¿Qué es una Windows app? ¿Y una Win32? ¿Cuál es el futuro del software en Windows?

¿Qué es una Windows app? ¿Y una Win32? ¿Cuál es el futuro del software en Windows?
14 de junio, 2018

Antes del lanzamiento de Windows 8 el término “app” se refería a los programas para dispositivos móviles bajo sistemas como iOS o Android, pero no a los PCs tradicionales. Ahora tenemos las Windows app conviviendo con las aplicaciones tradicionales de escritorio, pero ¿en qué se diferencian? ¿Qué es una aplicación “universal” de Windows? ¿Cuál es el futuro del software en Windows? Revisamos la cuestión.

Aplicaciones de escritorio para Windows

La plataforma de hardware x86 y el software Win32 han sido los pilares que han permitido a Microsoft -en sociedad con Intel bajo el famoso ‘Wintel’- tener una presencia masiva en las empresas y hogares de todo el mundo. Son las aplicaciones de toda la vida en sistemas Windows, también llamadas Win32 y existen no menos de 8 millones de ellas, tanto comerciales como gratuitas que cubren cualquier apartado informático.

Se instalan ejecutando el ejecutable correspondiente (.exe, .msi, etc) y funcionan con periféricos como teclado y ratón. La lista de aplicaciones se incluyen en el Panel de control > Programas > Programas y características y desde ahí se pueden eliminar, además del uso de su propio desinstalador de muchas de ellas. Entre sus características principales podemos destacar:

  • Las aplicaciones de escritorio tienden a tener múltiples funciones y pueden realizar múltiples tareas.
  • Funcionan bien con periféricos tradicionales y menos bien con entradas mediante tecnología táctil.
  • En Windows 10 y Windows 8.1, las aplicaciones de escritorio se ejecutan con permisos limitados, pero el usuario puede otorgarle permisos administrativos. Algunas aplicaciones, como los programas de seguridad, no se pueden ejecutar correctamente sin tener permisos administrativos.
  • Los programas se pueden ejecutar en varias instancias en paralelo. Por ejemplo, puedes abrir la misma aplicación de escritorio tantas veces como necesites y trabajar con todas las instancias en paralelo. En una configuración de pantallas múltiples, puedes mostrar una aplicación de escritorio en cualquiera de sus monitores y en todos ellos al mismo tiempo, si inicias varias instancias de la misma aplicación.
  • Las aplicaciones se pueden usar en cualquier versión de Windows: Windows 10, Windows 8.1, Windows 7, Windows Vista o Windows XP, aunque algunas pueden no ser compatibles con las versiones anteriores de Windows, dependiendo de cómo fueron programadas.
  • Pueden instalar servicios adicionales de Windows que les den acceso a diferentes recursos del sistema y realizar tareas más complejas.
  • Las aplicaciones de escritorio pueden incluir cualquier tipo de contenido. No están vigiladas por Microsoft, a menos que se distribuyan en la tienda oficial Microsoft Store, y por ello no tienen que cumplir con requisitos específicos del gigante del software, simplemente los creados por sus propios desarrolladores.
  • Las aplicaciones Win32 pueden distribuirse por cualquier medio y se pueden instalar desde cualquier fuente: sitios web, medios ópticos, redes, etc.
  • Los programas pueden ser actualizados manualmente por el usuario o automáticamente a través de servicios de actualización específicos creados por su desarrollador o mediante aplicaciones de actualización de terceros. Si un programa se distribuye a través de la tienda de Windows, se actualiza automáticamente por la tienda de Windows .
  • Las actualizaciones de las aplicaciones de escritorio no siempre son gratuitas. Su desarrollador puede cobrarles a los usuarios por actualizar la aplicación a la última versión.
  • Las aplicaciones de escritorio pueden tener cualquier tipo de modelo de licencia, desde patentadas hasta licencias gratuitas y de código abierto.
  • Los programas funcionan en sistemas con procesadores Intel y AMD que utilizan la arquitectura del sistema x86. No pueden funcionar en procesadores ARM móviles como los que se usan en los teléfonos inteligentes, a menos que se use alguna forma de virtualización.

