FULLHDMediaPlayer Gigabit

FULLHDMediaPlayer Gigabit
29 de marzo, 2009

El último desarrollo de Conceptronic en el terreno de los players multimedia, el FULLHDMediaPlayer Gigabit, combina diseño con prestaciones para usuarios muy avanzados. Perteneciente a la familia Grab’n’Go, este dispositivo además de leer todos los formatos actuales, incluido el .MKV, permite conectarse por red con un servidor de ficheros. Además, trae de serie un cliente BitTorrent.

Conceptronic es uno de los grandes en el terreno de los reproductores multimedia. Esta firma holandesa -que evolucionó al terreno de los periféricos desde la fabricación de ordenadores con el legendario sello Tulip Computers- ha conseguido gran prestigio en este terreno a través de su sello Grab’n’GO, una completa familia de productos de almacenamiento y reproductores multimedia.

De hecho algunas de sus soluciones de este fabricante ya han pasado por nuestro laboratorio técnico como el Conceptronic Media Titan 500 que también ganó la convocatoria en esta categoría que organizamos junto al mayorista MCR a finales de 2008. Pero la oferta de Conceptronic en este terreno es amplia y variada. Un claro exponente de ello es el modelo que analizamos hoy en nuestro labotario, el FULLHDMediaPlayer Gigabit.

El FULLHDMediaPlayer Gigabit sigue la tendencia actual de separar el reproductor del dispositivo de almacenamiento conscientes de que los usuarios quieren libertad para enchufar al puerto USB cualquier disco duro, y ampliar su capacidad de almacenamiento cuando lo necesiten. Además, tal como evoluciona el segmento de los discos duros, lo que hoy parece una cantidad ingente de almacenamiento mañana es irrisoria y más con los nuevos formatos de alta definición.

En el laboratorio recomendamos apostar hoy por este tipo de dispositivos. De hecho, uno de los bestsellers del momento, también analizado por nosotros, es el WD HD Media Player, que apuesta por esta solución.

Diseño y prestaciones


El FULLHDMediaPlayer Gigabit apuesta por un diseño futurista que encaja perfectamente en el salón del hogar. Visto de frontal, parece un cohete, fabricado en aluminio negro pulido, transmite imagen de robustez frente a otras propuestas hechas en plástico. En su frontal sólo hay un elegante led de estado que nos indica si está en rojo que se encuentra en stand by y si está en verde, que se encuentra trabajando.

Se suministra en una atractiva caja repleta de todos los componentes necesarios: un cable RCA, cable S-Video, conversor de S-Video a cable por componentes, cable HDMI, cable de red, (todos en color negro para mantener la misma línea del dispositivo), convertidor de corriente, peana para ponerlo en vertical, mando a distancia, pilas, un extenso manual, software…. Vamos, que con este surtido de cableado es casi imposible no poder enchufarlo a nuestro monitor por antiguo que sea. La mejor opción para disfrutar de contenido en alta definición es, evidentemente, HDMI.

Como hemos dicho, por delante sólo vemos el LED de estado. En cambio, en la trasera se encuentran todas las conexiones. Así, de izquierda a derecha vemos el botón de encendido, conectores HDMi, S-Video (composite gracias al conversor), RCA, canales de audio analógico, canal de audio digital, conexión de red Gigabit, USB 2.0 y alimentación. Echamos en falta un segundo conector USB ya que muchas veces combinamos fuentes de datos.

El mando a distancia del FULLHDMediaPlayer es de lo más completo que ha pasado por nuestras manos en este tipo de dispositivos. Aunque estéticamente, desmerece al dispositivo, permite acceder de forma cómoda a casi todas las funciones del reproductor. Utiliza códigos de colores para las distintas opciones, como video, música, fotos y la medios en Internet y permite acceder de forma directa a los controles de volumen, adelantar, retroceder, subtítulos y lenguaje.

