10 razones para actualizar a Windows 10

10 razones para actualizar a Windows 10
15 de junio, 2015

Windows 10 está a la vuelta de la esquina, con lanzamiento previsto el 29 de julio y poniendo el objetivo en cualquier dispositivo informático por su caracter multiplataforma, desde un smartphone a un cajero automático, pasando por un portátil o alcanzando a una estación de trabajo. Microsoft aspira a instalar Windows 10 en 1.000 millones de PCs en los próximos 2-3 años.

La versión genérica para PCs y tablets será la primera en llegar al mercado. Un lanzamiento completísimo que abarcará a 190 países, con disponibilidad en 111 idiomas, en versiones de 32 y 64 bits y básicamente -para lo que nos ocupa en este artículo- en dos ediciones: Home y Pro. Windows 10 estará disponible a partir del 29 de julio pre-instalado en equipos nuevos fabricados por los OEM, en las versiones retail referidas, servido en licencias en volumen para empresas y como actualización de equipos con Windows 7 y Windows 8.1.

Es a este tipo de actualización al que nos vamos a referir en este artículo. Se trata del mayor despliegue de software de la historia, con entrega de paquetes de al menos 2 Gbytes y que tendrá que soportar una gran cantidad de distinto hardware y software instalado, porque tendrá que mantener aplicaciones, archivos y configuraciones de usuario.

Después de probar desde la primera versión previa hasta las últimas compilaciones ya hemos ido viendo las novedades sobre los que se cimenta el sistema. Novedades que no solo se limitan al código sino a la forma de concebir el software (como un servicio), a su alcance masivo a todo tipo de dispositivos y también a su modelo de distribución. Lo veremos en las razones que nos llevan a recomendar la actualización a Windows 10 y que concretamos en las siguientes:

Gratuidad

Es la primera vez que Microsoft ofrecerá gratuitamente la actualización a una versión mayor de Windows. En concreto para clientes con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1 siempre que la realicen durante el primer año de lanzamiento del sistema. Tan importante como lo anterior es la promesa de “actualización gratuita durante toda la vida del dispositivo”. Es decir, quien actualice a Windows 10, tendrá gratis las próximas versiones del sistema siempre que el hardware lo permita. Hay otros sistemas gratuitos en el mercado pero que Windows sea gratis ya es un motivo suficiente por sí solo para migrar.

Modelo de desarrollo (actualización contínua)

Con Windows 10 se acaba la era de los Service Packs. Complementando el apartado anterior, el desarrollo de Windows será contínuo lo que permitirá mantener más al día el sistema y no solo en el apartado de la seguridad sino en solución de bugs, nuevas características y tecnologías. El objetivo es claro e interesante. Si Microsoft tiene una mejora que ofrecer o la industria aprueba normas como USB 4.0, DDR5 o el 5G, porqué hay que esperar a un Service Pack o tres años (como hasta ahora) para el lanzamiento de una nueva versión del sistema para ser soportado. Ello nos puede llevar a otro detalle, ya no será necesario calificar el nombre de los sistemas de Microsoft. El sistema podría llamarse solamente Windows con la diferencia del número de compilación o las actualizaciones instaladas.

Microsoft Edge

Microsoft Edge es el nombre definitivo del nuevo navegador web que el gigante del software estrenará en Windows 10 y que conocíamos como “Proyecto Spartan”. Edge convivirá a corto plazo con Internet Explorer por motivos de compatibilidad empresarial pero no cabe duda que la estrella será Edge con el que Microsoft pone al día el navegador en términos de rendimiento, gracias al nuevo motor de renderizado y una interfaz que apuesta por el minimalismo en su máxima expresión siguiendo la tendencia de este tipo de aplicaciones. Los benchmarks previos lo colocan a la altura de Chrome y Firefox en rendimiento. Además de rendimiento, Microsoft Edge será el navegador más compatible con estándares web de la historia de Microsoft. En principio, será exclusivo para Windows 10 y por ello lo incluimos como uno de los claros motivos para la actualización al sistema.

DirectX 12

Microsoft estrenará en Windows 10 un nuevo conjunto de librerías multimedia, DirectX 12, dedicada al desarrollo de programación de videojuegos. Puede haber otros entornos más capaces pero no más relevantes por la presencia de Windows en el conjunto de computadoras mundiales y por el apoyo de toda la industria. Al igual que Edge, también será exclusivo para Windows 10. Para un jugón en PC, es un motivo claro que por sí solo aconseja la actualización a Windows 10.

