Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Windows 7 se quedará sin soporte de Microsoft Security Essentials a partir del 14 de enero

Publicado el
Windows 7 con Microsoft Security Essentials

El soporte regular de Windows 7 está a punto de llegar a su fin, más concretamente el 14 de enero de 2020 (el mes que viene), sin embargo, el veterano sistema operativo de Microsoft sigue reteniendo una gran cuota de usuarios que lo mantienen por razones diversas, desde el simple conservadurismo hasta las culpas a Intel por los retrasos en los envíos de procesadores.

Que Windows 7 llegue a su fin no solo afecta al soporte del propio sistema operativo, sino también a productos estrechamente vinculados a él, como Microsoft Security Essentials (MSE). Para los que anden perdidos, se trata de un antivirus que la corporación de Redmond puso a disposición para este sistema operativo y que en su evolución fue incluyendo características cada vez más avanzadas, hasta convertirse en lo que conocemos hoy como Windows Defender, uno de los mejores antimalware actualmente disponibles en términos absolutos.

Sin embargo, mientras Microsoft impulsaba Windows Defender para Windows 8.1 y Windows 10, Windows 7 se quedaba con Security Essentials como un producto propio cuya fecha de fin de ciclo ha quedado atada a la del sistema, por lo que ambos dejarán de recibir actualizaciones a partir del 14 de enero de 2020. Poco más ha explicado la compañía sobre el fin de ciclo del antimalware, salvo quesu equipo con Windows 7 no estará protegido por Microsoft Security Essentials después del 14 de enero de 2020. MSE es exclusivo de Windows 7 y sigue las mismas fechas de ciclo de vida para el soporte.

Microsoft Security Essentials

Sin embargo, que Windows 7 se quede sin soporte mientras retiene una gran cantidad de usuarios puede terminar siendo un buen negocio para las empresas de seguridad y las desarrolladoras de soluciones de antimalware, que pueden encontrar un filón en las empresas que se muestren reacias a pasarse a Windows 10.

Otros antimalware (comúnmente conocidos como antivirus) gratuitos como Avast Free Antivirus también seguirán dando soporte a Windows 7, así que los usuarios de este sistema podrán seguir teniendo de cierta protección, pero avisamos que los antimalware no están hechos en un principio para tapar los agujeros de seguridad detectados en el sistema operativo, por lo que, salvo que haya algún motivo muy poderoso, recomendamos actualizar a Windows 10 en cuanto sea posible, si bien van surgiendo vías para prolongar la vida de Windows 7 más allá de su fecha de fin de ciclo.

Además de poder disponer de los últimos parches de seguridad, es importante tener en cuenta que Windows 10 incluye Windows Defender de forma preinstalada, por lo que la mayoría de los usuarios finales podrían prescindir de la utilización de un antimalware (o antivirus) de terceros, ahorrando así en recursos del ordenador, mejorando el rendimiento y reduciendo el mantenimiento.

Lo más leído