Intel: visto bueno a Windows 7

Intel: visto bueno a Windows 7

Culminando una colaboración que en las últimas semanas se ha hecho estrecha, la fabricante de procesadores Intel ha anunciado un informe en el que el 97 por ciento de los empleados de Intel recomienda pasar a Windows 7. Como resultado los ordenadores de la compañía, que hasta ahora tenían instalado Windows XP, pasarán directamente a actualizarse al nuevo sistema operativo en los primeros meses de 2010. La prueba duró tres meses y se realizó con la versión beta del sistema operativo.

 

Intel y Microsoft están colaborando como nunca con el lanzamiento de Windows 7. Hace poco anunciaban conjuntamente logros del nuevo sistema operativo con los últimos procesadores de Intel en lo que respecta a tiempo de arranque y autonomía. Ahora Intel escenifica esta colaboración anunciando oficialmente el resultado de un test realizado entre sus propios empleados con el Windows 7 beta.

 

 

Según se ha revelado, el 97 por ciento de los empleados de Intel que formaron parte de la iniciativa recomienda el paso a Windows 7. Según los comentarios recogidos el nuevo Windows aumenta la productividad,  disminuye los costes de mantenimiento y aumenta la seguridad y el control de las plataformas. La prueba es el resultado de tres meses de uso con la versión beta de Windows 7.

 

 

Como resultado del test Intel ha anunciado asimismo que a principios del año 2010 comenzará la migración a Windows 7 de los equipos de la empresa. Hay que subrayar que a pesar de que los procesadores de la compañía forman parte de un gran número de ordenadores que tienen instalado Windows Vista, la propia compañía no ha confiado en este sistema ya que el sistema operativo oficial de Intel es actualmente el Windows XP.

 

Precisamente y a pesar de que además de Intel son muchas las empresas que pasarán de Windows XP directamente a Windows 7, es el escenario de migración más complejo, a menos que se utilicen herramientas como las que hemos descrito en artículos anteriores.

 

  • Share This