Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería: cinco mentiras que debes tener claras

Publicado el
Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería: cinco mentiras que debes tener claras 29

El año pasado compartimos con vosotros una guía donde vimos cinco razones por las que no deberías comprar una tarjeta gráfica utilizada para minería. Dicha guía tuvo una gran acogida entre nuestros lectores, y mis argumentos fueron muy claros, aunque me sorprendió bastante ver la conducta de algunos que no tardaron en decir cosas totalmente carentes de sentido, todo en aras de defender lo indefendible.

Este artículo no voy a volver a repetir esos argumentos, voy a profundizar en la realidad que estamos empezando a ver con las primeras oleadas de tarjetas gráficas que han llegado al mercado de segunda mano, y en las mentiras que se vierten para llegar a ese punto de defender lo indefendible, ya que al final son un problema importante que puede acabar pasando factura incluso a los usuarios con mayor experiencia, y es que confiar en la persona equivocada es algo que nos puede pasar a todos.

Curiosamente, la mayoría de esas mentiras hicieron acto de presencia en los comentarios de la guía que os he dejado enlazada al principio de este artículo, y casi siempre vienen a compañadas de una especie de petición de confianza ciega en los mineros, en el mantra de que estos cuidan sus tarjetas gráficas como oro en paño porque les generan beneficios.

Piden confianza, pero luego, cuando te limitas a los hechos, a la realidad te encuentras con situaciones deleznables. Como ejemplo podemos poner el caso reciente de un usuario que compró una GeForce RTX 3080 a un minero, y este le vendió una unidad que venía con 2 GB de memoria gráfica deshabilitados y un bus de 256 bits. Dicha tarjeta gráfica tiene 10 GB y un bus de 320 bits, pero había sufrido daños de tanto minar y solo podía funcionar de esa manera. Menos mal que las cuidan como oro en paño.

Tarjeta gráfica usada para minería: cinco mentiras

1.-Han tenido poco uso, están nuevas

Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería

Seamos realistas y partamos de la base de que tú no puedes saber a ciencia cierta el uso que ha recibido una tarjeta gráfica utilizada para minería. Esto puede generar la impresión de que debemos dar un voto de confianza al minero que amablemente quiere vendernos esa tarjeta gráfica que ya no le sirve, pero piensa un poco y hazte estas preguntas:

  • ¿Crees que te va a confesar que ha tenido mucho y que puede estar dañada? Sería tirar piedras contra su propio tejado.
  • ¿Piensas que una tarjeta gráfica comprada hace un año, o incluso seis meses, con el objetivo de minera habrá tenido poco uso? Para nada, por que si no se usaba no generaba ingresos, así que lo más probable es que haya estado en régimen de 24/7.
  • Te parece que el precio al que te la vende es muy bueno, ¿pero has pensado cuánta vida útil puede quedarle realmente y en los problemas que podría darte a corto o medio plazo? No te vale para nada comprar una GeForce RTX 3080 por 500 euros si a los pocos meses te va a dejar de funcionar.

Las tarjetas gráficas utilizadas para minar no han tenido poco uso, ni siquiera aunque hayan sido compradas hace solo unos meses, eso tenlo muy claro.

2.-Se han mantenido a temperaturas excelentes

Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería

No niego que puede que algunos mineros se hayan preocupado por modificar a fondo sus tarjetas gráficas para reducir sus temperaturas de trabajo, y que hayan afinado incluso consumos para reducir el estrés de la tarjeta gráfica. Sin embargo, volvamos a ser realistas, ¿crees que un minero que haya comprado varias decenas o cientos de tarjetas gráficas se habrá preocupado de hacer eso?

Por si alguien se ha perdido, para optimizar por completo una GeForce RTX 3080, por seguir el ejemplo que hemos puesto, habría que ir afinando voltajes con sumo cuidado, y también sería necesario desmontarla para cambiar el conjunto de almohadillas térmicas, ya que la temperatura de la memoria GDDR6X es precisamente uno de los mayores problemas que se producen al minar con esta tarjeta gráfica. Piensa en el tiempo y el esfuerzo que requiere todo esto.

Por otro lado, si hablamos de una enorme granja de minado con muchas tarjetas gráficas pegadas unas a otras el calor puede transmitirse y acumularse, incluso aunque el espacio esté abierto, con todo lo que ello supone para cada una de esas tarjetas gráficas, y para el resto de componentes que puedan estar montados en ese equipo de minado.

Siendo realistas, lo más probable es que una tarjeta gráfica haya estado bastante tiempo funcionando a temperaturas elevadas, aunque no faltará quien te diga que la suya estuvo funcionando a 25 grados la GPU y 35 grados la memoria gráfica. Sí, es un ejemplo absurdo, pero real porque conozco a gente que lo ha utilizado como argumento. En mi pueblo tenemos una temperatura de 36 grados C ahora mismo, así que este genio fue capaz de mantener la GPU por debajo de la temperatura ambiente mientras minaba Ethereum a todo trapo, «un crack».

3.-Minar produce muy poco desgaste

Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería

Una RTX 3080 que ha sufrido un desgaste tan grande que solo tiene 8 GB de GDDR6X funcionando.

