Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Descubren una especie de supergusano capaz de comer y digerir poliestireno

Publicado

el

supergusano capaz de comer y digerir poliestireno

Investigadores de la Universidad de Queensland, ubicada en Australia, han descubierto una especie de supergusano capaz de comer y digerir poliestireno, o dicho de forma más llana para quienes no lo estén pillando, pueden alimentarse de poliestireno, uno de los plásticos más usados del mundo.

Profundizando en los detalles de este hallazgo, la especie de supergusano capaz de digerir poliestireno es la larva del Zophobas morio, un escarabajo de la familia de los tenebriónido. Los investigadores de la Universidad de Queensland han descubierto que dicha larva puede digerir poliestireno gracias a una enzima bacteriana presente en su intestino.

Para su descubrimiento los investigadores alimentaron a distintos grupos de supergusanos con diferentes dietas durante un periodo de tres semanas. El grupo que fue alimentado a base de poliestireno no solo sobrevivió a lo que a ojos de la mayoría sería una monstruosidad en términos biológicos, sino que además se vio que ganaron algo de peso.

Viendo el resultado obtenido, los investigadores dijeron que “esto sugiere que los gusanos pueden obtener energía del poliestireno, muy probablemente con la ayuda de sus microbios intestinales”. A través de una técnica llamada metagenómica consiguieron encontrar varias enzimas con las que los gusanos fueron capaces de degradar el poliestireno y el estireno en sus intestinos. Esto convierte a la larva del Zophobas morio en una especie “planta de minirreciclaje” según palabras del Doctor Chris Rinke, líder del equipo tras el hallazgo. “Los productos de descomposición de esta reacción pueden ser utilizados por otros microbios para crear compuestos de alto valor como los bioplásticos”.

Llegados a este punto, no hace falta ser un genio para imaginarse que este hallazgo abre la puerta a una posible solución para el problema que tiene el mundo con los plásticos que están inundando el planeta. Los plásticos se han convertido en toda una amenaza para el medio ambiente y muchas especies que a la larga nos terminará rebotando de mala manera.

Retomando el hallazgo de los investigadores de la Universidad de Queensland, el objetivo a largo “es diseñar enzimas para degradar los residuos plásticos en plantas de reciclaje mediante trituración mecánica, seguida de biodegradación enzimática”, aunque para llegar a ese punto todavía hay que ver cómo “mejorar este proceso al nivel requerido para una planta de reciclaje completa”.

En resumidas cuentas, que un supergusano, más concretamente la larva del escarabajo Zophobas morio, ha abierto una puerta a la esperanza para tratar correctamente los plásticos que los humanos generamos y que poco a poco van deteriorando los medios naturales y diezmando especies. Eso sí, ante estos hallazgos hay mantener la prudencia, porque todavía queda por ver si el proceso de biodegradación descubierto puede ser llevado a gran escala, y a eso habrá que sumar los intereses económicos, que no siempre van alineados con la protección del medio ambiente o al menos reducir su deterioro.

Y aunque se consiguiera llevar ese proceso de biodegradación a gran escala, eso no debería de rebajar ni un ápice costumbres como la reutilización máxima y el reciclaje para minimizar los desperdicios.

Imagen de portada: Wikipedia

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído