Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Firefox o Internet Explorer, ¿cuál debo elegir?

Publicado

el

Firefox o Internet Explorer

Para muchos la decisión de optar por un concreto navegador de los existentes a día de hoy se reduce a dos opciones, ¿Firefox o Chrome? La respuesta a esa cuestión ha derramado auténticos ríos de tinta, pero hoy nos lanzamos a analizar otra que suele ser menos habitual pero igualmente interesante, [pajarito]Firefox o Internet Explorer[/pajarito], ¿con cuál debería quedarme?

La respuesta a la pregunta no es para nada sencilla, ya que ambos navegadores tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, aunque podemos decir de entrada que el zorrito de fuego (Firefox) se lleva mejor con WordPress, así que si trabajamos con dicha plataforma es un dato muy importante que debemos tener en cuenta desde el minuto cero.

Siguiendo con las ventajas de Firefox destacan las posibilidades de personalización que ofrece, y presume además de ofrecer un buen rendimiento, bastantes opciones de seguridad integrada con las que hacer frente al malware mientras navegamos y una estabilidad bastante buena, gracias a su alto grado de compatibilidad con diferentes plug ins y otros complementos.

A pesar de lo que pueda parecer Firefox tiene inconvenientes, aunque los más importantes son su elevado consumo de memoria, especialmente notable cuando tenemos más de una pestaña abierta, y la ausencia de una versión definitiva y totalmente pulida compatible para sistemas de 64 bits.

Esto quiere decir que si tenemos un equipo con menos de 1 GB de RAM y utilizamos Firefox nos exponemos a una experiencia de uso que puede no ser del todo satisfactoria, mientras que si nuestro ordenador cuenta con una CPU de 64 bits no podremos aprovechar sus ventajas al usar Firefox.

Pasamos a Internet Explorer, uno de los navegadores más populares y veteranos que sigue contando con una gran popularidad a día de hoy, aunque en sus versiones más antiguas puede dar serios problemas con WordPress.

La interfaz del navegador de Microsoft es realmente buena, tiene un diseño minimalista pero preciso que hace que trabajar con varias pestañas sea mucho más fácil, y al contrario que Firefox no es un devorador nato de memoria RAM, incluso aunque tengamos muchas pestañas abiertas.

También ofrece opciones interesantes de personalización, aunque son más limitadas que las de Firefox. Por suerte otros puntos de mayor importancia, como por ejemplo las de seguridad mientras navegamos, han sido muy cuidados por Microsoft.

Muchos consideran a Internet Explorer como un navegador ideal para principiantes, pero lo cierto es que yo lo considero más bien como una opción para aquellos que cuenten con equipos modestos y no les importe sacrificar un poco de rendimiento bruto a cambio de una gran estabilidad y una interfaz sencilla, manejable e intuitiva.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído