¿Serán más baratos los PCs?

¿Serán más baratos los PCs?
16 de noviembre, 2008

Aunque para mucha gente la reunión de hoy de los líderes del G-20 (más España y Holanda) en Washington ha puesto los primeros cimientos para salir de la crisis mundial que no sólo afecta a la llamada economía financiera, sino que también está provocando graves problemas en la economía real, las expectativas de venta de ordenadores para el año 2009 son tan negativas que la mayoría de los fabricantes no ocultan su preocupación. ¿Qué medidas se pueden tomar para animar el consumo? No hay una fórmula mágica, pero muchos analistas consideran que la crisis provocará bajadas generalizadas de precios el próximo año.

Con mercados saturados en EE UU y Europa, márgenes de beneficio cada vez menores y el consumo retraído hasta niveles como no se habían visto en los últimos diez años, los principales fabricantes de ordenadores creen que el 2009 va a ser un año muy difícl para la industria informática. Intel avisó esta semana sobre la significativa caída de la demanda de chips por parte de los fabricantes de PCs, lo que provocará que haya caídas de precios, algo que puede ser positivo para los consumidores, aunque es un arma de doble filo porque si no se reaviva el consumo pese a estas rebajas de precio, muchas compañías podrían incluso hasta desaparecer.

HP, el líder de ventas a nivel mundial en los últimos dos años, está en una buena posición para capear el temporal económico en el que nos encontramos envueltos. Afortunadamente para ellos, un tercio de su negocio proviene del software, los servicios y el almacenamiento empresarial, mientras que otro tercio se basa en la venta de PCs y dispositivos de consumo, y el resto se reparte entre el negocio de la impresión y otras inversiones. Según Stephen Baker, vicepresidente de la empresa de análisis The NPD Group, cree que "obviamente la mayor diversificación del negocio da más oportunidades para superar tiempos difíciles como los actuales". Esta diversificación juega a favor de HP, ya que su negocio está distribuido entre portátiles, ordenadores de sobremesa, servidores, dispositivos de almacenamiento e impresoras tanto para el consumo como para las pymes y las grandes corporaciones. HP además tiene presencia en la mayoría de los mercados mundiales, incluyendo aquellos que todavía tienen una gran demanda de PCs: Latinoamérica, Este de Europa y Oriente Medio.

El hecho de que los consumidores vayan a ser muy sensibles al precio está obligando a HP a plantearse el futuro de algunas de sus líneas de producto más caras. Por ejemplo, la pasada semana anunció un recorte en el precio de sus portátiles Envy 133 de 2.100 dólares a 1.900 dólares, similar al realizado en su PC Blackbird 002 para juegos que baja de los 2.000 dólares a los 1.800 dólares. Todavía no sabemos si son casos aislados en la línea de producto de HP o si en el futuro seguirá rebajando sus equipos, ya que no hay confirmación oficial de esta estrategia, aunque todo parece indicar que puede ser algo generalizado.

Para abundar más en esta tendencia, el mercado de los netbooks (portátiles pequeños, ligeros y con un precio entre 400 y 700 dólares) no ha dejado indiferente a casi ningún fabricante. En España ya se pueden encontrar más de una docena de modelos diferentes, y eso que hace sólo uno año únicamente ASUS con su Eee PC parecía haberse "enterado" de la importancia del factor precio en un mercado en crisis.

Por su parte, Dell también está, según los analistas, bien plantado frente a los embates de la criris. Hace dos años el principal negocio de Dell estaba en la venta directa de PCs en los Estados Unidos, sin embargo, ahora puede presumir de haberse expandido con éxito en otras áreas como los servicios, el software, el almacenamiento y los servidores. Además, ha mejorado su influencia en países emergentes como China e India, mercados que no están saturados y que todavía tienen mucho margen de crecimiento por delante. Resultado de este cambio estratégico ha sido que la mitad de los ingresos de Dell ya provienen de negocios de fuera de los Estados Unidos, aunque todavía está en plena transición y cualquier error puede ser fatal.

En lo referente al tercer fabricante en orden de importancia a nivel mundial, Acer, hace tiempo que se ha apoyado en precios muy atractivos para conseguir ampliar su cuota de mercado. Hasta el momento todo le ha salido bien, pero la duda se plantea si ahora que HP y Dell también van a ser muy sensibles al precio, ¿cómo afectará a Acer que sus competidores más directos también sean vistos por los consumidores como marcas de precios atractivos? Por lo que sabemos, Acer continuará con esta estrategia, pero intentará que el consumidor aprecie como valores añadidos mejoras en el diseño y un mejor servicio post-venta.

Por último, y sólo por hablar del "top 5" del mercado mundial de fabricantes de PCs, no podemos olvidarnos de Lenovo, que sufrirá mucho el descenso en los gastos en tecnologías de la información de las empresas en 2009. Sin embargo, su excelente "salud" en el mercado chino, que como ya hemos dicho todavía está necesitado de muchos PCs, le permitirá aguantar el temible 2009.

  • Share This