Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

KDE y GNOME, la cara y la cruz

Interesante la comparación que ha realizado un experto en estos entornos de escritorio en el que compara ambas alternativas desde un punto de vista algo más técnico y prestando atención más a la evolución de estos entornos y su filosofía. Mientras que un desarrollo ha apostado por la innovación cualitativa con un gran salto -como ha sucedido con KDE 4- otro ha preferido una línea evolutiva menos pronunciada. ¿Qué es mejor?

Publicado el

Interesante la comparación que ha realizado un experto en estos entornos de escritorio en el que compara ambas alternativas desde un punto de vista algo más técnico y prestando atención más a la evolución de estos entornos y su filosofía. Mientras que un desarrollo ha apostado por la innovación cualitativa con un gran salto -como ha sucedido con KDE 4- otro ha preferido una línea evolutiva menos pronunciada. ¿Qué es mejor?

 

En una cosa tiene razón, sin duda: en KDE han arriesgado, ya que el lanzamiento de KDE 4 -fuera prematuro o no- ha cambiado radicalmente no solo el aspecto visual del escritorio, sino también su arquitectura interna. El salto evolutivo ha sido gigantesco en KDE, mientras que en GNOME sus desarrolladores han preferido el camino «lento pero seguro» de las pequeñas mejoras incrementales que teóricamente culminarán con el lanzamiento de GNOME 2.30.

 

 

Esa futura versión 2.30 de GNOME incluirá cambios más importantes de los que estamos viendo hasta ahora, y de hecho no la veremos teóricamente hasta dentro de un año, pero para entonces lo que es seguro es que KDE 4.x estará mucho más asentado.

La filosofía de desarrollo de GNOME ha sido menos «dañina» para los usuarios, que se sienten como en casa en las nuevas versiones, ya que las mejoras internas no afectan -o no parecen afectar- a sus usuarios, que aprecian más diferencias en las aplicaciones «externas» a GNOME que en el propio entorno.

 

Justamente ocurre lo contrario en KDE 4, un entorno que ha provocado un cisma entre los usuarios y que sin embargo tiene una proyección espectacular. Por si no os acordáis, los usuarios de Mac OS se enfrentaron a una difícil cuestión cuando apareció Mac OS X 10.0.

 

 

Aquella revolucionaria versión del sistema operativo de Apple cambió la historia, pero no tuvo tan buen recibimiento como todos creeríamos, y de hecho algunos criticaron ese salto tan grande desde Mac OS 9. Ahora Mac OS X es un paradigma de diseño y un desarrollo respetadísimo, y parece probable que ocurra lo mismo con KDE 4.

 

2 comentarios
  • kelbo

    A mi el KDE4 me gusto esteticamente, pero al comenzar a utilizarlo despues de la «fiebremania» de su estetica, tengo que decir que me senti perdido y me costaba encontrar como hacer algunas cosas. Encima de eso, en ocasiones muy seguidas el escritorio «estrallaba» (no era estable).

    Un cambio radical y muy arriesgado, pero imagino que evaluaron tener sus beneficios a largo plazo, ya dentro de un tiempo, todos esos «macos» estaran resueltos.

  • jrdls

    Tuve la oportunidad de probar KDE 4.0.4, 4.1.0 y 4.2.1 en openSUSE. La primera no me dejó tan buen sabor por lo limitado de sus posibilidades aunque tampoco se estrellaba tanto plasma como a otros (claro está debido a los backports) y si llegue a apreciar lo facil que era personalizarlo. La segunda si me dejó impresiones mejores porque tenia mas opciones para configurar el escritorio y solo se estrello plasma una sola vez. Y la ultima es la que estoy usando ahora y vaya si se nota la diferencia. KDE ha avanzado enormemente el año pasado y a pesar de lo radical de los cambios, creo que Aaron seigo tenia razon. No puedo esperar a ver que nos depara KDE 4.3.0 en conjunto con Qt 4.5

Top 5 Cupones

Lo más leído