Las descargas HD no son HD

Los contenidos de alta definición que supuestamente Apple está poniendo a disposición de los usuarios de iTunes no cumplen con los requisitos que caracterizan a un vídeo en alta definición real. El bitrate está capado, un error grave. Lo demuestran en Gizmodo, donde han comparado la resolución y bitrate de varios estándares para demostrar este engaño de Apple, que publicita series y películas en una calidad ‘pseudo-HD’.

 

Uno de los recientes anuncios que Apple realizó en su evento “Let’s rock” hizo referencia a la nueva posibilidad de la tienda iTunes, desde la que ahora ya es posible descargar contenidos en alta definición. Teóricamente eso ofrece todo tipo de series y películas en calidad 720p, una resolución muy superior a la que ofrecen por ejemplo los DVDs convencionales.

 

 

Sin embargo, no es todo tan bonito como lo pinta Apple. Esa resolución debe ir acompañada además por un bitrate de compresión suficiente, de modo que la resolución se vea acompañada por una tasa de compresión suficientemente alta. Ese es precisamente el factor que falla en varios servicios que publicitan descargas en HD cuando realmente la calidad de imagen está muy por debajo de lo que podría esperarse de estos contenidos, e incluso por debajo de la de un DVD-Vídeo.

 

 

En ZDnet realizaron hace tiempo una tabla comparativa (rescatada por Gizmodo) con los principales servicios y formatos de vídeo disponibles en EE.UU., cada uno de ellos caracterizado por el códec de compresión utilizado, la resolución que los caracteriza y sobre todo el bitrate de compresión. En esta tabla queda patente que los contenidos de alta definición logran resoluciones de 1080i/p y también de 720p, pero esas altas resoluciones van acompañadas de tasas de bit que llegan a los 40 Mbps en el caso del formato Blu-ray, pero que en el caso de las descargas de Apple sólo es de 4 Mbps.

 

Los DVDs suelen utilizar tasas que rondan los 8 Mbps, así que el razonamiento es aplastante: por mucho que Apple haga uso de una resolución menor, no hay suficiente “ancho de banda de bits” para transportar toda la información que es necesaria para que la calidad de imagen sea decente con esas resoluciones. Eso provoca que al ver un video HD de Apple estemos viendo en realidad un contenido en una resolución de ‘pseudo-alta definición‘ que se parece más a la que ofrece el DVD que la que deberíamos esperar de un servicio como este que, atención, impone un coste adicional sobre el contenido en definición estándar (SD).

 

  • Share This