Amazon fulmina a Orwell

Amazon fulmina a Orwell
18 de julio, 2009

Amazon ha eliminado del catálogo del lector de libros electrónicos Kindle, copias ya adquiridas de las dos novelas más importantes del novelista británico George Orwell. Ironías del destino, Orwell creó en “1984” –uno de los títulos eliminados- el concepto de “Gran Hermano” sobre una sociedad totalitarista, término usado actualmente como crítica de las técnicas modernas de vigilancia y control. Un control sobre el Kindle que permite a Amazon decidir los libros que puedes o no leer, según las críticas, que llegan furibundas desde todos lados de la Red.

Cuentan en el blog BoingBoing que los clientes del lector de libros electrónicos de Amazon se sorprendieron al descubrir que “de la noche a la mañana” habían desaparecido de sus dispositivos novelas de Orwell por las que ya habían pagado, sin ni siquiera una comunicación previa. En concreto “Rebelión en la granja” y “1984”, las dos obras más importantes del escritor y periodista británico, que han dado paso al término “orwelliano”, convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras.

Parece ser que el editor, que tiene los derechos de autor sobre las mismas, ha cambiado de idea acerca de ofrecer su versión electrónica y Amazon ha borrado de un plumazo las obras de su catálogo, incluso de los clientes que ya habían pagado por ellas. Las críticas en la Red a esta decisión no se han hecho esperar y algunos la explican en el control absoluto que Amazon tiene del Kindle y de sus obras, gracias al sistema de restricciones digitales (DRM) que incorpora y a la distribución de contenidos vía “nube” desde los servidores de Amazon.

Otros van más lejos y culpan directamente al consumidor por “comprar este tipo de aparatos” y no exigir “un cambio radical en la leyes de propiedad intelectual” que permitan preservar la cultura ante casos como este, por encima del copyright.

Aunque la compañía ha indicado “que cambiará sus sistemas para no volver a eliminar libros de sus clientes” y devolverá el dinero pagado, el caso es una publicidad muy negativa para Amazon y su Kindle, que afecta también al “cloud computing/storage”, el sistema de computación y de almacenamiento en nube que en este caso muestra su debilidad y la confirmación a la mayor de sus críticas: el control y tratamiento que las compañías puedan hacer del contenido almacenado.

Afortunadamente los libros están disponibles en papel en cualquier biblioteca y a la distancia de un clic en cientos de sitios de Internet.

  • Share This