Finaliza el test de resistencia SSD superando 2,4 Pbytes

Finaliza el test de resistencia SSD superando 2,4 Pbytes
13 de marzo, 2015

test de resistencia SSD

Hace unos meses publicábamos un artículo donde hablábamos de un test de resistencia SSD que habían puesto en marcha en Tech Report. El objetivo no era otro que machacar literalmente algunas de las SSD más vendidas y comprobar si el desgaste de memorias flash es realmente un problema que acorta la vida de este tipo de unidades.

Las múltiples ventajas de las SSD (consumo, ruido, emisión calorífica o rendimiento) derivadas de su ausencia de partes móviles son evidentes, pero hace unos años había dudas de la resistencia práctica de las unidades de estado sólido como estándar de almacenamiento masivo informático. Basadas en memorias flash NAND, las sucesivas escrituras van erosionando las células de memoria individuales tanto en capacidad como en rendimiento.

El desgaste de las células de memoria es inherente a esta tecnología, pero el dato de garantía que dan los fabricantes (de 3 a 5 años) no nos permite saber cuánto aguanta de verdad una SSD actual. Hasta ahora, porque este SSD Endurance Experiment realizado a base de escribir y borrar sucesivamente sin parar 10 Gbytes de datos incluyendo la carpeta de instalación de Windows 7, películas y aplicaciones, nos ha permitido conocer cuánto aguanta una SSD.

Pues bien, el experimento ha finalizado tras “acabar” con la última unidad a prueba. La mejor ha sido una Samsung 840 Pro que ha logrado aguantar la friolera de 2,4 Pbytes de datos escritos. Una cantidad de datos enorme que un usuario en condiciones reales jamás alcanzará.

Las conclusiones son muy positivas. Las SSDs actuales no tienen ningún problema de resistencia absorbiendo más daño que lo prometido en las especificaciones oficiales e infinitamente más que lo que un usuario estándar puede realizar. En todos los casos las unidades reasignaron automáticamente sectores dañados (las SSD incluyen células de memoria adicionales libres para cuando las otras fallen no perder capacidad) y advirtieron sucesivamente de errores SMART cuando su vida útil estaba cerca del final.

Tampoco el rendimiento se ha visto afectado. Se observan pérdidas a medida que la unidad va envejeciendo pero son tan ligeras que en el uso normal serán prácticamente inapreciables para el usuario y en algunas SSD ni siquiera existen.

Más información: Finaliza el test de resistencia SSD Tech Report

  • Share This