Windows App

Cuando hablamos de una “app” para Windows sin mencionar la palabra escritorio, estamos hablando de aplicaciones que se distribuyen a través de la tienda oficial, Microsoft Store. Todo es software, pero éstas suelen ser menos complejas que las aplicaciones de escritorio y tienen diferencias significativas con ellas. Las más importantes son:

  • Las apps tienden a tener un número limitado de funciones. Muchas de ellos realizan solo una tarea o algunas tareas complementarias.
  • Están diseñados para funcionar con múltiples dispositivos de entrada: táctil, mouse y teclado, etc.
  • Estas Windows app solo pueden ejecutar una instancia a la vez, en una pantalla en un momento determinado. En una configuración de pantallas múltiples, puede mostrar la app solo en uno de sus monitores.
  • Siempre se ejecutan con permisos limitados y nunca pueden recibir permisos administrativos del usuario.
  • Las aplicaciones solo se pueden ejecutar en Windows 10 y Windows 8.1. No se pueden usar en versiones anteriores de Windows.
  • No pueden instalar servicios adicionales de Windows.
  • El contenido para adultos está prohibido en las aplicaciones para Windows que se distribuyen a través de la Microsoft Store.
  • Las aplicaciones solo pueden descargarse e instalarse desde la tienda, porque es su único método oficial de distribución. Sin embargo, los desarrolladores y usuarios avanzados pueden cargar aplicaciones de otras fuentes.
  • Las apps no se enumeran como las aplicaciones de escritorio en el “Panel de control -> Programas -> Programas y características” . Se pueden eliminar desde el menú de inicio (en Windows 10) o en la pantalla de inicio (en Windows 8.1), desde la tienda oficial o desde la aplicación de configuración. Algunas forman parte del sistema y no se pueden eliminar y otras, requieren métodos especiales de eliminación.
  • Se actualizan automáticamente a través de la Microsoft Store.
  • Una vez que compras e instalas una appp, las actualizaciones son siempre gratuitas para todos sus usuarios.
  • Las aplicaciones deben usar un modelo de licencia específico creado por Microsoft, denominado App Developer Agreement.
  • Deben cumplir requisitos específicos fijados por Microsoft en el Windows App Certification Kit, de lo contrario no pueden distribuirse en la tienda oficial.
  • Las app pueden funcionar en arquitecturas de procesadores ARM y x86, por lo que son más flexibles para su uso en múltiples plataformas de hardware.

¿Qué son las UWP?

Definen las “aplicaciones universales de Windows” y son las Windows app que hemos visto en el punto anterior, pero con una diferencia importante, están diseñadas para funcionar de la misma manera en múltiples dispositivos con diferentes factores de forma. Proporcionan a los desarrolladores una plataforma común de aplicaciones en todos los dispositivos en Windows 10 y las API principales de la UWP son las mismas en todos los dispositivos. Se ven y funcionan igual en ordenadores personales, tablets, smartphones, wearables o consolas Xbox.

Futuro del software en Windows

Ya hemos dicho que la plataforma de hardware x86 y el software Win32 han sido los pilares del negocio de Microsoft durante las dos últimas décadas. Sin embargo, desde Windows 8 Microsoft intenta conseguir una plataforma más controlada y unificada, que sirviera igual para su estrategia en PCs y movilidad con el mismo sistema y aplicaciones.

En este contexto, no extraña la apuesta por las Windows app, potenciadas de todas las maneras posibles en Windows 10. A comienzos de año, salió a la luz el proyecto “Polaris”, Una versión “moderna” y simplificada del núcleo actual de Windows y cuya novedad más destacada sería la eliminación total del soporte para aplicaciones Win32. 

Tiene sus ventajas. Microsoft cita la facilidad de uso, el rendimiento, la seguridad y la mayor autonomía de dispositivos móviles. Bajo la plataforma “Windows Core OS” (un núcleo idéntico sobre el que desarrollar múltiples versiones de Windows 10), Microsoft despojaría al sistema de cualquier componente heredado, principalmente el Windows Shell (la familiar interfaz de usuario de Windows), el explorador de archivos, el panel de control y otros componentes, además del soporte para aplicaciones de escritorio.

El problema es que aún existen ocho millones de aplicaciones de escritorio que no se pueden abandonar de un plumazo. Microsoft ha dado ejemplo y sus aplicaciones principales están bien portadas y soportadas, pero no podemos decir lo mismo de las de terceros. Microsoft Store no ha sido capaz de atraer a un grueso de desarrolladores. Y serán la clave de su futuro.

En la pasada conferencia BUILD, la compañía ha anunciado un importante incentivo para aumentar sus ganancias. Las aplicaciones de consumo vendidas en la Microsoft Store entregarán a los desarrolladores el 95% de los ingresos obtenidos de la compra de su aplicación o de cualquier producto integrado en la misma para dispositivos de consumo de Windows 10 Mobile, PC, Windows Mixed Reality y Surface Hub.

Las duplicidades de interfaces y aplicaciones en Windows 10 es una cuestión a resolver, pero tanto o más importante es mantener el soporte a las aplicaciones de escritorio, todavía básicas y usadas a diario por muchas empresas y consumidores. Veremos el camino que marca Microsoft. Esperemos que te haya quedado algo más claro las características y diferencias de las aplicaciones que se incluyen en el software en Windows.

  • Share This