Phenom X6: a la caza del Core i7

Phenom X6: a la caza del Core i7
28 de junio, 2009

AMD podría en teoría destronar a los Core i7 de Intel como la plataforma más potente para ordenadores de escritorio con la llegada de los seis núcleos a la gama Phenom II, como ya utiliza en los Opteron para servidores. Estos Phenom de seis núcleos llegarían tras los Black Edition TWKR, edición especial de los Phenom II especialmente destinada a los amantes del overclocking y la llegada de los Phenom II FX, con frecuencias de serie notablemente superiores a los actuales.

La estrategia de AMD hasta ahora no ha sido competir con Intel en potencia bruta, sino ofrecer microprocesadores capaces de batir por precio/rendimiento al modelo equivalente de su rival. Es el caso del Phenom II, micro muy equilibrado en potencia precio y consumo, que unido a su compatibilidad con zócalos y placas base anteriores y la posibilidad de utilizar memorias DDR2 actualmente muy económicas, se está convirtiendo en un superventas.

A pesar de ello, ni los Black Edition TWKR, edición especial de los Phenom II destinada a los amantes del overclocking, ni la llegada de los nuevos Phenom II FX con frecuencias de serie notablemente superiores a los modelos actuales, serán capaces de superar el rendimiento de los Intel Core i7. Los procesadores de Intel suman al empleo de mayores frecuencias el doble procesamiento de hilos por núcleo, algo que no hacen los Phenom II y que ahondará aún más las diferencias con la llegada de sistemas operativos de consumo como Windows 7 o Snow Leopard. También marcará diferencias la llegada también del conjunto de librerías gráficas DirectX 11, que tendrán la capacidad para manejar de forma más efectiva el multi-threading.

Quizá por esto algunos medios se preguntan si no es hora de que AMD intente superar a los Core i7 de Intel ofreciendo la plataforma más potente para estaciones de trabajo profesionales y máquinas de escritorio de alta gama para usuarios exigentes. Todo ello reutilizando tecnologías y procesos de fabricación que ya pone en práctica AMD con otras líneas de procesadores.

Esta estrategia propuesta por los medioa pasaría por preparar un Phenom II de consumo basado en el Opteron Istanbul de seis núcleos para servidores que se adelantara a la llegada de sus homólogos de Intel, microprocesadores con nombre en clave “Gulftown” que bajo la nueva micro-arquitectura “Westmere” serán presentados el próximo año por Intel. Para ello se necesitaría incluir el controlador de memoria DDR3 en el integrado, así como aumentar las frecuencias de serie de los actuales Opteron.

Intel podría responder con un movimiento similar, pero sus Xeon “Dunnington” de seis núcleos para servidores no están preparados para incorporar el controlador de memoria en el integrado y son totalmente incompatibles con la infraestructura de los Core i7. Esto daría una ventaja a los supuestos nuevos procesadores de séxtuple núcleo de AMD.

Sería curioso comprobar que AMD intentará el asalto a la cabeza del rendimiento cuando Intel pretende hacer justamente lo contrario, asegurando la gama media de escritorio con la próxima llegada de los Core i5, plataforma mucho más equilibrada y que reportará mayores ingresos que los Core i7, limitados por su alto precio de lanzamiento y la necesidad de nuevas y caras placas base o memorias DDR3, que hacen un conjunto muy caro a la hora de actualizar equipos, algo que la mayoría de consumidores no pueden permitirse en los momentos actuales.

En un contexto de crisis es posible que esta maniobra de Intel de rebajar la potencia para disminuir los precios haya convencido a AMD que no es el momento de competir en potencia y sí en rentabilidad.

  • Share This