Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Windows 10 cumple cinco años entre luces y sombras

Publicado el
Windows 10

Windows 10, el último sistema operativo cliente de Microsoft, cumplió ayer sus primeros cinco años desde el lanzamiento de la primera versión de disponibilidad general. Un lustro de luces y sombras, donde el sistema ha cambiado bastante y ha mejorado en algunos de sus apartados, pero al que le queda mucho para convertirse en un desarrollo rotundo. Quizá su misma base no lo permita nunca.

Microsoft sorprendió al personal cuando en septiembre de 2014 anunció el nuevo sistema operativo «Windows 10». Nadie lo esperaba ya que todo apuntaba a que Windows 9 sería el nombre elegido. Además, los chicos de Microsoft se lo montaron muy bien para ocultar la sorpresa y unos días antes simularon una filtración de la página de descarga de la versión Technical Preview que incluía la denominación «Windows TH». Todos los medios nos hicimos eco del supuesto «error» y así la sorpresa de Windows 10 fue completa.

Una anécdota para arrancar un desarrollo importante que tenía la misión de superar el fiasco de Windows 8 (mejorado con Windows 8.1) y acercarse al exitoso Windows 7. Como sabrás, Microsoft tiene un historial de entrega de sistemas buenos y malos que se repiten con cada lanzamiento. Windows 10 tocaba «bueno» pero… se ha quedado en regular en nuestra opinión. Y eso que Nadella proclamó en el anuncio que «querían pasar de las personas que necesitaban Windows, a elegir Windows y amar a Windows. Ese es nuestro audaz objetivo con Windows 10″.

Lanzamiento de Windows 10

Microsoft apostó por el concepto de «Windows como servicio» para acabar con la era de los Service Packs y como el gran cambio en el desarrollo del sistema. Un modelo de actualización contínua que permitiría mantener al día el sistema y no solo en el apartado de la seguridad, sino en solución de bugs, nuevas características y tecnologías. Para ello se planearon dos versiones anuales mayores que se ofrecerían como actualizaciones acumulativas en primavera y otoño, en una constante evolución mediante un método rolling release similar al que emplean las distribuciones GNU/Linux.

Windows 10 se creó sobre la base de un concepto multiplataforma y multidispositivo, englobando el desarrollo del Windows de escritorio, Windows RT, Windows Phone y hasta la dashboard de Xbox One. Ello conseguiría ofrecer una experiencia de usuario similar y consistente desde cualquier dispositivo Windows. La estrategia debería haber facilitado también un desarrollo de aplicaciones común bajo el concepto de «aplicaciones universales», creadas para funcionar adaptándose a la pantalla y hardware en cualquier dispositivo con Windows 10.

Windows 10

Además, fue la primera vez que Microsoft ofreció gratuitamente un sistema operativo como actualización de los anteriores. En concreto, Windows 10 sería gratuito para clientes con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1 siempre que la realizasen durante el primer año de lanzamiento del sistema. Tan importante como lo anterior fue la promesa de «actualización gratuita durante toda la vida del dispositivo». Es decir, quien actualizara a Windows 10, tendría gratis las próximas versiones del sistema siempre que el hardware lo permitiera.

Bien sobre el papel, el objetivo del sistema era muy ambicioso y Microsoft aspiraba a instalar Windows 10 en 1.000 millones de dispositivos en los 2-3 años siguientes al lanzamiento, vía preinstalaciones en equipos nuevos o mediante las actualizaciones que se esperaban masivas gracias a la gratuidad y otras novedades como las mejoras en la interfaz de usuario; las de seguridad y gestión; DirectX 12; Cortana; Continuum o el navegador Microsoft Edge.

Los problemas de Windows 10

Pronto Microsoft se dio cuenta que no iba a cumplir el grado de adopción que se había marcado para el sistema. La compra de Nokia había terminado en desastre y la salida de Microsoft del negocio de la telefonía móvil tras el abandono de Windows Phone/Mobile impidió sumar millones de dispositivos móviles al objetivo de Windows 10 como sistema único para «gobernarlos a todos«.

La aceptación de los usuarios de PCs tampoco fue la esperada. Aunque había razones poderosas para actualizar, también había otras para no hacerlo e incluso para «pasar» de Windows. Una gran mayoría de usuarios optaron por no actualizar y permanecer en Windows 7. A los cuarteles de Redmond llegaron los nervios y se inició una campaña de actualización «obligatoria» tan agresiva como para que se presentaran demandas contra Microsoft.

Se actualizaron equipos sin consentimiento con desinstalación de aplicaciones y pérdida de datos incluidos, y se usaron patrones «oscuros» muy poco éticos, camuflando el terrible «Get Windows 10» en actualizaciones de seguridad o con diseños de gestión de la aplicación que buscaban forzar la actualización sin respetar la decisión de los usuarios. No fue el mejor inicio para un sistema tan ambicioso.

Tampoco gustó la interfaz de usuario con una Modern UI creada pensando en los dispositivos móviles y no en el escritorio sin pantallas táctiles. El problemático menú de inicio con sus mosaicos interactivos sigue coleando cinco años después; el asistente digital Cortana simplemente ha tenido que ser suprimido del sistema operativo ante la falta de uso; el centro de acción no cumple con lo prometido y así podríamos nombrar otros cuantos apartados, incosistencia de diseño y duplicidades de herramientas internas tan importantes como el Panel de Control y la Configuración.

Windows 10 cumple cinco años entre luces y sombras 33

Y más problemas. Las aplicaciones de Windows son otra cuestión que colea desde que Microsoft apostó por la plataforma universal UWP, insistió en la exclusividad de la Microsoft Store y dejó a su suerte las Win32, las de toda la vida y que usamos a diario millones de usuarios y empresas. El resultado ya lo conoces: un fiasco, sin interés para consumidores y desarrolladores, que ha provocado un cisma en el software para Windows que Microsoft está intentando resolver. Y hablando de software, el Bloatware es otra cuestión a resolver.

Otro apartado que penalizó el lanzamiento de Windows 10 fue el de la privacidad. Las críticas sobre la recolección y uso de información personal fueron furibundas y hablaron directamente de ‘gran hermano’ y de espionaje de todo lo que hacía el usuario. Ciertamente la configuración por defecto era terrorífica, dejaba al usuario «vendido» y se sucedieron las demandas incluyendo una investigación de la Comisión Europea. Afortunadamente, fue una cuestión que Microsoft mejoró de inmediato.

Y para no hacer el artículo eterno, las actualizaciones. Microsoft tiene un problema de calidad de software en Windows 10 e instalar las actualizaciones se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo para equipos y archivos, con graves problemas de estabilidad que han llegado hasta la eliminación de algunas. El nuevo modelo de “Windows-como-servicio” exigen un mayor proceso de prueba y de control de calidad que Microsoft no ha conseguido implementar.

Presente y futuro de Windows 10

Con todo lo anterior cualquiera diría que el sistema operativo tiene sus virtudes. Pues las tiene. Funcionar, cuando no hay errores, funciona y funciona muy bien. Los requisitos mínimos siguen siendo muy contenidos lo que permite instalarlo en un gran número de equipos, el soporte de hardware es cuasi-infinito y el de software también es amplísimo para todo tipo de aplicaciones una vez olvidado el intento de «forzar» Windows Store y las UWP.

Microsoft ha ido mejorando casi todos los apartados de la interfaz comenzando por un menú de inicio más personalizable, sin mosaicos interactivos y más cercanos al de Windows 7 como piden los usuarios. Los nuevos modos «oscuro» y «claro» están bien implementados, al igual que el nuevo conjunto de iconos más atractivos y modernos, bajo un modelo de diseño «Fluent Desing» que abarca cada vez más partes de la interfaz y que es el camino a seguir para la consistencia del Windows 10 del futuro. Por otro lado, los componentes heredados persistentes como el Panel de Control aún no se han resuelto, pero ya hemos visto que Microsoft está en la tarea.

El difunto Steve Jobs dijo una vez que «Microsoft no tenía gusto» y a veces es difícil estar en desacuerdo. El diseño no es la mayor fortaleza de Microsoft y aunque ha mejorado, Windows 10 no aguanta comparación con sistemas tan impresionantes en diseño y usabilidad como macOS Big Sur. En todo caso esperamos mejoras como hemos visto en la variante Windows 10X.

Windows 10X es más seguro y rinde mejor que Windows 10 30

En cuanto a las actualizaciones, la última versión Windows 10 2004 ha ganado en estabilidad aunque no esté exenta de errores y todo apunta que Microsoft terminará apostando por una única versión anual para limitar los fallos. Si te preocupa la privacidad, también hemos visto mejoras. Windows 10 sigue recopilando datos (como todo servicio en Internet), ha mejorado su gestión, transparencia y personalización.

Para el futuro, se esperan cambios importantes de la mano de Windows Core System, el futuro de los sistemas operativos de Microsoft bajo una concepción modular como característica principal. Un núcleo básico al que se le irán añadiendo capas a base de módulos para adaptarse a cada dispositivo donde se ejecute. Y sería cualquiera, desde portátiles a la Xbox, pasando por los HoloLens o los nuevos dispositivos plegables o con pantalla flexible.

Windows 10 no reemplazará a Windows 7 o Windows XP en los corazones de los seguidores clásicos de Microsoft y mucho menos lo «amaremos» como prometía Satya Nadella, pero ha ido mejorando en estos cinco años y esperamos novedades para el futuro. En definitiva, no hay otra cosa disponible si optas por el ecosistema Windows. Te toca participar: ¿Cuál ha sido y es tu experiencia con Windows 10?

19 comentarios
  • Virtualbox Vbox

    Pues para mi la cosa no empezó mal. Actualicé un equipo a la primera versión 1507 y bueno, la primera impresión no fue mala. Se veían cosas que mejorar, pero era aceptable teniendo en cuenta que era la primera versión para el público de un SO rolling release.

    No duró demasiado, tuve algunos problemas de estabilidad y la primera actualización grande fue un auténtico desastre. Pero no es ese el problema. El problema es que muchos de aquellos elementos «por mejorar» siguen ahí 5 años después. El que más destaca es el desastroso menú inicio, pero no es el único. El panel de control está muriendo sin que configuración sea una alternativa real, etc.

    Por otro lado,tenemos ya tres interfaces mezcladas y ninguna terminada: quedan resquicios de aero, bastante de metro, y ahora trozos de fluent design… una mezcla incoherente.

    Otro grave problema que veo (este viene de antes, de windows 8) es Windows Defender. Da una falsa sensación de seguridad. Es un producto absurdamente básico (la radio, Avast 4.8, tenía más funciones), que debe ser acompañado de mucho cuidado y productos auxiliares, sobre todo en los navegadores. Sin embargo, con Defender solo, el equipo ya dice que «está protegido», cuando no es verdaderamente así. El motor antivirus es muy muy básico, Smart Screen se lo puede saltar cualquier aplicación con un script, y no ofrece protección web NINGUNA.

    En resumen, como habéis dicho, luces y sombras, y también comparto muchas de las ideas expuestas en el artículo.

    Un saludo.

  • Goo Ball

    Relación prácticamente nula la mía. El año en que salió ya había pasado a ser usuario a tiempo completo de Debian. Hace un par de años tuve que comprar un portátil nuevo y venía con Windows 10. El muy cabr*n no me dejó reducir la partición del sistema a menos de 100GB (¡100GB solo para poder tener instalado el LoL!) así que tengo inutilizado un 10% del disco duro con un sistema operativo tan lento que no se si se está pensando las cosas o si se ha quedado colgado. A igual hardware, comparado tanto con Debian como con Ubuntu, es una chufa, y como solo lo uso una vez cada dos o tres meses toca joderse con las actualizaciones, que aunque ahora en la versión home pueda posponer su instalación, descargarlas las descarga cuando le da la gana, así que chupa ancho de banda, procesador y disco sin sentido, perjudicando todavía más el uso de cualquier otro programa.

  • Fernando Díaz

    Yo sólo veo luces, el sistema es más moderno, más seguro, más ágil, más práctico. Ya no podría trabajar sin él.

  • Jose Pastrana

    Que no te dejo, honestamente y en tantas computadoras que lo he instalado, creo que tu caso fue mas bien del usuario. Eso de no poder reducir el espacio es que no lo supiste hacer bien.

    No es culpa de Microsoft. Y de que sea lento, pues compra una mejor computadora porque hasta en un celeron que instale corre perfecto.

  • Juampi M

    A mí me gusta, pero queda muchísimo por mejorar, sobre todo el tema de la transición a medias, ejemplo panel de control. Lo mejoran tras cada actualización y eso es muy bueno, quizá los avances son bastante modestos. La tienda de Microsoft no atrae a nadie, funciona con errores, al igual que lo hacía en Windows 10 Mobile hace años. La compatibilidad en mi uso diario, excelente.

  • Toni Tijeras

    Estoy medio deacuerdo con el artículo. Para mi windows 10 es un sistema operativo bueno, o mejor dicho muy bueno. Está claro que al ser un sistema operativo pensado para dar compatibilidad a todo el hardware actual y antiguo así como al software, pues nunca va a ser lo mismo que MAC que cada X años empieza de cero, con sus pros y sus contras.
    Windows 10 es rápido, estable, consume pocos recursos, y visualmente correcto. Todos los «grandes problemas» que tiene windows son con actualización tras actualización, y al mantener compatibilidades con cosas puntuales. Con instalar windows10 desde cero, todos los problemas resueltos, pero para muchos mortales esto es un trauma, y piensan que ir actualizando el sistema (desde su windows xp) sin tocar nada, pues es como debería ser…
    Windows XP frente a windows95 fue un salto abismal, pero lo cierto que windowsXP fallaba como una escopeta vieja y daba pantallazos azules, etc…. pero claro, comparado con winMe que fue un chiste, pues era la leche…

  • Bah ¿y no fueron así todas las versiones de Windows? no recuerdo ninguna donde la gente no se quejará ¿el tan adorado Windows XP? En su día la gente no quería dejar Windows 98 y los que se negaban al cambio optaron por Windows 2000, pero lanzan Windows Vista y de pronto Windows XP ya era una maravilla mágicamente… que no es precisamente un caso nuevo ya que el Vista fue el ME de su generación, la cabeza de turco para que todos cambiasen de opinión respecto a su predecesor.

    Cuando la gente parece haber aceptado el cambio Microsoft prepara para la siguiente generación, Windows 7, igualmente criticado duramente en su día ¿Qué hacen? sacar Windows 8, el nuevo integrante del club al que pertenecen Windows ME y Windows Vista, y de pronto el menú de Windows 7 que tanto criticaban ahora es una maravilla… ¿y ahora Windows 10? Lo que necesita no es integrar Fluent Design perfectamente, o que mejoren el tema de las actualizaciones ni que eliminen el Bloatware, lo que necesita Windows 10 es que saquen un Windows 20 con cambios radicales que la gente no acepte para que todos esos detalles que ahora son tan criticables y se encuentran entre luces y sombras pasen a convertirse en la octava maravilla del mundo.

    Si eres un ejecutivo de Microsoft, estas leyendo esto y descubriste la idea millonaria que acabo de poner en tus manos, puedes mandarme un DM y con gusto te paso mi enlace de Paypal.me para recibir una cuantiosa donación por mis sabios consejos; si eres un simple usuario que no esta de acuerdo… bah… tu que vas a saber de la buena vida… ¿y el ejecutivo de Microsoft? ¿Dónde está?

  • No es que Windows ocupe 100GB, pero estoy de acuerdo con Microsoft que 100 GB hoy en día es lo mínimo deseable para un SO, ya no por lo que ocupa, sino porque con poca cosa que le instales ya ocupaste esos 100 GB…

    Eso no es el problema, problema son los pantallazos azules que me importa poco si nadie los ha visto nunca, porque yo sí, los he visto todos y con una frecuencia bastante regular y el que no dice que es por un problema con los procesadores Ryzen 2600 me dice que es por las memorias RAM aunque en Linux Mint funcione perfectamente ¿pero me ves quejarme? sí, porque esto es una queja, pero ahí sigo, en la punta del cañón porque me regalaron la licencia y a caballo regalado se le mira la dentada porque la tiene fea y es imposible apartar la mirada, pero uno se aguanta como machin mientras trote.

  • Gregorio Ros

    Mi experiencia, por desgracia, ha sido mala. Empece en la beta con un equipo de 32bits en el que me funciono bien, pero aquí paro de contar buenas impresiones. En el trabajo tenía un equipo que venía con él, problemas con las actualizaciones al punto de tener que dejarlo sin actualizar. Paso al PC de casa, compatibilidad de juegos antiguos mala, ya podría MS meterle Wine que igual funciona mejor xD. En títulos nuevos me funcionaba mejor, pero entre el coñazo de las actualizaciones, sobre todo las mayores que me modificaban sin permiso la configuración (particularmente tomo mal eso de no tener el control de mi propio equipo), y el cada vez mas difícil mantenimiento (aquí hay que contar no solo el sistema sino las utilidades de terceros que tienes que meter) al final termine por regresar durante un tiempo al W7. Ahora ya no lo uso en el personal, tras dos años de no arrancarlo opte por liberar espacio para otras alternativas.

    Lo de intentar quitar el Panel de Control lo veo un fallo garrafal, en él está todo centralizado, ahora tienes que ponerte a buscar que utilidad es la que toca. Para el técnico que lo está usando todos los días imagino que no será tanto problema, ya conoce de memoria lo que necesita y como se llama, va al buscador y a nada que empieza a teclear ya lo tiene, para el usuario que toca la configuración ocasionalmente es un problema, lo mas normal es que no recuerde el nombre de la utilidad por lo que el buscador es inútil, el tenerlo todo centralizado con una cierta jerarquía ayuda a la intuición. Lo de las actualizaciones ya ni contar, entre cómico y deprimente.

    En mi opinión MS intentó entrar forzado en un modelo de negocio de servicios al que no está acostumbrado y no termina de pillarle el truco, intenta forzar algo que a otros les sale de nacimiento.

  • Virtualbox Vbox

    Trasteando los servicios puedes cargarte las actualizaciones.

  • Diego Guerrero

    Pues mi experiencia en W10 ha sido algo agridulce, cada version que sacan de w10 o mejora o empeora algo, por ejemplo la 1507 o la 1607 para mi fueron las mejores ya que funcionaban rapido y tenian un mejor consumo de la ram pero cuando empece a usar la 1803, 1809, 1903 y 2004 al principio todo bien pero despues se ralentizaba, el ancho de banda de internet se consumia a lo loco, altos consumos de disco, y por esa razon siempre hacia downgrade a w7 o a w8.1, hasta que finalmente volvi a w10 pero a la 1507 que no me da problemas de estabilidad, es rapida, confiable y es la que menos recursos consume y aparte obtengo mas fps con ella que con la 2004

  • alejandro

    Una basura completa, uso windows 8.1 y va de maravilla no es intrusivo

  • Oclord

    Windows 10 con el modelo actual no funciona, el desarrollo mas largo de Windows fue el salto de XP a Vista y para bien o para mal fue un gran salto en el que se cambiaron y reescribieron muchas cosas, en 5 años Windows 10 no ha eliminado las duplicidades ni las incoherencias en su interfaz con tres estilos distintos, es hora de dejar a W10 en barbecho y desarrollar bien el próximo salto de Windows.

  • jony127

    Uno de los mayores problemas de windows 10 es windows update, no se que demonios hace pero genera una alta actividad en el disco duro que en algunos equipos lo hace inutilizable mientras windows update está activo, y si tienes un disco mecánico apaga la luz y vámonos, un desastre.

    Ese horroroso menú de inicio con tantos iconos y publicidad de juegos es para morirse, no entiendo porque meten esa publicidad en un menú de inicio cuando un sistema operativo no sólo está pensado para jugar sino también para trabajar.

    También lo caótico de la configuración, por un lado el panel de control y luego otras configuraciones por otro sitio. Ya lo podían integrar todo en el panel de control que para eso está.

    Muchas cosas que mejorar este windows 10 y dudo que lo haga a estas alturas.

  • ‘ aer11オーロラloxar

    la beta eterna llamada comercialmente Windows 10

  • Virtualbox Vbox

    El problema es que la 1507 no tiene soporte, eso como usar windows 7, no recibes parches, lo cual hay que tener en cuenta que genera algo de peligro en lo que a seguridad se refiere.

  • Diego Guerrero

    En todo caso ahi entra el sentido común, no te metas en sitios inadecuados o dudosos, instala un antivirus eficiente y no descargues nada que sea sospechoso, no es necesario estar a la ultima si el usuario no es consiente de lo que hace.

  • Virtualbox Vbox

    En efecto, lo dije como indicación 😉

  • NOCIVOX

    Debo ser un usuario poco exigente, nunca he tenido problemas con W10 y lo uso desde el principio, todo va como la seda

Lo más leído