que impida a la tarjeta gráfica funcionar correctamente hasta la ausencia de los conectores necesarios para poder instalarla.Antes de comprar nada asegúrate de que tu fuente de alimentación puede con los componentes que tienes en mente, y para hacerlo bien repasa la potencia real de la misma, sus conectores y el amperaje que es capaz de ofrecer en el carril de 12V.5-Ignorar ciertos componentes durante mucho tiempo Es un fallo importante que agrupa numerosos casos, pero que podemos resumir de forma sencilla para que se entienda a la perfección.Imaginemos por un momento que tenemos un PC para jugar que ya hemos actualizado dos veces en los últimos seis años, cambiando procesador y tarjeta gráfica, pero dejando el resto de componentes inalterados.En ese escenario es posible que si tenemos que volver a actualizar ambos componentes nos encontremos también un disco duro lento que empieza a dar síntomas de su edad, así como un sistema de disipación que no podrá cumplir con las necesidades del nuevo hardware, una fuente insuficiente, una torre que no tiene espacio para albergarlos e incluso un sistema operativo obsoleto.Descuidar de forma prolongada ciertos componentes nos puede llevar a un punto de no retorno, así que aunque sea importante priorizar en función del presupuesto debemos tenerlo muy en cuenta. Notas finales La clave para actualizar correctamente está en el equilibrio, algo que puede ser complicado de conseguir cuando tenemos presupuestos muy limitados, pero que debemos intentar cumplir de la mejor manera posible.Para ello lo ideal puede ser por ejemplo repartir las actualizaciones en función de nuestras expectativas, posibilidades y pretensiones, intentando mirar siempre a medio y largo plazo, y no limitarnos a la inmediatez, al corto plazo.Usamos un ejemplo para explicarlo mejor; quieres jugar a un título concreto que requiere mucha GPU y RAM pero que es menos exigente en CPU. Encuentras una tarjeta gráfica que está bien de precio y RAM asequible, pero un cambio de CPU te costaría muy caro y te obligaría a cambiar también la fuente,En este caso podrías plantearte cambiar tarjeta gráfica, RAM y fuente. Con ello tendrías el equipo listo para actualizar tu CPU en un futuro, una opción mejor que invertir el dinero de la fuente en comprar una gráfica más potente o más cantidad de memoriaEste ejemplo sería válido siempre que tu CPU actual sea al menos mínimamente capaz de mover el juego que quieres disfrutar, como es evidente.Enlaces de interés: Guías MC.
31 comentarios10 shares
29/05/2016Isidro Ros
Guía de compras de componentes de segunda mano

Guía de compras de componentes de segunda mano

A la hora de renovar nuestro PC muchos hemos tenido que recurrir en determinadas ocasiones a la compra de componentes de segunda mano, un mercado que puede servirnos de válvula de escape cuando no tenemos suficiente presupuesto como para enfrentar el coste de una renovación con componentes nuevos, o cuando simplemente no queremos hacer esa inversión porque sólo buscamos alargar un poco la vida útil del equipo hasta que podamos cambiarlo por completo.Sin embargo el mercado de componentes de segunda mano es una auténtica jungla, y no sólo por los precios, sino porque también corremos el riesgo de que el objeto que compremos no esté en buen estado o de que no funcione correctamente, así que debemos ir con muchísimo cuidado.Obviamente esto no cambia el hecho de que es un mercado interesante en el que podemos encontrar soluciones muy atractivas y a buen precio que nos pueden ser de gran utilidad, pero como dijimos debemos ir con sumo cuidado, buscar bien y sobre todo tener claro el valor aproximado que es justo pagar por lo que estamos buscando.Hay muchas variables a considerar, pero como es un sector interesante hemos querido hacer una guía con la que ayudaros a asegurar buenas compras de componentes de segunda mano para renovar vuestro equipo, en la que os dejaremos una serie de consejos base que deberéis tener muy en cuenta.1-Ten claro lo que necesitas cambiar Puede sonar demasiado obvio pero es el pilar básico para hacer una buena compra. Si por ejemplo queremos cambiar nuestra tarjeta gráfica pero no nos damos cuenta de que la fuente no nos servirá con otra nueva da igual que consigamos una nueva a un precio muy bajo, ya que no podremos utilizarla hasta cambiar dicha fuente.Por ello debes conocer bien tu equipo, saber qué es lo que ya no cumple tus necesidades o expectativas y qué elementos pueden depender de él y a la inversa, ya que sólo así te asegurarás de que estás buscando los componentes correctos.Obvia decir que este consejo también aplica a compras de componentes nuevos, ya que en esencia es un consejo general para enfrentar cualquier renovación de componentes. 