Instalación en red, su punto fuerte

Aunque puede operar sin problemas enchufado directamente a la televisión, la configuración que se recomienda es conectado en red para poder acceder a Internet y a contenidos almacenados en otros PC´s. Para ello se puede usar el conector Ethernet integrado o, si no se quieren cables de por medio, hacerse con un "pincho" receptor wireless. El fabricante recomienda el suyo, el Conceptronic C300RU que se comercializa de forma opcional. El problema es que, en este caso, gastamos el único conector USB de que dispone el FULLHDMediaPlayer, teniendo que usar para el almacenamiento el del propio PC.

Para un uso básico, configurar el dispositivo es muy simple. Tan sólo hay que seleccionar el canal por el que queremos disfrutar de los contenidos -HDMI, componentes, S-Vídeo…- y a darle al play. El dispositivo tarda unos 30 segundos en arrancar y detectar los dispositivos de almacenamiento. El software utilizado tiene una interfaz atractiva, cuidada y muy intuitiva. Consta de tres grandes iconos: dispositivo multimedia, iMedia y configuración. El primero es el que nos da acceso a nuestros contenidos divididos en música, vídeos y fotos. El segundo, iMedia, es el que nos permite acceder a los contenidos directamente de Internet. El último es el que nos permite parametrizar el player a nuestro gusto: sonido, salida de pantalla, formato…

Para conectar el FULLHDMediaPlayer a la red hay que pulsar el icono "configuración". Desde allí podremos enganchar el dispositivo a nuestra red poniendo los datos necesarios (dirección IP, máscara de red….). En el manual que se entrega con el dispositivo está bastante bien explicado todos los pasos a dar.

Si se quiere utilizar como cliente BitTorrent lo primero que nay que hacer es enchufar un disco duro portátil vía USB. Después hay que configurar los parámetros (velocidad de descarga, puerto de escucha…). Una vez realizado correctamente esta tarea, tan sólo queda cargar la lista de archivos .torrent desde el menú del dispositivo en la televisión. Para la introducción de datos, URLs… el dispositivo cuenta con una opción para mostrar un teclado virtual en pantalla, algo incómodo eso sí, para largas cadenas de texto.

Aquí dentro del menú iMedia, destaca la opción Live 365, que nos permite acceder a un montón de emisoras de radio vía Internet. Eso sí, hay que registrarse en este servicio para obtener una cuenta gratuita. En www.shoutcast.com (por ejemplo), podrás encontrar cientos de emisoras de todos los tipos.

También se puede usar el dispositivo como servidor multimedia. Para ello, hay que instalar en nuestro PC el software suministrado y desde allí lanzar contenidos al player de Conceptronic. El proceso es muy sencillo y el software nos guía paso a paso para que no tengamos problemas.

Alta resolución, su punto fuerte

Hemos puesto a prueba este player con numerosos formatos – .AVI, Xvid, MPEG, MP3, H.264, .MKV…- y ha salido victorioso con todos ofreciendo una calidad de reproducción fantástica. El cliente multimedia UPnP AV incorporado permite un fácil acceso a todos sus archivos desde dispositivos de almacenamiento compatible. También puede reproducir, si lo conectamos a nuestro PC, vía la red Ethernet o el módulo inalámbrico que soporta pero que no incluye de serie, los contenidos almacenados en nuestro ordenador.

Una opción a tener en cuenta

Estamos en definitiva ante la joya de la corona de Conceptronic en el terreno de los reproductores multimedia. Pensado para trabajar en estrecha relación con Internet y conectado a otros dispositivos es, sin duda, su punto fuerte. De hecho, si utilizamos el servidor de ficheros que se adjunta junto a la documentación, y enchufamos el dispositivo a Internet vía inalámbrica (opcional con el módem USB C300RU de Conceptronic) podremos configurar un cliente BitTorrent dentro del FULLHDMediaPlayer y tener una solución completa de reproducción, descarga y almacenamiento fácilmente.

Eso sí, si sólo buscamos un reproductor que se coma todos los formatos actuales de reproducción de vídeo conectados a un disco duro externo, hay otras opciones mucho más económicas en el mercado.

  • Share This