Canon i-Sensys LBP5050n » MuyComputer
[ Canon i-Sensys LBP5050n ]
Canon i-SENSYS MF8050Cn

Canon i-SENSYS MF8050Cn

Un multifunción laser en la gama media alta, que se comporta bien en entornos profesionales con cargas medias de trabajo. Destaca por su operativa silenciosa, su versatilidad como escáner o fax, su calidad de impresión, su ahorro energético y su tamaño reducido. En su contra, la Canon i-SENSYS MF8050Cn es poco intuitiva de manejo y cuesta configuar en entornos Mac. A nosotros, a pesar de la calidad y la garantía del fabricante no nos ha convencido del todo. Y es que cuesta 620 euros.   La Canon i-SENSYS MF 8050Cn es un multifunción de pequeño volumen que puede con todo.Aunque por nuestro Laboratorio han pasado bastantes productos de Canon –entre ellos sus populares Pixma- teníamos muchas esperanzas en este multifunción destinado a entornos pyme por sus prestaciones profesionales. Pero no nos ha convencido del todo el Canon i-SENSYS MF8050Cn, entre otras cosas por su precio, 620 euros, bastante elevado para lo que se estila hoy en día. Si a eso añadimos la dificultad de conexión a entornos Mac, el tiempo necesario en aprender a configurar la botonera de control o su lentitud a la hora de imprimir, justifica la nota final que este producto ha alcanzado en nuestro banco de pruebas: un aprobado raspado.   Desempaquetar e instalar la Canon i-SENSYS MF8050Cn es tarea fácil, salvo que la quieras instalar en un Mac. En entornos Windows sin problemas. La hemos probado con Windows 7 y opera bien. En cambio, conectarla a un ordenador de Apple fue un infierno… por una pequeña tontería. Y es que los drivers de esta impresora para la última versión de Mac OS  no estaban en la web europea pero sí en la americana.La Canon i-SENSYS MF8050Cn combina un diseño sencillo –que permite su instalación en cualquier rincón- con unas prestaciones más que decentes para entornos pymes. A saber, 8 ppm en color y 12 en blanco y negro. Y por supuesto opera como fotocopiadora, fax o escaner con unas prestaciones notables. Clave de esta calidad radica en el tóner tipo S y en el  refinamiento automático de la imagen (AIR) que permite impresiones de hasta 2.400 x 600 ppp.    Vista aérea de la botonera y el display de control de 5 líneas. Desde aquí se controlan todas las posibilidades del multifunción. Cuesta hacerse a ellas, pero después es coser y cantar.   La máquina es silenciosa, algo que se agradece en entornos de oficina, alcanzando un máximo de 63 dB en pleno funcionamiento. El tiempo de calentamiento es corto, en torno a 10 segundos para alcanzar una velocidad de crucero de 8 páginas por minuto en color y 12 páginas por minuto en blanco y negro, las mismas que en función copia.   Otro asunto que no nos ha convencido nada es la poca capacidad del alimentador de papel: 150 hojas, lo que obliga a estar continuamente metiendo hojas. Trabaja con todo tipo de formatos y grosores. La capacidad de la bandeja de salida es de 125 hojas.Un asunto en el que han hecho mucho hincapié los desarrolladores de Canon es en su concepción ecológica.  El modelo i-SENSYS MF8050Cn de bajo consumo posee la certificación Energy Star y utiliza tan sólo 3 vatios en modo de suspensión. Eso sí, no admite dúplex, algo que debería ser obligado en oficinas para el ahorro de papel.  Parte superior de la Canon i-SENSYS MF8050. Incluye alimentador de hojas independiente para el escáner o fotocopiadora. También incluye en el lado derecho una salida USB para escaneos directos.   La Canon i-SENSYS MF 8050 da la talla como escáner en color o blanco y negro. Podemos escanear directamente al ordenador, en red local o grabar los trabajos en un dispositivo de memoria USB. Soporta varios formatos digitales, incluidos archivos PDF comprimidos, idóneos para el envío por correo electrónico y el uso compartido. La tecnología de compresión de Canon reduce el tamaño de los archivos sin sacrificar la calidad de imagen.   Como copiadora resuelve un uso bastante intensivo de la misma ya que ofrece velocidades de hasta 12 páginas por minuto. Su funcionamiento es muy simple. Si se conecta a la línea telefónica trabaja como fax de alto rendimiento. Permite enviar documentos de alta calidad por fax de forma rápida y eficaz gracias al fax módem Super G3. La memoria del fax de 512 páginas almacena los faxes de forma segura si se agota el papel o el tóner.  En la parte baja se encuentra la bandeja de carga de papel con capacidad para 150 hojas.   Como hemos comentado, cuesta hacerse con todas las funciones que ofrece este modelo debido a una botonera poco intuitiva de entrada. Como ayuda, integra una pantalla LCD de 5 líneas retroiluminada   El sistema de cartuchos integrales de Canon proporciona un funcionamiento sin necesidad de mantenimiento. Los tóner, independientes por color, se sustituyen en un uso comedido entre las 1.500 y las 2.200 impresiones.   Esta impresora está diseñada para trabajar en red. Cuenta con una interfaz de usuario remoto que facilita a los usuarios  y administradores controlar el dispositivo de forma remota y gestionar su estado a través de la red. La gestión del identificador de departamento protege los ajustes importantes, impide el acceso no autorizado a la funcionalidad del equipo y permite un control estricto de los costes.   En definitiva, la Canon i-SENSYS MF 8050 es un eficaz multifunción que responde a las necesidades de una pequeña oficina o departamento pero que la penaliza un precio alto para lo que ofrece y un manejo poco intuitivo.  
2 comentarios0 shares
09/01/2010Fernando Claver
Canon i-Sensys LBP5050n