2-Recurre a servicios de confianza También es obvio pero debemos tenerlo en cuenta. No debemos dejarnos llevar por aparentes chollos, ya que en la mayoría de los casos serán timos y si picamos tendremos muy complicado recuperar el dinero.Se han dado muchos casos de este tipo, de hecho uno de los últimos utilizaba de gancho una GTX 970 por 200 euros. ¿Suculenta, verdad? Sólo aceptaba pago por transferencia y engañó a bastante gente, así que cuidado.Lo ideal es buscar el trato en mano, y si podemos probar antes de comprar mejor que mejor. También podemos recurrir a servicios con intermediarios que acepten devoluciones o PayPal, ya que con ello minimizamos los riesgos.3-Conoce los riesgos que presentan los componentes que buscas Cada componente presenta ciertos riesgos al ser de segunda mano, y debemos tenerlo muy claro. Por ejemplo en procesadores con multiplicador desbloqueado lo más probable es que el mismo haya sido overclockeado, y por tanto podría tener daños no apreciables a corto plazo.Con las tarjetas gráficas ocurre algo similar, pueden haber sido overclockeadas, y en el caso de los modelos con varios años encima es posible que nunca hayan visto un cambio de pasta térmica, por lo que podrían presentar problemas de temperatura y acabar dando problemas.Los SSDs y los discos duros también pueden acabar dando problemas si tienen muchos años encima, así que no recomendamos comprar productos de este tipo que tengan más de dos años de uso, salvo que sean realmente baratos y estemos dispuestos a sumir un riesgo claro.Por eso dijimos que lo ideal es probar antes de comprar, o buscar productos con pequeñas garantías y/o vendedores que admitan devoluciones. 4-Compara precios y no temas negociar Antes de lanzarte a comprar uno o varios componentes debes tener claro cuál es el precio medio que tienen en el mercado de segunda mano, siempre acorde a una determinada antigüedad y estado o calidad, ya que por ejemplo no puedes meter en el mismo saco una GTX 970 genérica que una GTX 970 G1 de GIGABYTE, por poner un ejemplo.Una vez tengas el precio medio en la cabeza busca y ten mucha paciencia, y si encuentras un producto que se ajusta a tus expectativas pero se pasa de precio no temas negociar de forma educada, aunque no pierdas el tiempo si ves que el vendedor no está abierto a diálogo.No te olvides de comparar también el precio de segunda mano con el que tendría nuevo o con el de su equivalente más cercano, ya que te podrá servir como referencia para fijar un punto claro que marque la línea divisoria entre lo aceptable y lo no aceptable.5-No compres componentes demasiado antiguos Esto tiene una explicación muy sencilla. Si compras componentes muy antiguos no notarás una mejora grande frente a los que ya utilizas, y probablemente estén igual de obsoletos o lo estén muy pronto y no amortices el dinero gastado.Un ejemplo claro lo tienes en las GTX 295 de NVIDIA y las HD 4870X2 de la extinta ATI, ambas son tarjetas gráficas con una potencia muy grande para el tiempo que tienen, pero su consumo es enorme y además no soportan DirectX 11, por lo que no te permitirán jugar a los títulos actuales.Otro ejemplo lo tenemos en los Core 2 Duo y los Athlon 64 X2 que fueron tope de gama en su momento. Dada la pequeña diferencia de precio que tienen con los Core 2 Quad y los Phenom II X4 lo mejor es pasar directamente de ellos.Tampoco debemos olvidarnos de que los componentes con más años encima tienen más probabilidades de fallar a corto plazo, ya que han recibido un mayor uso. 6-No te olvides de los productos restaurados En un punto intermedio tenemos los productos restaurados, aquellos que no llegan a ser nuevos pero que tampoco son de segunda mano en sentido estricto, ya que por lo general han recibido un uso mínimo y se encuentran totalmente restaurados, hasta tal punto que pueden parecer nuevos.Su precio es muy cercano al de sus equivalentes nuevos ya que no son componentes de segunda mano, pero en algunos casos es posible encontrar ofertas muy buenas a precios muy atractivos, sólo hay que buscar y tener un poco de suerte.Por lo general son una gran opción si el presupuesto lo permite, ya que tienen garantía de hasta dos años y no suelen dar problemas.Antes de terminar os invito a que nos contéis vuestras experiencias en el mercado de segunda mano, y como no a que nos dejéis vuestras propias opiniones y consejos.Enlaces de interés: Guías MuyComputer.Imágenes: Shutterstock.
9 comentarios202 shares
13/04/2016Isidro Ros
El precio de la RAM bajará bastante a mitad de año

El precio de la RAM bajará bastante a mitad de año

No hay duda de que el precio de la RAM se ha movido en una especie de montaña rusa durante los últimos años, teniendo algunos incrementos considerables para posteriormente volver a caer de forma exagerada, y parece que ésta seguirá siendo la tendencia a lo largo de 2016.Pei Ing Lee, presidente del fabricante taiwanés de DRAM Nanya Technology, ha comentado que debido al crecimiento de capacidad y los nodos avanzados que estarán operativos por parte de gigantes como Samsung, SK Hynix y Micron el precio de la memoria bajará entre un 20% y un 30% a mediados de este mismo año, aunque podría llegar a caer hasta un 40% si los incrementos de producción no sufren ningún retraso.Esa es precisamente una de las claves más importantes, la velocidad con la que arranquen las nuevas capacidades productivas, aunque incluso en el peor de los casos podemos dar por seguro que la memoria RAM experimentará una nueva bajada de precio.Como imagináis esto tendría consecuencias positivas para el usuario, ya que sería posible comprar kits de memoria RAM de alta capacidad a precios realmente bajos, aunque de momento no podemos hablar de cifras concretas.A pesar de todo podemos echar un vistazo a los precios actuales y hacer alguna aproximación. Hoy por hoy tenemos por ejemplo kits de 16 GB de DDR3 por unos 65 euros, si nos dejamos llevar por esta información no sería extraño acabar viendo componentes como éste por debajo de los 60 euros.Más información: DvHardware.
15 comentarios787 shares
19/03/2016Isidro Ros
Guía de compras navideñas: placas base y RAM

Guía de compras navideñas: placas base y RAM

Retomamos nuestras guías de compras navideñas hablando en esta ocasión de dos componentes esenciales a la hora de montar cualquier PC, placas base y RAM, elementos que como decimos juegan un papel vital aunque no siempre reciben el cuidado que merecen.En muchas ocasiones el no prestar la debida atención a la hora de elegir ambos componentes es algo que puede deberse al desconocimiento, pero también influye la amplia oferta que podemos encontrar en el mercado actualmente, ya que puede llegar a abrumar y confundir al usuario.Por ello en esta selección os dejaremos una recomendación con los modelos de placa base y RAM más recomendables para estas navidades, agrupados en diferentes categorías y precios. Placas base Intel Actualmente el gigante del chip mantiene varias plataformas; LGA1150, LGA1151 y LGA 2011-3. La primera se mantiene como la más económica y nos permite acceder a CPUs muy potentes, así que es la que mejor relación calidad-precio ofrece, mientras que la segunda es la que soporta la nueva gama Skylake.La tercera sustenta la gama de procesadores Extreme de Intel, que como sabemos tienen más de cuatro núcleos, pero supone un precio elevado y está limitada a los presupuestos más altos.Con esta breve presentación empezamos nuestra selección.Gama baja: GIGABYTE GA-H81M-S2HUna placa sencilla pero bien acabada, con una construcción sólida y pinceladas de calidad que nos permite acceder a todo lo que necesitaremos para disfrutar de la gama Haswell de Intel (LGA1150), pero sin excesos. Gran compra para presupuestos reducidos.Precio: 51,95 euros.Gama media: GIGABYTE Z97X-Gaming 3También dirigida a la plataforma LGA1150. Todo un lujo de placa a un precio muy equilibrado. Cuenta con construcción UltraDurable y una gran cantidad de funciones avanzadas, incluida tarjeta de red Killer, sonido integrado Creative de alta calidad y soporte de configuraciones multiGPU y de overclock.Precio: 129 euros.Gama alta: MSI Z170A G45Solución para plataforma LGA1151, soporta overclock y tiene una enorme cantidad de funciones y elementos que la convierten en un sueño para cualquier gamer o usuario que aspire a conseguir un gran nivel de rendimiento. Cuenta también con construcción Military Class de alta calidad y soporte de configuraciones multiGPU, además de DDR4.Precio: 166,36 euros.Tope de gama: GIGABYTE GA-X99-Gaming 5Una placa base de auténtico ensueño, compatible con la plataforma LGA 2011-3 y a la que no le falta de nada. Diseño cuidado, alta calidad de construcción y soporte de funciones avanzadas, incluido overclock y configuraciones de hasta 4 GPUs completan una placa base única y con un precio muy equilibrado. Soporta DDR4.Precio: 299 euros. Placas base AMD AMD tiene también varias plataformas en activo pero en esta guía nos centraremos en las dos más habituales dentro del mercado de consumo general, FM2 y AM3+, donde también dividiremos por categorías y gamas.Gama FM2:Nos permite utilizar APUs de AMD, soluciones que integran procesador y GPU, recomendables para usuarios con presupuestos muy ajustados que quieran montar equipos con los que jugar en condiciones aceptables sin gastar mucho dinero. También soportan CPUs Athlon.Gama básica: MSI A68HM-P33 V2 Un modelo muy asequible y económico que ofrece un gran valor para lo que cuesta. Su construcción Military Class 4 garantiza un mínimo de calidad, mientras que a nivel de funciones cumple sin excesos en todos los sentidos.Precio: 45 euros.Opción recomendada: GIGABYTE GA-F2A88XM-DS2La mejor opción en relación calidad-precio, ya que integra el chipset A88X y cuenta con GIGABYTE Ultra Durable 4 Plus, lo que indica una alta calidad de construcción. En funciones no echaremos nada en falta, ya que soporta incluso memorias DDR3 a 2.400 MHz gracias al overclock.Precio: 55,95 euros.Gama AM3+Con estas placas podremos instalar procesadores de la serie FX de AMD, incluidos los Piledriver de última generación, así que es la mejor opción para aquellos que quieran un equipo de alto rendimiento basado en procesadores AMD.Gama básica: ASRock 960GM-VGS3 FXEs una placa pequeña pero muy capaz, que permite montar CPUs FX serie 8000 sin mayor problema. En relación calidad-precio es probablemente la mejor opción disponible a día de hoy en el mercado.Precio: 49,90 euros.Gama media: MSI 970 GamingExcelente placa para los que lo quieren todo sin gastar en exceso. Tiene una construcción muy cuidada, soporte de CrossFire de AMD y ofrece funciones avanzadas a tener muy en cuenta, como la tarjeta de red Killer y soporte avanzado de overclock.Precio: 106,21 euros.Gama alta: MSI 990FXA GamingEquipada con el chipset tope de gama AMD 990FX. Mejora en gran medida las posibilidades del modelo anterior, añadiendo elementos a tener muy en cuenta, como por ejemplo el soporte de SLI de NVIDIA y hasta tres GPUs AMD en CrossFire X.Precio: 151,90 euros. Memoria RAM Debemos tener claro algunos puntos importantes. Lo primero es que hay que priorizar cantidad sobre velocidad y latencias, aunque una vez llegados a los 8 GB no experimentaremos mejoras reales salvo en escenarios muy concretos.En segundo lugar tenemos que estar seguros de que nuestra placa soporte el tipo de memoria que vamos a comprar. Finalmente hay que tener presente que la velocidad debe ser lo más alta posible, pero tiene que ir acompañada de unas latencias reducidas.Gama básica: HyperX Fury 4 GB DDR3 1.600 MHz CL10Un módulo de 4 GB de DDR3 equilibrado. Buena relación velocidad-latencia-precio, ideal para equipos de bajo presupuesto.Precio: 22,60 euros.Gama baja: Crucial Ballistix Sport 8 GB DDR3 1.600 MHz CL9Un kit de dos módulos de 4 GB que básicamente es lo mejor que podemos encontrar en el mercado en su gama. Muy equilibrado y recomendado para equipos de alto rendimiento y presupuestos ajustados.Precio: 42,95 euros.Gama media: G.Skill Ripjaws X 16 GB DDR3 2.133 MHz CL9Una gran opción para los que quieran tener un equipo de alto rendimiento y a prueba de futuro, pero sin caer en derroches innecesarios. Una memoria equilibrada, capaz de ofrecer un alto rendimiento y con un precio muy razonable.Precio: 97,95 euros.Gama alta: G.Skill Ripjaws V Red DDR4 3000 CL15Sin duda el modelo más recomendable dentro de su categoría, ya que tiene un precio accesible y un rendimiento que no dista apenas de otros kits superiores que llegan a ser hasta el triple de caros.Precio: 121 euros.Enlaces de interés: Guías MuyComputer.
