¿Existiría Internet sin Linux?

¿Existiría Internet sin Linux?
30 de octubre, 2008

Es evidente que hoy en día las soluciones para implantar servidores web son más fáciles de encontrar, pero hace 15 años, cuando Internet comenzaba a florecer, solo había una opción verdaderamente relevante: Apache para Linux. Cierto que Apache aparecería también para Windows algún tiempo más tarde, pero tanto esta solución como otras de Microsoft o Sun llegaron bastante después. ¿Qué hubiera pasado si no existiese Linux? 

 

Puede que decir que “Internet no existiría sin Linux” sea algo exagerado, pero desde luego no sería lo mismo de no ser por la aparición de este sistema operativo y el nacimiento de otro proyecto igualmente fundamental para la puesta en marcha de servidores web: Apache, el proyecto que nació en 1994 a partir del demonio NCSA HTTPd. Cinco años más tarde se creó la llamada Apache Software Foundation, que se desde entonces formalizó la gestión del desarrollo de este extendidísimo servidor web.

 

 

Hoy en día Apache cuenta aún con más de la mitad de la cuota de servidores web en todo el mundo, tal y como demuestran las cifras de NetCraft para septiembre de 2008, según las cuales esta aplicación está funcionando en el 50,24% de los servidores web de todo el mundo. Microsoft IIS es la segunda en el ránking con un nada despreciable 34,4%, mientras que ya a mucha distancia encontramos otras ofertas como Google GWS o LightHTTPd. Sin embargo, dichas soluciones no estaban disponibles hace 15 años, cuando Internet comenzaba a despegar, y cuando sí existían su precio y prestaciones eran inabordables para muchos organismos.

 

 

Pero para eso estaba Apache en conjunción con Linux. Gracias a esta combinación cientos de miles de empresas y desarrolladores pudieron poner en marcha sus proyectos en Internet. Las alternativas en 1994 eran poco apetecibles: Windows NT 3.1 no era exactamente una opción recomendable, y tampoco lo era Mac OS con su System 7.1, que no estaba destinado a este tipo de tareas.

Sin embargo, un aún jovencísimo sistema operativo Linux comenzaba a ofrecer prestaciones realmente interesantes y era capaz de sacar todo el partido de las máquinas de la época, los míticos 486 DX2 a 66 MHz. Eso hizo que Linux se convirtiese en la opción por defecto para esos servidores y que Apache fuera su inseparable compañero. Después llegaría Apache para Windows y soluciones como las de Sun o Google, pero Internet estaba ya asentada… afortunadamente.

 

  • Share This