Continuum

Es otra de las grandes novedades del sistema. Una característica que modificará la interfaz de usuario dependiendo si estamos trabajando en un smartphone o tablet o en un dispositivo como un PC de sobremesa bajo una interfaz “capaz de adaptarse a cualquier dispositivo”. Aunque necesitará cierto nivel de hardware para funcionar permitiría convertir un móvil inteligente en todo un PC de escritorio al conectarlo a un monitor y añadirle periféricos como un teclado.

Cortana

El asistente digital por voz de Microsoft también tendrá un hueco importante en Windows 10. Será multitarea porque podrá ejecutar varias órdenes a la vez. Podremos solicitarle la apertura de una aplicación, pedir que nos muestre la galería de fotografías tomadas en un tiempo determinado, búsqueda de archivos en el almacenamiento local o los almacenados en nube, la apertura de una presentación, el envío de un correo electrónico y un largo etc. Además de a cualquier dispositivo Windows 10 (móviles, tablets o PCs), Cortana también llegará a iOS y Android, pero no a Windows 7 o Windows 8.1 por lo anunciado hasta el momento.

Mejoras de la interfaz

La interfaz de usuario Modern UI (conocida originalmente como Metro) fue el centro de las múltiples críticas hacia Windows 8. Una interfaz más pensada para uso de pantallas táctiles que no gustó -en general- a los amantes del escritorio clásico de Windows. Microsoft comenzó a dar la vuelta a la situación con Windows 8.1 en una tarea que rematará en Windows 10. Volverá el menú de inicio como híbrido entre el clásico de Windows 7 añadiendo un marco para los Live Tiles y haciéndolo personalizable; incluirá un Action Center totalmente nuevo con las notificaciones; eliminará la molesta Cham Bar; unirá las pantallas de configuración y panel de control; mejorará la integración entre Modern UI y el escritorio; ofrecerá novedades como los escritorior virtuales y en general, intentará recuperar a los usuarios que prefieren un escritorio más clásico en Windows.

Único sistema para múltiples dispositivos

Windows 10 está creado sobre la base de un concepto multiplataforma y multidispositivo, englobando el desarrollo del Windows de escritorio, Windows RT, Windows Phone y hasta la dashboard de Xbox One. Ello permitirá una experiencia de usuario similar y consistente desde cualquier dispositivo Windows. La estrategia facilitará un desarrollo de aplicaciones común bajo el concepto de “aplicaciones universales”, creadas para funcionar adaptándose a la pantalla y hardware en cualquier dispositivo con Windows 10.

Seguridad

Windows 10 tendrá mejoras en el apartado de la seguridad y la gestión, comenzando por la implementación de la autenticación en dos pasos que permitiría ofrecer una mayor protección para proteger las cuentas de usuario. También almacenará los credenciales de usuarios en un “contenedor” seguro que no será expuesto, incluso si piratas informáticos acceden al código del kernel y contará con nuevo sistema de autenticación Windows Hello y Passport que utiliza sensores infrarrojos, lectores de huellas dactilares y cámaras para conseguir de forma conjunta una identificación plena, más segura y sin fisuras ni agujeros fácilmente aprovechables. En un guiño para su implantación en empresas, tendrá opciones para separar los datos del trabajo y los personales, mayor control sobre las redes privadas virtuales y opciones para impedir que los empleados puedan instalar aplicaciones que no estén firmadas digitalmente.

Requerimientos mínimos de hardware

Microsoft anunció los requerimientos mínimos de hardware para que un equipo pueda correr Windows 10 y como se esperaba, son bastante bajos, similares a Windows 8 y Windows 7. La idea con este trabajo de optimización es clara: permitir actualizaciones masivas a Windows 10 sin necesidad de invertir en nuevo hardware como ha sucedido en otros lanzamientos de Windows. En principio, todo lo que funcione en Windows 7 o Windows 8.1 lo hará en Windows 10 con similar rendimiento.

Como en la variedad está el gusto y puede haber otros argumentos, otros dos redactores de MuyComputer han dado la réplica a este artículo. El primero de Tomás Cabacas ofrece sus razones para no actualizar al menos por el momento. El segundo, de nuestro especialista en Linux, José Pomeyrol, apuesta por pasar totalmente de Windows 10 y saltar a un sistema libre como Ubuntu. No te los pierdas porque son un buen contrapunto a éste.

Artículos relacionados

– 10 razones para no actualizar a Windows 10

– 10 razones para pasar de Windows 10

  • Share This