10 comentarios330 shares
27/12/2015Isidro Ros
Este es el coste de cada componente del iPhone 6s

Este es el coste de cada componente del iPhone 6s

Una firma dedicada al análisis de productos tecnológicos ha desgranado el coste de cada componente del iPhone 6s, dejándonos ver de forma detallada no sólo el coste total de fabricación del terminal, sino también apreciar cuáles de esos componentes son los más caros y cuales son los más económicos.Como podemos ver en la gráfica el conjunto de chips de señal y de procesamiento son los componentes más caros cuando se valoran en grupo, ya que suponen un coste de 58 dólares, seguido de la pantalla y el sistema táctil con un coste de 42,50 dólares, y la memoria RAM y NAND Flash, que queda en 23,50 dólares.El montaje de componentes, ensamblado y prueba del terminal también lleva aparejado un coste considerable, 18 dólares, mientras que lo más económico es precisamente uno de los componentes más importantes el terminal, la batería, que sólo cuesta 3,50 dólares.Haciendo una comparación con el coste de componentes del iPhone 6 vemos que la única gran diferencia la tenemos en la memoria, algo que se explica por el incremento a 2 GB y el uso de LPDDR4 en lugar de la LPDDR3 presente en el iPhone 6.En general el coste de materiales de ambos terminales es muy parecido, aunque el iPhone 6s resulta un poco más elevado, ya que asciende a 245 dólares frente a los 228,50 dólares del tope de gama anterior, aunque como siempre debéis tener en cuenta que en esos costes no se incluyen los de transporte, I+D y publicidad y márketing.Más información: Teardown.
10 comentarios325 shares
29/09/2015Isidro Ros
Guía: Qué tarjeta gráfica elegir para jugar en 1080p

Guía: Qué tarjeta gráfica elegir para jugar en 1080p

A pesar de que todavía muchos usuarios utilizan resoluciones inferiores podemos decir que jugar en 1080p se ha convertido en el nuevo "estándar" o, por decirlo de otra forma, en el gran objetivo de la mayor parte de la comunidad gamer en PC.Uno de los principales motivos reside en la buena relación calidad de imagen-coste que tiene hoy por hoy montar un equipo que nos permita disfrutar de dichas resoluciones con un rendimiento aceptable, además de la gran bajada de precio que han experimentado los monitores de alta calidad, gran tamaño y resoluciones Full HD.En este sentido uno de los elementos clave que determinará si realmente podremos disfrutar adecuadamente de una buena experiencia de juego con esta resolución es la tarjeta gráfica, un componente que hoy por hoy cuenta con una gran oferta por parte de AMD y NVIDIA, y que recientemente ha vivido una importante renovación con la llegada de nuevas soluciones.Por ello nos hemos lanzado a realizar esta guía, en la que os ayudaremos a elegir las mejores tarjetas gráficas del mercado para jugar en 1080p, siempre desde la idea de buscar la mejor relación calidad-precio y  abarcando diferentes presupuestos, puesto que, por fortuna, los 1080p ya no son algo exclusivo de la gama alta. Mejor opción para presupuestos muy ajustadosLa llegada de la GTX 950 ha tenido consecuencias positivas dentro de la gama media de NVIDIA, ya que ha permitido una bajada de precios que ha afectado a la GTX 750 Ti hasta hacerlas muy apetecibles.Dichas tarjetas gráficas, las GTX 750 Ti, son el modelo ideal para todo aquél que quiera actualizar un equipo antiguo o montar uno nuevo de bajo coste pero aspire a jugar en 1080p con calidades altas, incluso máximas en algunos casos, y los motivos son los siguientes:Alta eficiencia, consumen poco y generan muy poco calor, lo que implica que funcionan sin problema en fuentes pequeñas. Se llevan bien con procesadores modestos, es difícil que sufran un cuello de botella. Podemos encontrarlas en tamaños muy compactos. Actualmente tienen la mejor relación calidad-precio del mercado en su gama. Rinden un 14% más de media en 1080p que las R7 260X, rival directo de la misma, y consumen casi un 50% menos a plena carga.¿Qué podemos esperar de ella en juegos? Os dejamos una muestra:Crysis 3 1080p calidad máxima con 4x AA: 23 FPS. Battlefield 4 1080p calidad máxima con 4x AA: 29 FPS. GTA V 1080p calidad muy alta y MSAA apagado: 27 FPS. The Witcher 3 1080p calidad media, postprocesado alto: 33 FPS.Precio: desde 128,46 euros. Opción intermediaPor un poco más de dinero tenemos como mejor opción a la R9 270, una solución que se ha mantenido desde su primera aparición bajo el nombre de Radeon HD 7870 cono una de las mejores tarjetas gráficas precio-rendimiento de la historia.Todavía hoy siguen ofreciendo un excelente nivel de desempeño y tienen un precio muy bueno, así que si podéis gastar un poco más y tenéis una fuente que cumpla con el mínimo necesario (500W) es la mejor opción, ya que no hay nada hoy por hoy que ofrezca el mismo valor por lo que cuesta.Estas son sus principales características clave:Diseño más eficiente que las Radeon HD 7870. Arquitectura muy equilibrada, en la que destaca el bus de 256 bits. Consumo y temperaturas aceptables. En algunos juegos