Siemens Gigaset C470 IP

Siemens Gigaset C470 IP
12 de agosto, 2008

Como líder del mercado de los teléfonos inalámbricos DECT, Siemens ha dado una vuelta de tuerca al concepto del clásico inalámbrico de casa, dotándole de la posibilidad de utilizar indistintamente redes analógicas o servicios de VoIP. Para ello, su base se conecta a la línea convencional y al router ADSL para acceso a Internet. Una vez configurado, basta pulsar una tecla para que conmutemos entre uno u otro servicio.

 

Siemens fue de los primeros en lanzar al mercado los teléfonos inalámbricos con tecnología digital DECT al comienzo de los noventa. Gracias a ella, los viejos inalámbricos de casa pasaron a ofrecer una calidad de sonido excelente, una cobertura mejorada y, sobre todo, una privacidad y seguridad de la conversación que antes eran impensables. Pasado el tiempo, su gama de productos Gigaset sigue representando lo mejor de los teléfonos inalámbricos para el hogar por calidad y funcionalidades, con líneas de modelos realmente revolucionarias en lo que a tecnología se refiere.

 

En el caso del Gigaset C470 IP que analizamos, nos encontramos un kit formado por una base inalámbrica para conectar hasta seis terminales simultáneamente y un terminal DECT con su base de carga propia. Sin embargo, lo realmente revolucionario es que se trata de un producto capaz de brindar conversaciones bien vía red telefónica analógica convencional, bien a través de un servicio de VoIP a través de Internet. En este último caso tendremos que darnos de alta con algún proveedor que ofrezca el servicio de VoIP. Las ventajas de este último sistema son fundametalmente económicas, con llamadas internacionales a precios muy reducidos, e incluso gratuitas en el caso de llamadas entre usuarios del mismo servicio de VoIP.

 

 

La conexión y configuración básica de este inalámbrico no es demasiado complicada. Por una parte tendremos que conectar la base inalámbrica a la red telefónica convencional con un cable RJ-11 incluido, y por otra conectarla al router ADSL con un cable RJ-45 también incluido. En este último caso, necesitaremos que el router tenga activado el DHCP correctamente configurado para que la base obtenga su IP y disponga de conexión a Internet. La segunda parte de la instalación sólo será conectar la compacta base de carga en cualquier otro lugar de la casa, y conectar las pilas del inalámbrico. Lo bueno de este enfoque es que podremos tener la base inalámbrica pegada al router, incluso en un lugar incómodo de salón o despacho, y el inalámbrico y su base de carga en cualquier otro lugar más práctico. A partir de aquí, las cosas se complican algo más para poder exprimir las funciones del producto.

 

Configuración VoIP

 

La parte que quizá menos nos ha convencido del sistema es la configuración y disponibilidad de servicio de VoIP. En el mercado podemos encontrar un buen número de teléfonos VoIP, como los diseñados específicamente para Skype que, además de ser generalmente muy económicos suelen funcionar vía WiFi, lo que los convierte en aún más sencillos, prácticos y fáciles de poner en marcha.

 

El modelo de Siemens en cambio, ofrece una solución más “profesional”, al estar preparado para funcionar con el protocolo SIP. Este estándar es el utilizado por infinidad de proveedores de telefonía IP, por lo que en principio es una buena noticia. Lo malo es que a la hora de configurar el terminal, para España tan sólo nos ofrece las preconfiguraciones del servicio ofrecido por Telefónica y Carpo. Si tenemos la suerte de usar uno de estos dos la puesta en marcha será cuestión de unos pocos minutos. El problema es que, si por cualquier causa vamos a utilizar algún otro proveedor, necesitaremos introducir servidores, datos de acceso y otros parámetros que quizá para un usuario doméstico resulten algo complejos.

 

Por otra parte, por si alguien se lo había preguntando, no podremos configurar este sistema con nuestra cuenta de Skype. Dicho servicio utiliza un estándar propietario que nada tiene que ver con SIP y, aunque existen en Internet algunas soluciones para convertir e interconectar ambos sistemas, no es el caso de este Gigaset C470 IP.

 

Conclusiones

 

Por nuestra parte este kit de Siemens nos parece una excelente solución para todos aquellos que quieren un inalámbrico convencional pero que, por una razón u otra, también necesitan disfrutar de las posibilidades y tarifas de un servidor de VoIP. Para ellos, este terminal será una excelente solución, pues basta pulsar una tecla para conmutar entre uno u otro servicio. De esta forma, la facilidad de utilización es imposible de mejorar una vez que todo esta configurado y operativo. La calidad de sonido y cobertura son, como es habitual en la gama Gigaset, simplemente excelente.

 

 

  • Share This