Así es el computador cuántico de IBM

6 de Mayo, 2016

Crear un computador cuántico que supere todo lo conocido en capacidad de proceso, será el próximo gran salto tecnológico y en ello están trabajando -en secreto y en abierto- múltiples equipos disciplinares.

IBM tiene uno de los equipos más avanzados y esta semana ha anunciado una plataforma en la nube de computación cuántica, denominada IBM Quantum Experience, que permitirá a los usuarios hacer experimentos y construir algoritmos sobre el procesador cuántico de IBM.

También podrán trabajar con bits cuánticos (qubits) y estudiar tutoriales y realizar simulaciones sobre las posibilidades de la computación cuántica. Se podrá acceder a esta plataforma a través de IBM Cloud desde cualquier ordenador o dispositivo móvil.

El procesador cuántico está compuesto por cinco qubits superconductores alojados en el centro de investigación IBM T.J. Watson Research Center de Nueva York. Los cinco procesadores qubit son el ultimo avance de IBM en cuanto a arquitectura cuántica capaces de incrementar su escala para mayores sistemas cuánticos.

Ya conoces como frente a los bits de la computación tradicional capaces de adoptar un valor de 1 o 0, la información en computación cuántica se almacena en qubits (bits cuánticos) que pueden adoptar simultáneamente ambos valores (superposición).

Un ordenador cuántico universal podrá programarse para realizar cualquier tarea de computación y será exponencialmente más rápido que los sistemas clásicos para un gran número de aplicaciones científicas y de negocio.

IBM prevé que durante la próxima década ya habrá disponibles procesadores de tamaño medio de entre 50-100 qubits. Se trata de una tecnología con un potencial enorme. Un ordenador cuántico de tan solo 50 qubits hará palidecer a cualquier superordenador del top-500 mundial.

Todo un salto, no cabe duda. Los resultados prácticos comerciales todavía están lejos. Si bien existe una clara visión de la forma de construir un ordenador cuántico, los científicos se están topando con una serie de obstáculos importantes. Un problema clave sigue siendo los factores de interferencia que influyen en la capacidad de control y la fiabilidad de los qubits, tales como defectos de la temperatura, el electromagnetismo y el material.

Share This