Canon i-Sensys LBP5050n

Las impresoras láser específicas para el mercado residencial suponen una alternativa real y competitiva para la tecnología de inyección de tinta. Con el modelo i-Sensys LBP5050n Canon consigue un producto equilibrado y sensato. Tamaño compacto, inversión inicial comedida y un precio para los consumibles también controlado son sus bazas para ganarse la confianza de los consumidores en un mercado muy competitivo.Los fabricantes son bastante reticentes a experimentar recetas demasiado novedosas en mercados tan conservadores como el de la impresión, donde aún está por llegar (y asimilarse) la revolución de la tinta electrónica. Mientras se espera ese momento, los jugadores en este negocio mueven sus bazas con cautela explotando hasta el último mililitro los beneficios obtenidos a partir de la venta de tinta de repuesto, o tóner para las impresoras láser.   En este escenario, ofrecer un producto láser específico para el hogar supone dar un paso un tanto atrevido que supone romper un poco las reglas establecidas: láser para la oficina y tinta para el hogar. No es sólo Canon quien ha dado este paso, Samsung o HP han presentado modelos en esta dirección.     La estética de este modelo Canon i-Sensys LBP5050n es apropiada para el hogar, con un tamaño comedido y un buen rendimiento y características.   Canon LBP 5050n se diferencia de las impresoras láser convencionales en aspectos claves para el entorno doméstico: su tamaño es más reducido, el mantenimiento es muy sencillo y la estética está pensada para agradar a quienes no buscan un "muerto" aunque sea a cambio de impresiones con calidad láser.   La instalación es francamente sencilla en lo que a la conexión USB se refiere, aunque también integra una conexión de red Ethernet. No hay pantalla LCD alguna, de modo que ante complicaciones con el software encargado de detectar la impresora en la red, poco se podrá hacer para cambiar parámetros en la propia impresora. De todos modos, es una presencia útil para configuraciones domésticas "avanzadas" y un alivio para quienes no quieran estar al lado de esta impresora mientras trabaja, debido al elevado ruido que se origina cuando está en faena (48 db).    En el frontal está la bandeja con capacidad para 150 hojas, y otra auxiliar para introducir papel manualmente de hoja en hoja.   El controlador en el equipo (CAPT) es el encargado de procesar las imágenes y los trabajos, de modo que la impresora sólo se encarga de recibir los trabajos y convertirlos en instrucciones para aplicar el tóner donde se necesita. De este modo se abaratan los costes de fabricación del hardware a costa de cargar más el sistema, sobre todo cuando se trata de trabajos muy pesados.   El controlador es bastante amigable, con opciones para imprimir en distintos modos y calidades. Es recomendable imprimir en modos borrador o monocromo para ahorrar la mayor cantidad de tóner como sea posible. El precio de los consumibles es de 60 euros para el cartucho negro para 2.300 hojas, y de 55 euros para los de color con capacidad para 1.500 hojas. Se trata de las estimaciones "oficiales", pero permiten hacerse una idea del coste de las impresiones, que para negro estarán en torno a los 3 céntimos de euro y para color en torno a los 20 céntimos de euro por página. Precios sensatos con una calidad final correcta. El láser no es apropiado para imprimir fotos, pero sí es excelente para documentos míxtos que combinen texto y gráficos.      El controlador de impresión, a pesar de lo económico de la impresora y sus limitaciones para afrontar trabajos muy voluminosos, incluye opciones para ajustar con precisión el tipo de acabado y calidad. No tiene dúplex automático, pero para trabajos pequeños se puede sustituir por el manual.   Las cifras de rendimiento que proporciona el fabricante son bastante precisas, aunque depende del trabajo. Para archivos de foto grandes, por ejemplo, el tiempo de salida de la primera página y sucesivas puede superar el minuto y medio. Para un documento estándar fue de poco más de 30 segundos, y el dato ofrecido por Canon es de 28 segundos. 12 páginas por minuto en blanco y negro y 8 páginas por minuto en color son también valores realistas, aunque de nuevo al tratarse de un controlador software, depende del tipo de trabajo y del estado del equipo.   Conclusiones   Canon ha hecho un buen trabajo con esta impresora i-Sensys LBP5050n. Incluye conexión de red y USB, precios comedidos para los consumibles y una calidad y velocidad adecuadas para el uso en el hogar. Eso sí, para entornos profesionales se queda pequeña. A lo sumo se podría recomendar para un profesional liberal o autónomo, aunque con muchas precauciones y teniendo en cuenta sus limitaciones con grandes volúmenes de impresión.   
0 comentarios0 shares
30/04/2009Tomás Cabacas
[ ]