Acer Aspire one, la preview

Acer Aspire one, la preview
3 de junio, 2008

La empresa asiática Acer acaba de lanzar al mercado su nuevo subnotebook de bajo coste, disponible con Linux o Windows XP, y gobernado por el nuevo procesador Intel Atom, que también era presentado hoy de manera oficial a nivel mundial. Pesa menos de 1 kilo de peso, cuenta con todas las tecnologías de comunicación disponibles, y dispone de una distribución Linux especialmente adaptada para empezar a trabajar inmediatamente.

El nuevo Aspire one de Acer es un producto que viene a cubrir el nicho de los subnotebooks que ya estrenase el Eee PC de Asus, y que está cobrando un tremendo auge en el mercado actual. Se trata de una dispositivo digital pensado para ofrecer acceso a Internet desde cualquier parte, gestionar correo electrónico, navegar por la Web, conversar con amigos o compañeros de trabajo vía mensajería instantánea y, por supuesto, gestionar documentos e imágenes fácilmente allí donde nos encontremos.

Del tamaño de una pequeña agenda

Las dimensiones son muy similares a las de otros equipos del segmento (249 x 170 x 29 mm), pesando tan sólo 995 gramos en el caso del modelo con disco sólido y batería de 3 celdas. En dicho envoltorio encontramos un procesador Intel Atom N270 (1,6 GHz), chipset i945GSE con sistema gráfico integrado, 512 Mbytes o 1 Gbyte de RAM (actualizable hasta 1/1,5 Gbytes mediante módulo SO-DIMM) y un sistema de almacenamiento basado en un disco sólido de 8 Gbytes, o uno convencional de 2,5 pulgadas y 80 Gbytes de capacidad. Adicionalmente, contamos con un lector 5-1 para tarjetas SC/MMC/MS/MS-PRO/xD, así como una bahía SD adicional que permite ampliar instantáneamente la capacidad de almacenamiento del equipo con sólo insertar la correspondiente tarjeta.

La pantalla, por su parte, tiene un tamaño de 8,9 pulgadas y una resolución de hasta 1.024 x 600 puntos. No es excesiva, pero sí suficiente para navegar por las webs actuales sin problemas. Además, la retroiluminación corre a cargo de un sistema LED que permite ahorrar espacio y ampliar la autonomía de la batería. Respecto a la conectividad, el Aspire one cuenta con conexión Ethernet de 10/100 Mbps, WiFi 802.11 b/g y algunos modelos específicos incluso integrarán en breve un módulo GSM/GPRS/UMTS/HSDPA cuatribanda, con tasas de descarga de hasta 7,2 Mbps allí donde el operador soporte dicha velocidad. WiMAX, por su parte, estará disponible cuando el mercado realmente lo demande, como han explicado los responsables de Acer.

Linpus Linux, una buena alternativa

De entrada, el nuevo Aspire one se ofrecerá con una distribución de Linux especificamente diseñada para él, aunque también podremos encontrar versiones con Windows XP Home. En el primer caso, la gente de Acer se siente especialmente orgullosa de la interfaz de usuario sencilla, amigable y tremendamente sencilla de utilizar que han creado. Desde ella se puede acceder a cuatro pilares fundamentales: el navegador Web (basado en Firefox), el entorno one Mail, desde el que podremos gestionar todas nuestras cuentas de correo de manera unificada, Instant Messaging para gestionar nuestras cuentas de mensajería instantánea y, por último, el Smart File Manager. Desde éste último tendremos un acceso fácil y rápido a los distintos tipos de documentos almacenados en la máquina (audio, vídeo, foto, etc.). Por supuesto, encontramos un OpenOffice 2.3 con el que poder abrir y modificar los habituales ficheros de Office que nos puedan enviar por correo electrónico.

Para terminar, comentar que inicialmente estará disponible en azul y blanco, aunque para después del verano se lanzarán modelos en marrón y rosa. Respecto a precios, el modelo más básico (512 Mbytes de RAM y sistema operativo Linpus) arrancará con 299 euros y estará disponible desde este mismo mes de julio. Lo bueno es que los modelos más completos rondarán los 400 euros, lo que supone un importante punto a su favor, al colocarse más baratos de lo que han prometido otras propuestas de diversos fabricantes.

Y ahora, a falta de realizar una prueba más exhaustiva, os mostramos algunas de las primeras fotos que hemos tenido ocasión de captar en la rueda de prensa, así como las primeras impresiones del producto tras haber podido tocarlo tras sólo unos minutos:

– El navegador Firefox, cargando sin problemas y vía WiFi nuestra web:

– El touchpad, con los botones a los lados, no parece demasiado cómodo. Habrá que probarlo a fondo:

– Aunque le falta nitidez, aquí se aprecia la interfaz de usuario totalmente en castellano y que da acceso a las principales funciones del equipo de la manera más simple posible:

– El tamaño del teclado parece lo suficientemente cómodo como para trabajar sin problemas durante largo rato:

– Detalle del lateral del equipo donde destaca la bahía SD para ampliar instantáneamente la capacidad de almacenamiento total:

– Un vistazo a la parte inferior. La temperatura de la misma sólo es ligeramente superior a la corporal en una determinada zona. Esto demuestra que el Intel Atom realmente funciona bien en lo que a disipación se refiere:

– El otro perfil de la máquina, con los puertos USB, minijack de audio, y lector de tarjetas 5-1:

– Otro vistazo general, donde la pantalla de 8,9 pulgadas destaca claramente:

  • Share This