su rendimiento se acerca al de modelos mucho más caros. Rinden de media un 25% más en 1080p que las GTX 750 Ti.A continuación os dejamos algunos resultados de rendimiento real:Crysis 3 1080p calidad máxima con 4x AA: 26 FPS. Battlefield 4 1080p calidad máxima con 4x AA: 41 FPS. GTA V 1080p calidad muy alta y MSAA apagado: 35 FPS. The Witcher 3 1080p calidad media, postprocesado alto: 42 FPS.Precio: desde 149 euros. Mejor opción con un presupuesto de 200 eurosYa hemos podido ver que no necesitamos hacer un gasto enorme para poder acceder a una gráfica potente y capaz de tirar sin problemas de juegos actuales en 1080p, aunque todavía nos queda una tercera alternativa para aquellos que dispongan de mayor presupuesto.La elección es complicada ya que en este rango de precios hay opciones muy interesantes de NVIDIA y AMD, pero la que se lleva la palma es la GTX 960 de los de verde.Estos son los puntos más importantes que nos llevan a inclinarnos por ella:Funcionamiento eficiente, con máximos de consumo de 129W frente a los picos de consumo de 250W de las R9 285. Tecnologías avanzadas, como la compresión de color, que reducen el consumo de ancho de banda y mejoran el rendimiento general de la tarjeta, a pesar de que cuenta con un bus de 128 bits. Excelente relación precio-rendimiento-consumo. Diseño compacto, escala muy bien con el overclock.Terminamos con algunos datos de rendimiento:Crysis 3 1080p calidad máxima con 4x AA: 29 FPS. Battlefield 4 1080p calidad máxima con 4x AA: 52 FPS. GTA V 1080p calidad muy alta y MSAA apagado: 43 FPS. The Witcher 3 1080p calidad media, postprocesado alto: 55 FPS.Precio: desde 196,26 euros con envío gratis. Notas finales Como vemos la diferencia de precio entre estas tres tarjetas gráficas está plenamente justificada, ya que existe una diferencia de rendimiento considerable entre ellas, así que la elección de una u otra dependerá en gran medida de nuestro presupuesto y ciertos aspectos de nuestro equipo, como por ejemplo la potencia de la fuente de alimentación.A nivel personal considero que merece la pena invertir un poco más en la GeForce GTX 960 y me decantaría directamente por ella, y no sólo por la diferencia de rendimiento, sino porque además tiene confirmado soporte de DirectX 12_1.Enlaces de interés: Guía: La mejor tarjeta gráfica por menos de 100 euros Guía: La mejor tarjeta gráfica por menos de 200 euros Guía: La mejor tarjeta gráfica por menos de 300 euros Que no te engañen: Claves para elegir una tarjeta gráfica Recopilación guías
40 comentarios58 shares
23/08/2015Isidro Ros
Guía: Montando un PC para jugar por 600 euros (2015)

Guía: Montando un PC para jugar por 600 euros (2015)

Seguimos renovando nuestras guías y esta semana montaremos un PC para jugar por 600 euros, un presupuesto que ya nos permite acceder a un equipo muy superior a cualquiera de las dos consolas de nueva generación, y también más potente que el que os dejamos la semana pasada en nuestra anterior guía, donde nos limitamos a un presupuesto de 400 euros.En contra de lo que creen y hacen creer otros medios a los usuarios no es necesario gastar mil euros para montar un buen PC gamer, ya que por mucho menos podemos hacernos con algo equilibrado y con un excelente nivel de rendimiento.Por otro lado tampoco es conveniente considerar en pleno 2015 un procesador básico de dos núcleos y dos hilos para algo más que la ofimática y el multimedia ligero, algo que cualquier gamer habitual sabe y que durante el último año se ha hecho todavía más evidente.Al igual que en la guía anterior mantendremos una estructura razonada y ordenada de componentes y nos limitaremos a la torre, pero no temáis, tenemos pensado hacer un especial de accesorios cuando acabemos de renovar todas nuestras guías de hardware, en el que os ayudaremos a elegir también monitor, altavoces, teclado y ratón.No os hacemos esperar más, vamos a lo importante, aunque antes os recordamos que el objetivo de este equipo es jugar a todo en 1080p con todo en ultra o alto, aunque con él también podemos subir a 2K y mantener la calidad alta en muchos juegos. Plataforma El aumento de presupuesto nos permite acceder a CPUs Intel de cuatro núcleos pero también a los FX de cuatro módulos y ocho núcleos de AMD, una buena noticia pero que a su vez nos obliga a realizar una elección muy complicada que no ha sido nada fácil de resolver.Al final hemos optado por Intel y el socket LGA1150 acompañado de un Core i5 por que con ello conseguimos un rendimiento más estable a un precio más asequible del conjunto placa + procesador.Para aprovechar al máximo un FX de ocho núcleos habríamos necesitado una placa de gama alta y un buen disipador para sostener el overclock, lo que nos obligaría a recortar componentes tan vitales como la tarjeta gráfica.Sí, el Core i5 que hemos elegido es un poco más caro que un FX-8350 pero cuenta con cuatro núcleos reales, consume muy poco y tiene un IPC muy alto, lo que le permite ofrecer un rendimiento superior en la mayoría de los juegos, y la placa base que debe acompañarlo