Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El tracker de BitTorrent Demonii vuelve a la vida

Publicado

el

Demonii

Demonii era en 2015 el rastreadores de BitTorrent más importante de las redes P2P. El servicio, inspirado en Demonoid, manejaba solicitudes de más de 50 millones de pares, unos dos mil millones de conexiones diarias. Pero la caída en desgracia del grupo que lo operaba, YTS, tras la demanda de la MPA, acabó con su reinado. Ahora acaba de volver a la vida, según leemos en TorrentFreak.

Los rastreadores son una parte crucial de la infraestructura de BitTorrent y en general de las redes de intercambio de archivos al facilitar que descargadores y cargadores se conecten entre sí. En esencia, mejoran la compartición de contenidos y son usados por los sitios Torrent. Técnicamente hablando, los rastreadores son similares a un proveedor de DNS, funcionan como una «guía telefónica» que señala el contenido.

El regreso de Demonii ha pasado bastante inesperado para la mayoría de los usuarios de torrent, pero aquellos que vigilan de cerca las conexiones del rastreador lo habrán notado. Resulta que muchos torrentes activos todavía tienen a Demonii en la lista de rastreadores y de vuelta a la actividad coordina las transferencias de más de cuatro millones de pares. Estos millones de usuarios de torrents se conectan a casi dos millones de torrents más antiguos que también estaban activos antes del cierre del rastreador.

‘Suni’, un veterano en la escena de BitTorrent y operador de sitios más pequeños, está detrás del regreso. «El rastreador cumplió un propósito. Si bien muchos pueden argumentar que la pérdida de Demonii en 2015 no fue un gran problema para el ecosistema, en realidad lo fue; era uno de los rastreadores de torrents más confiables del mundo», explica Suni.

Demonii, como el original, se ejecuta en el software OpenTracker, que es relativamente liviano. El rastreador está actualmente alojado en dos máquinas virtuales que ejecutan Debian 11 desde contenedores docker. El rastreador admite conexiones IPv4 e IPv6 y maneja alrededor de 300.000 solicitudes activas por minuto. Hay que decir que este rastreador no genera ningún ingreso a su operador y no aloja ningún tipo de contenido.

Demonii

Ciertamente, BitTorrent ha perdido usuarios a favor de alternativas como el streaming y una vez que los costes de ancho de banda han caído de manera espectacular. Sin embargo, sigue siendo un protocolo que utilizan a diario decenas de millones de usuarios. Por supuesto, más allá del contenido pirata que ciertamente se mueve en las redes P2P, BitTorrent es tan legal como cualquier otra aplicación o protocolo y es una alternativa muy útil al sistema de distribución basado en servidores. O al streaming.

Por ejemplo, se usa mucho para distribuir distribuciones GNU-Linux y por grandes organizaciones como Google, Facebook o la NASA. Otro ejemplo es OpenStreetMap que ofrece canales de torrents para descargar versiones actualizadas de sus mapas y además de archivos tiene otros usos como en aplicaciones VoIP. Los «torrentes legales» también existen y mueven más contenido del que puedes imaginar. Los rastreadores son clave.

Lo más leído