¿Quién pujó por Palm?

¿Quién pujó por Palm?
16 de julio, 2010

Aunque HP fue la empresa que finalmente se llevó el gato al agua y realizó la puja más alta para lograr hacerse con la compañía Palm, hubo varias compañías interesadas en los recursos y desarrollos, sobre todo webOS. Según una fuente cercana al proceso de subasta en el que se vio inmersa Palm, varias grandes de la movilidad trataron también de hacerse con Palm. Entre ellas estuvo RIM, que tenía un gran interés, y también Google y Apple, que no parecían tan dispuestas pero aún así pujaron. 

 

Tal y como indican en Silicon Alley Insider, varias empresas estuvieron implicadas en las negociaciones de compra de Palm durante los primeros meses del año. Finalmente HP ganó el proceso de subasta con su oferta de 1.200 millones de dólares a finales de abril, pero hubo otras protagonistas.

 

 

Según fuentes cercanas a las negociaciones, Apple fue una de las primeras interesadas, aunque estaba especialmente apostando por el portfoliio de patentes de Palm. Apple veía a Palm como un recurso interesante para luchar contra los teléfonos con teclado físico de RIM, pero finalmente no ofreció lo suficiente.

 

RIM fue la empresa que más había pujado prácticamente desde el inicio, y por lo visto lo tenía todo en su mano para hacerse con Palm hasta que HP a última hora realizó una puja ligeramente superior.

 

Se piensa que incluso Google estuvo interesada en la propiedad intelectual de Palm, pero solo porque los directivos de Google pensaron que Apple podría quererla también. Sin embargo, dado que no sabían si Apple estaba pujando o no, no realizaron ninguna puja importante.

 

Curiosamente Nokia no realizó ningún tipo de oferta, algo curioso teniendo en cuenta el estado de su plataforma Symbian, que se ha quedado claramente atrás en el segmento de los smartphones en cuanto a prestaciones.

 

En el artículo original retoman un debate anterior en el que se desvelaron cinco grandes protagonistas (incluida HP) en el proceso de puja aunque sin dar nombres (las empresas A, B, C, D y E), y estiman a qué letra correspondería cada empresa, lo cual da aún más pistas sobre un proceso que debió ser realmente intenso.

 

  • Share This