Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Heavy Rain, análisis: el conocido clásico de PS3 llega a PC

Publicado el

Quantic Dream se ganó una importante reputación como desarrolladora gracias a títulos como The Nomad Soul, una de las «rarezas» más interesantes que llegaron a Dreamcast, aunque su reconocimiento a nivel internacional despegó sobre todo tras el lanzamiento de Fahrenheit en 2005, y se consagró en 2010 con Heavy Rain.

El estilo de este estudio francés es inconfundible y ha mejorado de forma notable con el paso de los años. Beyond: Two Souls es un claro ejemplo de ello, y el reciente Detroit: Become Human es toda una demostración de poderío a nivel técnico y narrativo, un excelente exponente de que hay vida más allá de la acción frenética y de los efectos «descacharrantes».

Debo decir que en su momento tuve la oportunidad de jugar a The Nomad Sould en Dreamcast y a Farenheit en Xbox, pero no había tenido la ocasión de jugar a Heavy Rain en su versión original para PS3, así que afronté el análisis de la entrega para PC sin ningún tipo de condicionante, con las ideas claras, aunque siendo consciente, eso sí, de que se trata de un juego de 2010, algo que obviamente influirá en el apartado técnico que me iba a encontrar.

Tras varios día disfrutando de Heavy Rain por fin puedo compartir con vosotros mis impresiones. No me ha dado tiempo a completar todos los finales posibles, pero he disfrutado del juego durante más de 20 horas, así que puedo contaros prácticamente todo lo que debéis saber. ¿Estamos todos? Pues poneos cómodos, que empezamos.

Equipo de pruebas, requisitos y apartado técnico

Heavy Rain para PC es una edición remasterizada del original. Esto quiere decir que trae pequeñas mejoras gráficas que se deja notar, sobre todo, en las texturas, los efectos de luces y sombras y en el suavizado de bordes. Todo esto, unido al aumento de la resolución frente a la versión de PS3, que funciona en 720p, consigue dar un buen lavado de cara al título, pero sigue siendo evidente que se trata de un juego de la generación anterior.

Esto debería tener un lado positivo, y es que los requisitos de Heavy Rain deberían ser bastante bajos, pero como vamos a ver a continuación la realidad es totalmente distinta.

Requisitos mínimos

  • Sistema operativo: Windows 7 de 64 bits.
  • Procesador: i5-4430 a 3 GHz o equivalente (AMD FX 8350).
  • Memoria: 4 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 660 con 2 GB o AMD Radeon HD 7870 con 2 GB
  • API gráfica: DirectX 11.

Requisitos recomendados

  • Sistema operativo: Windows 7 de 64 bits.
  • Procesador: Core i5 6600K o equivalente (Ryzen 3 1200).
  • Memoria: 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 970 con 4 GB o AMD Radeon R9 390 con 4 GB.
  • API gráfica: DirectX 11.

El equipo que hemos utilizado para el análisis dispone de los siguientes componentes:

  • Procesador Ryzen 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz.
  • 32 GB (4 x 8 GB) de RAM Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3.200 MHz (CL16).
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5 con BIOS F23.
  • Sistema de refrigeración Corsair Hydro Series H100i RGB Platinum.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE 980 TI G1 Gaming con 6 GB de GDDR5 a 7,8 GHz y GPU a 1.478 MHz.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB, donde se ha instalado el juego.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair RM750x con certificación 80 Plus Oro.

A nivel técnico Heavy Rain no luce mal a pesar de ser un juego de la pasada generación. Como dijimos esto es posible gracias a las mejoras que se han introducido con la remasterización, de hecho tiene algunas escenas brillantes gracias a la excelente ambientación que ha creado Quantic Dream.

En general las sensaciones que me ha transmitido a nivel gráfico son buenas. Obviamente tiene sus carencias, sobre todo a nivel de geometría (modelado de personajes y objetos) y de animaciones, pero teniendo en cuenta el tiempo que arrastra a sus espaldas, que estamos ante un remaster y no un remake, no podemos pedirle más.

He ejecutado el juego en 1080p con sincronización en 60 FPS y calidad máxima sin ningún tipo de problema, aunque curiosamente me avisaba de que mi equipo no estaba preparado para afrontar esa carga de trabajo. Era un aviso erróneo, obviamente, pero no deja de ser interesante.

