Europa carga contra Intel

Las supuestas prácticas Intel para aprovechar su posición dominante en Europa que además perjudicaban a su rival, AMD, han provocado que la Comisión Europea haya acusado al gigante de los semiconductores de nuevos cargos. Los “tratos sucios” que Intel forzó con diversos distribuidores para que vendiesen sólo sus procesadores han sido tan sólo parte de sus tácticas para tratar de evitar el éxito de AMD. Se avecina tormenta.

 

Según el artículo de la BBC, la Comisión Europea ha acusado a Intel de pagarle a un distribuidor europeo para que no tuviese productos de AMD en su stock. No es la única de las demandas de esta comisión, que también afirma que Intel pagó incentivos a aquellos fabricantes de PCs que utilizaban sus procesadores en lugar de los de AMD. Por último, también les acusan de pagarles para retrasar la inclusión de productos que incluían los chips de AMD, provocando así una ventaja competitiva muy importante.

Intel tendrá 8 semanas para responder a esas alegaciones, pero de momento ya han declarado su disconformidad con las demandas de la Comisión Europea. No es la primera vez que se producen este tipo de acciones contra Intel, que fue supuestamente descubierta con las manos en la masa a la hora de pagar a ciertos distribuidores de informática para favorecer claramente sus productos. Ya en el mes de febrero se produjo un registro de las oficinas de Intel en Munich debido a las sospechas de prácticas de abuso de posición dominante.

 

 

Lo cierto es que estos tres nuevos cargos podrían plantearle muchos problemas a Intel, que desde luego se ha ganado muy mala fama con este tipo de procesos legales: si todo se demuestra, las consecuencias económicas podrían ser notables.

 

 

  • Share This