es, como dijimos, más económica que la que deberíamos montar con dicho FX. Placa baseBien, hemos optado por un procesador Core i5 sin multiplicador desbloqueado, por lo que no necesitamos una placa base con chipset Z97, sino que nos vale cualquier modelo básico, aunque obviamente no debemos descuidar por ello la calidad de la misma.Manteniendo la exigencia de unos requisitos mínimos de calidad en aras de garantizar una buena vida útil y la ausencia total de fallos optamos por la GIGABYTE GA-H81M-HD3, una placa básica equipada con el chipset H81 que cuenta con todo lo que vamos a necesitar a medio y largo plazo.Entre sus principales características destacan las siguientes:Construcción UltraDurable 4 Plus con condensadores sólidos y protección contra picos de tensión. BIOS UEFI dual. Hasta 16 GB de memoria DDR3 a 1.333 MHz o 1.600 MHz. No necesitamos más, ya que el estándar actual son 8 GB y nos permitirá doblarlo dentro de unos años, cuando sea realmente necesario. Por otro lado la velocidad no es un problema, ya que nuestro procesador no permite overclock.Al optar por esta placa tenemos, en resumen, una calidad más que suficiente y todo lo que necesitamos, pero nos permite a su vez ahorrar un poco de dinero que podemos añadir a la tarjeta gráfica.Precio: 62,35 euros. ProcesadorEstoy seguro de que más de uno habrá acertado con el modelo concreto de procesador que hemos elegido por lo que ha ido leyendo hasta ahora y en efecto, es el Core i5 4460.De todo lo que ofrece Intel actualmente por menos de 200 euros es sin duda el más equilibrado, ya que las diferencias frente a modelos más caros son de apenas unos pocos MHz de frecuencia que no justifican el gasto extra.Con este procesador tendremos un consumo moderado, cuatro núcleos reales a 3,2 GHz-3,4 GHz, modo normal y turbo, y un alto IPC que nos garantizará un rendimiento estable en cualquier juego.Precio: 181 euros. Memoria RAMDado que el presupuesto es bastante ajustado y no podemos derrorar en ningún sentido si queremos mantener un buen equilibrio de componentes hemos optado por el mismo módulo de 8 GB de la guía de anterior, el HyperX Savage de Kingston con latencias CL9 y 1.600 MHz de frecuencia.A pesar de que su precio ha subido aproximadamente unos 70 céntimos sigue siendo lo mejor que hemos podido encontrar y cumple de sobra con el estándar actual de 8 GB para jugar con garantías.No, no notaremos una mejora de rendimiento en juegos si montamos 16 GB, así que no vale la pena invertir más dado el objetivo del equipo y lo limitado del presupuesto.Os recordamos que el optar por un módulo y renunciar al doble canal no es un problema, ya que no notaremos diferencia alguna a nivel de rendimiento y sin embargo podremos ampliar a 16 GB con mayor facilidad cuando sea necesario.Precio: 52,20 euros. AlmacenamientoGracias a que hemos ido apurando al máximo el presupuesto podemos invertir un poco más en este componente, donde hemos optado por un Crucial BX100 de 250 GB, una capacidad que no nos impone excesivas limitaciones.A nivel de prestaciones este pequeñín nos ofrece unas velocidades de lectura y escritura secuencial de 535 MB/s y 370 MB/s, y de 87.000 IOPS y 70.000 IOPS en lectura y escritura aleatoria.Una maravilla para lo que cuesta, y lo mejor es que no nos rompe el presupuesto gracias a lo ajustadas que han sido nuestras anteriores decisiones.Precio: 84,95 euros. Tarjeta gráficaUn punto muy importante, donde invertiremos casi todo lo que nos queda de presupuesto, ya que es en esencia el punto más influyente del equipo, aunque obviamente ello no nos debe llevar a caer en desequilibrios.Teniendo en cuenta lo que nos queda de presupuesto y lo que todavía falta por comprar nos hemos decantado por la GTX 960, concretamente el modelo más sencillo GIGABYTE por ser el más económico y venir a pesar de todo con overclock de fábrica.Por lo demás monta 2 GB de GDDR5 y su rendimiento es excelente, ya que como veremos en las pruebas finales cumple de sobra con el objetivo de la guía.Precio: 197,20 euros. CajaNos queda muy poco presupuesto pero no tendremos problema para terminar el equipo de forma equilibrada sin pasarnos demasiado del máximo que nos hemos marcado.Dado que la placa es de pequeño tamaño, que no vamos a hacer overclock y que la tarjeta gráfica también es muy pequeña hemos optado por la caja Mars Gaming MC0.A pesar de su bajo coste es bastante bonita y cuenta con todos los conectores frontales que vamos a necesitar, incluyendo un USB 3.0 y salidas jack para auriculares y micro. Soporta dos ventiladores de 8 mm opcionales (no incluidos).Precio: 16,92 euros. Fuente de alimentaciónEstamos casi al borde del presupuesto pero tenemos la suerte de que una GTX 960 no demanda una gran fuente (400W), así que no tendremos que irnos a modelos excesivamente caros.Para no pasarnos mucho del presupuesto pero tampoco sacrificar en un punto tan importante como la fuente hemos optado por la Aerocool GT500S 500W 80Plus Bronze Modular.Dicha fuente cumple de sobra con las necesidades del equipo y nos