Controla los accesos a tu WiFi y protege tu red en seis pasos

Controla los accesos a tu WiFi y protege tu red en seis pasos
19 de noviembre, 2017

La conexión a Internet que se utiliza actualmente tanto a nivel particular como profesional se divide en cableada e inalámbrica. Ambas tienen ventajas y desventajas, pero en resumen lo mejor es que utilices tu conexión WiFi para dispositivos móviles y tu conexión cableada para consolas, ordenadores y equipos que en general estén fijos.

En artículos anteriores te hemos explicado cómo puedes mejorar tu WiFi con una serie de ajustes bastante sencillos y en este artículo nos vamos a centrar en hablar de su protección, ya que hoy por hoy la mayoría de los ataques más simples y también más molestos se dirigen a la conexión inalámbrica y no a la cableada.

Primer paso: Busca invitados no deseados en tu WiFi

Para descubrir si tenéis a algún sujeto no deseado en vuestra conexión WiFi basta con entrar en la configuración de ajustes de vuestro router (192.168.1.1 en el navegador web) y revisar los ajustes de conexiones.

Ahí os aparecerán los equipos y dispositivos conectados. Es muy fácil saber si hay algún intruso incluso sin saber vuestra propia IP o usar nombres, ya que basta por ejemplo con que contéis el total de equipos conectados que tenéis y los que os aparecen en ese listado.

De esta forma si tienes conectados a tu WiFi un smartphone y una tablet y te aparecen cuatro dispositivos conectados en lugar de dos ya sabes que tienes como mínimo un intruso.

Si lo dicho os parece un poco complicado también tenéis dos aplicaciones opcionales que además de gratuitas son muy fáciles y cómodas de utilizar, y encima no pesan casi nada.

Wireless Network Watcher

Se trata de un programa muy sencillo y ligero que realiza un análisis de nuestra conexión inalámbrica y detecta todos los dispositivos que actualmente se encuentran conectados a la misma, identificándolos en la ventana del sistema.

Teniendo en cuenta que es gratuita, eficaz y fácil de usar es una de las mejores formas de descubrir si algún indeseable se está aprovechando de nuestra conexión WiFi.

SoftPerfect WiFi Guard

Una gran alternativa a la anterior, totalmente gratuita para usuarios de Windows y Linux y con un gran potencial para detectar e identificar conexiones no autorizadas.

No, ninguna de las dos aplicaciones nos permite tomar medidas contra los intrusos, pero nos deja identificarlos perfectamente y una vez hecho esto podemos tomar las medidas más apropiadas.

Segundo paso: Protege tu red y deshazte de los intrusos

Si has tenido la mala suerte de identificar a algún intruso no te preocupes, ya que podrás solucionarlo con las siguientes medidas de seguridad que te ayudarán a proteger tu WiFi:

  1. Cambia la contraseña por defecto: así reducimos el riesgo de sufrir ataques de fuerza bruta que puedan “romper” la seguridad. Para cambiarla sólo tenemos que entrar en la configuración de nuestro router (192.168.1.1), buscar la opción correspondiente y modificarla.
  2. Utilizar el cifrado WPA2-PSK AES: Es la opción de cifrado más segura y con menor consumo de recursos que podemos encontrar. Si utilizamos dicho cifrado acompañado de una contraseña fuerte, como por ejemplo una oración completa sin sentido acompañada de números y símbolos, pondremos las cosas un poco más difíciles a cualquier atacante.
  3. Utilizar listas blancas de filtrado MAC: Este tipo de listas sólo permiten acceder a nuestra conexión a Internet a aquellos dispositivos que hemos reflejado como autorizados. El resto estarán vetados, así que es una solución sencilla pero muy eficaz.
  4. Desactivar el broadcast SSID: Con esto nos referimos al nombre de tu red inalámbrica, es importante porque puede ser vista desde otros dispositivos. Hay muchos sistemas sencillos que realizan ataques de fuerza bruta en base a identificadores de red conocidos, por lo que cambiarlo ayuda a poner las cosas un poquito más difíciles a posibles intrusos.
  5. Cambiar la IP local: A la hora de iniciar un ataque muchos intrusos lo intentan partiendo de la IP 192.168.0.1, algo comprensible ya que es la configuración por defecto de casi todos los fabricantes. Es un cambio importante y puede obligarnos a realizar configuraciones adicionales en otros dispositivos, pero en cualquier caso es altamente recomendable.
  6. Mantén tu router actualizado: Esto tiene efectos tanto en seguridad como en rendimiento, ya que con el lanzamiento de nuevas revisiones de firmware los fabricantes suelen corregir posibles errores o fallos de seguridad y también implementan mejoras funcionales y de rendimiento.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

  • Share This