Heavy Rain: redescubriendo la magia de la narrativa

Uno de los problemas más importantes que mantienen buena parte de los juegos actuales radica en su línea argumental. Pocos títulos reciben la atención necesaria a la hora de plantear una historia interesante y bien desarrollada que mantenga atrapado al jugador de principio a fin.

Para compensarlo es habitual encontrar juegos con un acabado técnico sobresaliente y una historia mediocre, cosa que con Heavy Rain cambia por completo. Quantic Dream nos presenta una historia bien enfocada, con unos personajes bien ejecutados y un villano que quedará grabado en nuestra memoria.

No quiero entrar en detalles para evitar spolilers, algo imperdonable en un juego de este tipo, pero me permito adelantaros que la «lucha interna» de Ethan, uno de los protagonistas, y el trasfondo que han dado al asesino del origami es de lo mejor que he visto en mi vida como jugador.

Sí, no es una errata, he dicho uno de los protagonistas porque a lo largo de la aventura que nos presenta Heavy Rain jugaremos con varios personajes. Cada uno tiene su historia, su por qué y se verá involucrado en diferentes situaciones que, en ocasiones, acaban poniendo a prueba nuestra agilidad mental y nuestros reflejos.

En Heavy Rain tenemos un desarrollo que me recuerda, y mucho, a las aventuras gráficas clásicas, aunque se apoya en un sistema de control bastante particular que recurre al conocido método de los «eventos de pulsaciones rápidas». ¿Recordáis las pruebas de pulsar botones rápido en momentos concretos que trajo Shenmue? Pues la idea es, en esencia, la misma.

La jugabilidad en Heavy Rain se aleja de lo habitual, pero esto no quiere decir que sea un juego fácil. Como dije anteriormente nos veremos en situaciones complicadas que pondrán a prueba nuestra agilidad, y además no tendremos margen de error. Sé lo que estáis pensando, ¿y qué ocurre si fracaso? Pues aquí viene otra de las claves más interesantes de este juego, y es que no tenemos una pantalla de fin de partida, es decir, no podemos ser derrotados, pero el final del juego dependerá de todo lo que hagamos.

Esto quiere decir que si cometemos muchos errores y a consecuencia de ello fallecen muchos personajes la historia se desarrollará de una manera determinada y tendremos un final concreto. Hay un total de siete finales diferentes, cuya diferenciación va más allá de la simple idea de bueno o malo, ya que también entra en juego la idea del sacrificio para salvar a otros (hasta aquí puedo leer).

Heavy Rain: nuestra experiencia

Me ha gustado, Heavy Rain es un juego que empieza a notar el paso del tiempo a nivel técnico, pero lo compensa con una buena historia, unos personajes carismáticos y un villano que, como dijimos, recordaremos durante años.

Como dijimos el apartado técnico cumple (la ambientación ayuda mucho en este sentido), la banda sonora es muy buena y la posibilidad de conseguir diferentes finales en función de nuestras acciones le da una rejugabilidad muy elevada, algo muy importante ya que el juego en sí no es demasiado largo (tarde poco más de 7 horas la primera vez).

Es importante que tengáis claro que no es un juego para las masas, de hecho tiene un arranque bastante lento de dirigir que puede llegar a asustar al jugador, pero una vez que pasamos esa primera etapa y logramos «arrancar» nos sumergimos de lleno en una historia que no podemos dejar de lado.

Creo que podríamos definir a Heavy Rain como un buen libro que al principio no termina de engancharte, pero que cuando lo hace te absorbe por completo y acaba dejándote una huella muy profunda. Recomendable, incluso aunque no te guste el género.

Valoración final
8.3 NOTA
NOS GUSTA
Historia y personajes
Buena ambientación
Distintos finales
Desafiante e intenso
A MEJORAR
Apartado gráfico
Requisitos inflados
Rejugable, pero corto
Control complicado en ocasiones
RESUMEN
Heavy Rain empieza de una manera tan lenta que te costará creer que puede llegar a engancharte, pero con un poco de paciencia acabarás viviendo una aventura que nunca olvidarás. Un claro ejemplo de que el apartado gráfico no lo es todo, y de que hay vida más allá de la acción frenética.
Gráficos y sonido7.5
Jugabilidad8.5
Rendimiento9
Duración8

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído