Roxio Creator 2011

Roxio Creator 2011
13 de diciembre, 2010

Roxio Creator 2011 es una suite de creación y edición multimedia que destaca por su facilidad de uso y cuidada interfaz. La principal novedad de su última revisión es la posibilidad de crear y editar fotografías y vídeos en 3D, ya sea importando contenido nativo o utilizando el conversor incluido. Roxio Creator 2011 ya está disponible en distribuidores autorizados o en la tienda online de Roxio desde 69,95 euros (estándar) y 89,95 euros (profesional).

La oferta tecnológica de dispositivos capaces de grabar vídeo de alta calidad se ha multiplicado en los últimos años. Al progresivo descenso de precios en electrónica de consumo hay que sumar la aparición del vídeo en cámaras reflex y compactas, las capacidades de los nuevos smartphones o los ingenios portátiles especialmente diseñados para grabar en cualquier sitio sin dificultad.

Además, y aunque su aceptación en nuestro mercado no está siendo tan rápida como esperaban algunos fabricantes, la tecnología 3D se acerca cada vez más a los usuarios con dispositivos como la Fujifilm FinePix Real 3D o la Sony Nex 5, por poner dos ejemplos recientes que hemos comentado en la sección laboratorio.

El producto de Roxio que analizamos va destinado al usuarios que quieren producir presentaciones fotográficas, vídeos y todo tipo de material multimedia desde su propio ordenador, obteniendo resultados de aspecto profesional sin necesidad de invertir mucho tiempo. Además mantiene las opciones de grabación sobre soportes ópticos (hasta Blu-ray, con un plugin opcional) que hicieron popular a la marca en el pasado.

Roxio Creator 2011 es un software repleto de posibilidades que apuesta por la facilidad de uso, gracias a un flujo de trabajo muy definido y a una interfaz visual y realmente intuitiva. De esta revisión merece la pena destacar la posibilidad de crear imágenes y vídeos en 3D, que podremos ver en dispositivos compatibles como televisores, ordenadores, etc. Además incorpora unas sencillas gafas 3D para ver las imágenes en papel o en un monitor convencional, aunque con resultados mucho más pobres que utilizando hardware especialmente diseñado para ello.

El proceso de creación de imágenes 3D es muy sencillo: basta introducir una o dos imágenes 2D (la mejor opción) de la misma escena para que el software se encarge de alinearlas y optimizarlas para su visionado en 3D. Si el procesado automático no nos convence tenemos la posibilidad de utilizar los ajustes manuales para mejorar los resultados. Lo mejor sin lugar a dudas es que para obtener resultados decentes no es necesario tener una cámara 3D; con cualquier compacta y un mínimo de pulso (o mejor, con un trípode) tomamos un par de fotos con un ligero desplazamiento y listo.

La conversión de archivos de vídeo 2D a 3D disponible es totalmente automática y funciona razonablemente bien, siempre teniendo en cuenta que hablamos de un procesado por software. Lamentablemente y cómo esperábamos (tampoco se puede exigir mucho más sin hardware de por medio) la experiencia dista mucho de la que podemos obtener en el cine o en un televisor 3D aunque si resulta, cuanto menos, curiosa.

Aunque Roxio Creator 2011 incluye soporte para multitud de formatos (RealD incluido) es necesario una cámara especializada -y cara- para aprovecharlo. En cualquier caso merece la pena destacar que un producto destinado al mercado de consumo y en este nivel de precios lo incluya.

Entre las funciones que ya estaban presentes en versiones anteriores del programa encontraremos herramientas de grabación, exportación y edición de vídeo, edición de audio y catalogación y edición de fotografías. Además es posibile compartir fácilmente nuestro trabajo en servicios web como Facebook o YouTube gracias a los asistentes incluidos. Recomendamos al lector consultar la lista completa de novedades de Roxio Creator 2010 para más detalles de las posibilidades del programa.

Conclusiones

Roxio Creator 2011 es una versión mejorada del programa del año pasado que se desmarca de la competencia gracias a sus opciones 3D. Por un precio razonable los usuarios que tengan hardware compatible pueden hacer experimentos con sus vídeos y fotos caseras o disfrutar de sus películas preferidas en 3D, gracias al conversor en tiempo real que incorpora. Aunque no ofrece la calidad del cine o de sistemas dedicados (especialmente en lo que a nitidez y sensación de profundidad se refiere) no deja de ser una novedad interesante que merece la pena probar.

Por 70 euros el usuario obtiene una completa herramienta para trabajar y divertirse con sus contenidos multimedia, además de una potente aplicación para grabar sobre todo tipo de soportes ópticos. Muy interesante para los que busquen un "todo en uno" muy fácil de usar.

  • Share This