Esta es otra de las mentiras más recurrentes cuando nos intentan vender una tarjeta gráfica utilizada para minar criptodivisas. Partimos de la base de que utilizar una tarjeta gráfica siempre generará desgaste natural por el paso de la electricidad y el proceso de generación de calor y de enfriamiento. En este sentido la eletromigración, que se produce por el simple uso, es una de las causas más frecuentes de deterioro y avería cuando hablamos de semiconductores, y sus consecuencias pueden ser fatales.

Una tarjeta gráfica adquirida para minar tiene un objetivo muy claro, como ya hemos dicho, generar ingresos. Para ello tiene que estar activa, es decir, tiene que minar, y si solo la utilizamos durante unas horas el rendimiento que obtendremos no será el mismo que tendríamos al emplearla en régimen de 24 horas al día los 7 días de la semana. Si alguien viene a decirme que solo ha utilizado sus tarjetas gráficas dedicadas a minería unas horas a la semana no podría evitar soltar una carcajada estrepitosa.

Mantener una tarjeta gráfica minando en régimen de 24 horas los 7 días de la semana genera un desgaste enorme, y equivale a un uso anormal de la misma. Piensa que una persona normal que juegue 4 horas al día habrá utilizado su tarjeta gráfica un total de 1.460 horas al año, mientras que un minero que la haya utilizado durante un año en régimen de forma ininterrumpida habrá acumulado 8.760 horas de uso. De hecho, en solo dos meses ya tendría acumuladas casi las mismas horas de uso que un jugador medio.

Que no te engañen, minar produce un desgaste muy grande incluso cuando se realiza «mimando» las tarjetas gráficas, y el motivo lo acabamos de ver. Ahora imagina lo que puede sufrir una tarjeta gráfica trabajando de forma ininterrumpida si no se cuida y se mantiene debidamente. Luego no debe sorprendernos que las gráficas de minería lleguen al mercado con chips de memoria quemados, o con dos días restantes de vida útil.

4.-Son un chollo por su bajo precio de venta

Tarjeta gráfica de segunda mano usada para minería

Es otra de las grandes mentiras que se mantienen casi como si fuera un mantra. Decir que las tarjetas gráficas de segunda mano que fueron utilizadas para minería son un chollo es no tener ni idea de la realidad que hay detrás de esto, o pecar de tener muy pocos escrúpulos. Sí, conozco a gente que ha comprado una tarjeta gráfica que fue utilizada para minar y la jugada le salió bien, pero también ha ocurrido todo lo contrario en muchas ocasiones.

Las tarjetas gráficas usadas para minar no son un chollo, son una inversión de riesgo con todas las letras. Esto quiere decir que puede que tengas suerte y que te den ningún problema, pero también puede que acabes gastando el dinero para nada. Si vas a hacer una inversión pequeña y el precio realmente vale mucho la pena entiendo que quieras correr el riesgo, pero si vas a gastar 300 euros o más creo que el riesgo es demasiado grande, y que es mejor que compres una tarjeta gráfica nueva.

Piensa que, al final, aunque hayas pagado 400 euros por una tarjeta gráfica que cuesta 800 euros ese ahorro no te servirá de nada si esta muere a los pocos meses, o incluso si apenas pasa el año, ya que tendrás que volver a pagar como mínimo otros 400 euros. Comprar ese modelo nuevo te habría costado más dinero, pero estarías respaldado por un mínimo de tres años de garantía.

Con la situación actual, viendo que el stock no deja de subir y los precios de las tarjetas gráficas no hacen más que bajar, y que los mineros siguen intentando mantener una cierta burbuja en el mercado de segunda mano, creo que no hay ningún argumento que nos permita considerarlas como un «chollo». Seamos sinceros, comprar a mitad de precio una tarjeta gráfica lanzada hace dos años cuando esta ha recibido en solo un año el uso que habría tenido, en condiciones normales, a lo largo de 8 años no es un chollo, es una mala idea.

5.-Son una forma de castigar a los minoristas

Ethereum

Esto es algo que ha venido sonando con mayor o menor fuerza tanto cuando se produjo el primer pinchazo del sector de las criptodivisas, allá por finales de 2018, como en el segundo pinchazo que se produjo recientemente. Con esta mentira los mineros intentan trasladar la culpa al canal minorista y despertar en los consumidores una sed de venganza que los lleve a tomar represalias contra dicho canal, y que estos acaben comprándoles a ellos sus tarjetas gráficas.

La idea es un «win-win» para los mineros, pero la verdad es que al final son los mineros los verdaderos culpables de que tú no hayas podido comprar una tarjeta gráfica a su precio normal en el último año y medio. No es difícil de entender, estos gastaron durante ese periodo de tiempo más de 15.000 millones de dólares en comprar tarjetas gráficas, y ahora que estas ya no les sirven quieren hacerte creer que ellos no tuvieron la culpa, que los malos son las tiendas por querer vender.

Si compras a un minero una tarjeta gráfica que usó para minar porque creer que con ello estás haciendo algo bueno, o que estás dando un merecido castigo al comercio minorista, en realidad te estás equivocando, y hasta tal punto que estás haciendo precisamente todo lo contrario, ya que acabarás por dar dinero a la auténtica fuente del problema. No comprar ni una tarjeta gráfica a los mineros es la mejor manera de devolver la bofetada que nos dieron cuando drenaron el stock de tarjetas gráficas este año y medio, y que no se nos olvide que encima se jactaron de ello.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído