Servidores de Google desvelados

Servidores de Google desvelados
3 de abril, 2009

Google es una empresa que mantiene cientos de miles de servidores preparados para ofrecer todas las prestaciones de sus servicios en Internet, pero apenas se conocían datos sobre sus especificaciones o su infraestructura. Hasta hoy, ya que una entrevista de los responsables de este gigantesco montaje con CNET ha revelado datos muy interesantes sobre los secretos que esconden los centros de datos y servidores de Google. 

 

La conferencia que se ha celebrado en Mountain View sobre la importancia de la eficiencia en los centros de datos ha servido para que los ingenieros de Google encargados de gestionar la infraestructura de los servidores de este gigante de Internet ofrezcan algunos detalles nunca revelados sobre este asunto.

 

 

Una de las sorpresas más interesantes fue el uso de una batería de 12 voltios en cada servidor que permite suministrar energía a estas máquinas en caso de que haya un problema con la fuente principal de energía. De hecho Ben Jai, diseñador de los servidores de Google, afirmó que este diseño había sido utilizado desde 2005 y que ahora estaban ya en la sexta o séptima generación de esa técnica.

 

Como se puede ver en la imagen, los servidores utilizados por Google no tienen un aspecto precisamente avanzado. Se trata de unidades en formato 2U (o lo que es lo mismo, que ocupan “dos estantes” en los armarios en formato rack de estas implantaciones), y disponen de dos procesadores -utilizan tanto servidores basados en Intel como en AMD-, dos discos duros y ocho ranuras de memoria, todo ello montado sobre placas de Gigabyte.

 

 

Otra información interesante es la que afectaba a la forma en la que “albergan” sus máquinas servidoras. Sus centros de datos se componen de contenedores tradicionales, cada uno de los cuales con 1.160 servidores y un consumo de potencia que puede alcanzar los 250 kilovatios, una cifra importante. Eso ha hecho que los responsables de esta infraestructura presten muchísima atención a los distintos mecanismos de ahorro de energía.

 

La eficiencia se logra, tal y como contaba Urs Hoelzle, vicepresidente de operaciones de Google, a través de métodos poco estándares, y de hecho usan fuentes de alimentación especiales que solo ofrecen corrientes de 12 voltios, y si algún componente de la placa necesita 5 voltios es la propia circuitería de la placa base la que hace la conversión, algo que incrementa el coste de cada placa base pero que a la larga resulta muy rentable.

 

 

Tal y como explican en CNET, los resultados son evidentes, y actualmente Google cuenta con uno de los mejores índices de eficiencia conocidos. Para medir este tipo de magnitud se usa la llamada Power Usage Effectiviness (PUE), que ha sido desarrollada por el consorcio Green Grid y que marca el 1 como medida perfecta: no hay costes extra para la energía, y se usa justo lo que se necesita. Un 1,5 indica que la mitad de la energía utilizada va a servicios y recursos que no deberían estar presentes.

 

Google ha ido reduciendo su PUE y desde el tercer trimestre de 2008 ha pasado de 1,21 a 1,19 en las últimas semanas de este año, lo que demuestra su buen comportamiento. De hecho, mantienen algunos centros de datos con un PUE de 1,12, que quieren seguir reduciendo gradualmente.

 

  • Share This