ofrece tranquilidad y seguridad gracias a la potencia real de 460W y 28 amperios en el carril de 12V.Precio: 48,42 euros. Notas finales El coste total del equipo es de 643,34 euros. Hemos dejado aparte la unidad de DVD, ya que para muchos usuarios es innecesaria dada la enorme implantación de las memorias USB y de plataformas digitales como Steam, Humble Store y Good Old Games.Si añadimos una grabadora de DVD el coste subiría hasta los 650 euros, aproximadamente, pero eso lo dejamos al libre albedrío de cada uno.También podríamos reducir el coste hasta los 600 euros redondos prescindiendo del SSD a favor de un HDD, pero esos 40 euros extra merecen la pena, así que os recomiendo mantenerlo aunque se pase un poco del presupuesto base inicial.Dicho esto pasamos a ver qué tal rinde este pequeño en algunos de los juegos más importantes del momento:Battlefield 4 en 1080p al máximo con 4xAA: 51 FPS. CoD Advanced Warfare en 1080p al máximo: 101 FPS (73 FPS en resolución 2K). Crysis 3 en 1080p al máximo con 4xAA: 29 FPS. Dead Rising 3 en 1080p al máximo: 45 FPS. Far Cry 4 en 1080p al máximo: 46 FPS. GTA V en 1080p, calidad alta y FXAA: 75 FPS.Enlaces de interés: Montando un PC para jugar por 400 euros (2015)
96 comentarios305 shares
28/06/2015Isidro Ros
Guía: claves para elegir bien la placa base

Guía: claves para elegir bien la placa base

La placa base es uno de los componentes más importantes de cualquier PC, pero también es uno de los que menos se suelen tener en cuenta a la hora de montar o de adquirir un nuevo equipo, error muy frecuente que afecta incluso a usuarios relativamente avanzados.Al igual que ocurre con componentes como el procesador o la tarjeta gráfica su elección no es nada sencilla, algo que se agrava no sólo por la gran variedad de soluciones que podemos encontrar actualmente en el mercado, sino también por la extensa variedad de elementos que debemos considerar en cada uno de ellos.Por ello hemos decidido hacer esta guía, en la que os ayudaremos a tener claras una serie de pautas o puntos que es conveniente seguir, ya que os permitirán elegir correctamente la placa base que mejor se adapta a vuestras necesidades.Como siempre intentaremos evitar complicaciones innecesarias y nos centraremos en lo importante, de forma que así esta guía sea útil incluso para los usuarios con menos experiencia. Consideraciones previas Es posible que algún usuario se pregunté por qué es tan importante la placa base, y lo cierto es que podríamos dar una respuesta muy extensa y rica en conceptos a esa cuestión, pero para que resulte más fácil de asimilar lo mejor es hacerlo de forma resumida:La placa base es el sustento general del equipo, todos los componentes se conectan e interactúan entre sí gracias a ella. Una placa base integra funciones vitales, muchas de ellas accesibles a través de la BIOS, que pueden acabar afectando y limitando nuestra experiencia de uso a nivel general. De la calidad de construcción y solidez de la placa depende no sólo la vida útil de nuestro equipo, sino también la del resto de componentes, que pueden verse afectados por el mal funcionamiento de aquella. Las posibilidades de actualización de nuestro equipo dependen también directamente de la placa base, un detalle muy importante que puede ayudarnos a alargar la vida útil de nuestro sistema con pequeñas actualizaciones en lugar de comprar un equipo entero. Influye en el aprovechamiento de los componentes del sistema, hasta tal punto que la elección de un procesador de última generación y su instalación en una placa base inadecuada puede suponer una pérdida de prestaciones, por ejemplo.Estos cinco puntos nos permiten entender mejor porque es tan importante la placa base dentro de un equipo, y es que la misma viene a ser para un PC lo mismo que los pilares para una casa. Socket que vamos a utilizarAntes de lanzaros a elegir una placa base debemos tener claro el socket, o lo que es lo mismo, la plataforma por la que tenemos pensado apostar.El socket, también conocido como zócalo, es el elemento de conexión que integra cada placa base para instalar el procesador. Dado que existen diferentes tipos de socket cada uno permite el uso de determinados procesadores concretos.A continuación os dejamos los diferentes tipos de socket que podemos encontrar actualmente.Intel:LGA1150. LGA1155. LGA2011. LGA2011-3.AMD:AM3/AM3+. FM2/FM2+. AM1.Debemos tener presente que en ocasiones un mismo socket soporta diferentes generaciones de procesador, como ocurre por ejemplo en las placas base con socket LGA1150, que permiten instalar tanto procesadores Intel Core serie 4000 como los nuevos Core serie 5000. Chipset que utiliza la placa base Este detalle es muy importante, ya que del chipset dependen buena parte de las funciones de la placa base e influye directamente en la posibilidad de aprovechar terminados tipos de componentes y configuraciones.En el caso de Intel los chipsets Z75, Z77, Z87 y Z97 forman la gama alta dentro de la línea de consumo general y son los que permiten disfrutar de una mayor cantidad de funciones.Si vamos a utilizar CPUs serie K (multiplicador desbloqueado) es imprescindible utilizar una placa base con dichos chipsets, ya que de lo contrario no podremos sacar partido de este tipo de procesadores.Por el contrario los modelo con chipsets H87 y H97 no tienen soporte de oveclock y resultan un poco más limitadas, pero para el usuario medio son más que suficientes.Finalmente si optamos por la gama baja con chipsets como los H77 o H81 la placa no ofrecerá soporte de configuraciones multiGPU y mostrará un nivel de prestaciones más básico, pero de nuevo esto no tiene porque ser negativo, siempre que su calidad de construcción sea buena y se ajuste a nuestras necesidades reales.En lo que respecta a AMD el chipset tope de gama es el AMD 990FX, que ofrece soporte completo de overclock y permite configuraciones multiGPU con un total de 32 líneas PCI-E a repartir.Un peldaño por debajo tenemos el AMD 990X. La diferencia más importante que presenta frente al anterior es que cuenta con 16 líneas PCI-E, lo que nos limita a configuraciones con dos tarjetas gráficas a x8 cada una.También existe el socket AMD 980G, pero es una rareza que soporta únicamente CPUs FX, no otras como los Ahtlon o Phenom II. Suele ser poco habitual y no es recomendable. Finalmente el chipset AMD 970 es de gama baja aunque, a pesar de todo, puede soportar hasta dos tarjetas gráficas trabajando juntas, aunque limitadas a 4 líneas PCI-E (x4) cada una.En lo que respecta a la plataforma FM2+ los chipsets más recomendables son los A88X, A78, y A55 ya que soportan APUs Kaveri, Trinity y Llano, aunque sólo el primero permite utilizar dos tarjetas gráficas trabajando cada una en x8. Formato de la placa base Esto también es importante, ya que dependiendo del tamaño del equipo que queramos montar deberemos optar por una placa base de menor o mayor.Actualmente podemos encontrar los siguientes formatos de placa base:ATX: Es el tamaño estándar y el más utilizado en general, tiene unas medidas de 305 x 244 mm. Micro-ATX: Ha adquirido una gran popularidad a la hora de montar equipos compactos pero potentes, tiene unas medidas de244 x 244 mm. Mini-ITX: No es el más habitual, pero es muy útil para montar equipos pequeños y normalmente de menor potencia, tiene unas medidas de 170 x 170 mm.Conectores y posibilidades de ampliación Como dijimos anteriormente la placa base determinará los componentes que podremos instalar hoy y mañana, y por tanto las posibilidades de ampliación que tendremos a corto y medio plazo, por lo que debemos asegurarnos de que integra todo lo que vamos a necesitar realmente.Estos son los puntos básicos que debemos revisar y valorar:Capacidad total y tipo de memoria RAM que permite instalar, así como la velocidad máxima que permite. Ranuras PCI-E, que deben ser tipo 3.0. Si tenemos pensado utilizar más de una tarjeta gráfica debemos buscar modelos que tengan más de una de estas ranuras e intentar que permitan configuraciones de x16 y x8 cómo mínimo, aunque lo ideal es x16/x16. Puertos SATA III y USB 3.0 para aprovechar al máximo los dispositivos de almacenamiento. Si tenemos pensado utilizar un SSD de última generación y alto rendimiento en conector PCI-E debemos buscar una placa con uno de estos puertos tipo x4.Calidad de construcción y valor añadidoUna placa base puede perfectamente ser económica y de gama baja pero contar con una buena calidad de construcción y ofrecer una excelente fiabilidad, sólo tenemos que cuidar nuestra elección y buscar con cabeza.De ello dependerá su vida útil y el buen funcionamiento de nuestro equipo, así que es recomendable que nuestra placa base tenga, como mínimo, condensadores sólidos, un PCB resistente, un sistema de alimentación que no debería bajar de las 6 fases para equipos de alto rendimiento y sistemas de protección contra picos de tensión. Obviamente todo lo que exceda de lo dicho es bienvenido y contribuirá a garantizar una mayor durabilidad.Si bien es cierto que la calidad de construcción representa en sí misma un valor añadido también hay otros elementos integrados en la placa base que debemos tener en cuenta, como la calidad del chip de sonido y la tarjeta de red. Algunas recomendaciones concretas: Para terminar os dejamos algunas recomendaciones con ejemplos de productos concretos en los que hemos aplicado todos los puntos que se han expuesto en esta guía, de forma que podáis terminar de asimilarla con mayor facilidad.Si vamos a montar un equipo para jugar basado en un Core i5 4670K (socket LGA1150) y tenemos intención de utilizar ahora o en el futuro dos tarjetas gráficas la GIGABYE Z97X-Gaming 3 es una de las mejores soluciones que podemos encontrar. Su precio es de unos 130 euros.En el caso de que tengamos en mente hacernos un equipo basado en un FX-8350 (socket AM3+) y queramos también utilizar dos tarjetas gráficas la GA-990FXA-UD3 Rev 4.0 sería una excelente elección, ya que ronda los 140 euros.Enlaces de interés ⇒ Recopilación de guías MuyComputer.
12 comentarios3 shares
24/05/2015Isidro Ros
[ ]