Senado francés, OK a Hadopi 2

Senado francés, OK a Hadopi 2
10 de julio, 2009

El otro día os anunciamos que Francia iba a decidir sobre el futuro de la ley que regulará las descargas on-line a través de la Red de redes, conocida como Hadopi. La primera fue denegada por ser inconstitucional, pero ha sido modificada y el Senado ha aprobado la nueva versión, Hadopi 2. Ahora sólo queda esperar al último paso antes de que Hadopi 2 entre en vigor. Para ello la Asamblea Nacional francesa debería dar el último visto bueno a la ley Hadopi 2 el próximo día 21 de julio.

 

Tal y como podemos leer en MuyInternet, el Senado francés acaba de aprobar la ley Hadopi 2, que si bien se suaviza en cuanto a las represalias frente a infractores de copyright sigue siendo dura. Con la nueva revisión se ha añadido la obligación de que un juez sea quien dictamine el dejar sin conexión al usuario tras los avisos pertinentes y si lo cree oportuno.

 

Hadopi 2 aprobada en el Senado francés.

 

Cinco horas llevó a los senadores adoptar el nuevo texto que fue vetado por el partido socialista. La próxima y última etapa del recorrido de la ley tendrá lugar en la Asamblea Nacional el 21 de julio, donde si se aprueba pasaría a entrar en vigor en un breve periodo de tiempo. El nuevo texto se ha visto modificado en la Cámara Alta añadiendo una enmienda en la que hacen valer la autoridad de que una persona sospechosa pueda ser convocada junto con su abogado por las autoridades.

 

En el nuevo texto se mencionan multas de entre 1.500 y 3.750 euros. El proceso si se detecta que alguien se descarga contenidos con copyright de manera no legítima y sin ánimo de lucro será el siguiente: se recibirá en primera instancia un correo electrónico sobre la conducta de descarga de material con copyright de forma ilegal, posteriormente una carta certificada y sólo se podrá cortar la conexión a Internet si un juez lo ordena, periodo máximo, un año.

 

Además si una persona presta su línea a un tercero y se infringen las leyes de copyright el usuario que cede su línea podría ser multado con 1.500 € y verse privado de conexión 1 mes. Además en caso de que algún usuario se vea sin conexión debido a la sentencia de un juez, se enfrentaría a 3.750 € de multa si intenta contratar servicio con otro operador.

Si el caso en cuestión trata de un usuario que se lucra de la actividad, se le consideraría como falsificador y la multa ascendería a 300.000 € y hasta 2 años de cárcel además de una pena complementaria de un año sin acceso a Internet.

 

  • Share This