¿Cómo funciona Last.fm?

¿Cómo funciona Last.fm?
30 de noviembre, 2009

Uno de los servicios de streaming de música en Internet más conocidos ha revelado algunas de las tecnologías y sistemas de los que hace uso. Uno de los secretos, sorprendentemente, es el uso de unidades SSD en sus servidores, lo que permite que las canciones a las que más accede la gente se sirvan más rápido y sin tanta latencia como lo harían si estuviesen almacenadas en discos duros tradicionales. En la entrevista también alaban el éxito de Spotify, uno de sus máximos rivales actualmente. 

 

En CNET han publicado una interesante entrevista a Matthew Ogle, el máximo responsable del desarrollo web en Last.fm. El servicio de esta empresa sigue siendo uno de los más populares entre los usuarios de Internet, y aunque ha pasado por momentos duros por los acuerdos de pago a las sociedades de derechos de autor en Estados Unidos, el servicio se ha afianzado en los últimos meses.

Ogle comentó algunas de las técnicas que permiten que su servicio funcione de forma ejemplar. “Emitimos toda la música por streaming directamente desde nuestros servidores en Londres. Tenemos un clúster de nodos de streaming que incluyen un puñado de máquinas muy potentes con discos duros de estado sólido. Tenemos un proceso que se ejecuta a diario que encuentra la música más interesante y copia esa música a las máquinas con unidades SSD que están por delante de los servidores con discos duros convencionales. De ese modo, si alguien está escuchando alguna de las canciones o emisoras más populares, es muy probable que esas canciones le lleguen desde nuestras máquinas con SSD. Estas máquinas son rápidas gracias a que cada canción está en memoria, y no en un plato de disco duro convencional, más lento.

 

Ogle también destacó la importancia del proceso de scrobbling, mediante el cual los usuarios le indican al servicio qué están escuchando en cada momento para ajustar los gustos a la hora de configurar la radio online. Este proceso les permite llegar a tener unos 43 millones de scrobbles al día. Eso influye también en el catálogo musical del que disponen, que gracias a esa información es uno de los más extensos del mundo.

 

En cuanto a cómo pagan a los artistas y discográficas, este directivo de Last.fm comentó que “es complicado, pero en esencia pagamos por cada emisión. Dependiendo del país en el que estés y qué catálogo haya allí, emitimos ciertas pistas y ofrecemos informes frecuentmente a nuestros proveedores de contenido para pagarles royalties en base a esos datos. A partir de ahí son las discográficas las que distribuyen esos ingresos entre sus artistas“.

 

La competencia con Spotify fue también uno de los temas comentados, pero Ogle les ve como una opción más en el mercado de la que alaba su buen funcionamiento. “Admiramos a Spotify y creemos que están haciendo un gran trabajo“. Curiosamente, en Spotify han añadido la técnica de scrobbling gracias en parte a cierta colaboración con Last.fm, un servicio que sin duda es uno de los preferidos por los internautas que sacan provecho de estas radios personalizables en Internet.

 

  • Share This