ASUS M4A79T Deluxe

ASUS M4A79T Deluxe
7 de mayo, 2009

AMD ha presentado sus procesadores compatibles con el zócalo AM3 y memoria DDR3, y ASUS ha reaccionado de manera inmediata con la placa base M4A79T con el nuevo chipset AMD 790FX. La más reciente tecnología al servicio de los procesadores AMD Phenom II y su interesante potencial para overclocking.

 

La placa base es uno de los componentes esenciales para cualquier ordenador. Ya sea la más avanzada del mercado o la más modesta, si no es perfectamente estable y robusta será una fuente de problemas sin fin: cuelgues, errores en las aplicaciones fruto de una mala gestión de la memoria o sobre calentamientos originados por una incorrecta disipación del chipset son sólo algunas de las complicaciones que pueden surgir si una placa base no está correctamente acabada.

 

Afortunadamente, ASUS ha sabido reaccionar con tiempo ante la llegada de los nuevos procesadores AM3 de AMD, y ha hecho llegar al Laboratorio de MuyComputer una muestra de su más reciente creación compatible con estos nuevos procesadores, y en concreto con el Phenom II X4 955 BE, que ha sido el que se ha empleado para realizar las pruebas.

 

asus m4a7t deluxe dest

La disposición de los componentes en la placa es óptima. Incluso hay espacio para integrar cuatro ranuras PCI-Express x16. Y el diseño “fanless” despeja mucho el espacio.

 

En realidad las novedades no son excesivas. El Northbridge es ahora el AMD 790FX, en vez del AMD 790GX, y el Southbridge es el habitual SB750. De todos modos, junto con HyperTransport 3.0 con hasta 5.200 MT/S y compatibilidad con memoria DDR3, se tiene todo lo necesario para sacar un buen partido a la nueva generación de CPUs de AMD.

 

En este caso, es además muy importante contar con un buen repertorio de herramientas para practicar overclocking, y ASUS consigue poner en manos de los usuarios entusiastas un auténtico arsenal: ya sea a través de la BIOS o usando la herramienta AI Suite junto con Turbo V y Q-Button, las posibilidades son extraordinarias y el único límite lo impondrá la bonanza del procesador y el sistema de refrigeración empleado.

 

En un próximo artículo pondremos a prueba la placa con un sistema líquido. Pero de momento usaremos un ventilador OCZ Vendetta 2 para realizar un primer acercamiento. En el análisis del procesador AMD Phenom II X4 955 BE se empleó la herramienta AMD OverDrive, pero ahora es más correcto usar las proporcionadas por ASUS.

 

asus m4a79t deluxe soft

Las aplicaciones de control de la placa funcionan perfectamente sobre Windows 7 RC1 en su versión de 64 bits. Una delicia comprobar que no hay que hacer magia tecnológica para conseguir que todo se ejecute a la perfección.

 

Las pruebas se realizan sobre un sistema Windows 7 RC1 de 64 bits, aprovechando que ASUS ha puesto a disposición del público general los controladores para este sistema operativo, así como las versiones para Windows 7 de las herramientas de configuración del sistema. Lo cierto es que todas ellas se han instalado sin problemas, aunque antes sí tuvimos que pelearnos un poco con el casi siempre problemático controlador ACPI. La solución fue más fácil de lo que pensábamos, y tras tratar de instalar alguno de los descargados sólo tuvimos que dejar que el sistema buscase automáticamente el más adecuado y funcionó.

 

Realmente Windows 7 tiene muchos ases escondidos. El resultado final no fue mejor de todos modos, y sólo se pudo alcanzar (sin tocar los voltajes) una velocidad de 3,5 GHz. En principio un aumento de 300 MHz en un procesador que ya de por sí tiene una velocidad elevada no está mal, pero tocando voltajes y mejorando la refrigeración un Black Edition debería ser capaz de alcanzar cotas de rendimiento mayores.

 

assu expressgate

ExpressGate (el entorno de arranque autónomo que permite acceder a Internet o a contenidos multimedia sin arrancar el SO) no es una novedad en sí misma, pero también se instala sin problemas en un sistema con Windows 7 RC1. La pena es que no haya una opción para que el idioma sea el español.

 

En cuanto a conectividad, sólo se echa de menos un botón de reset para la CMOS en la parte trasera junto al resto de conexiones. Facilita mucho la tarea de recuperar el control sobre la placa en caso de que nos pasemos con el overclocking, pero en este caso no está integrado. Sí hay pulsadores de encendido y reinicio en la propia placa, pero para limpiar la CMOS hay que recurrir al tradicional jumper.

 

El empaquetado no es nada llamativo. Todo lo contrario: sobrio y muy “green” como corresponde a un producto para procesadores AMD. De todos modos, la  tecnología empleada en la placa es miy buena y capaz.

 

Conclusiones

 

ASUS ha conseguido una transición limpia desde el chipset 790GX hacia el 790FX y por ende hacia el socket AM3 de AMD y la compatibilidad con memoria DDR3. El resultado es más que correcto, con una placa donde la temperatura de los distintos componentes está en torno a los 43 – 45 grados, y con un preciso control de potencia a través de la tecnología EPU y el diseño de 8 + 2 fases. La funcionalidad AI Nap también está presente y permite dejar el equipo en un estado suspendido sin cerrar ninguna aplicación. En cualquier caso, ASUS ha trasladado sus tecnologías “inteligentes” a esta placa sin problemas aparentes.

 

  • Share This