Videocámara IP D-Link DCS-930L

Videocámara IP D-Link DCS-930L

Regalamos 10 cámaras de videovigilancia D-Link DCS-930L

En su día os hablamos de mydlink, una nueva solución de videovigilancia enfocada al mercado doméstico que tiene como principal premisa la facilidad de uso. Si has “lidiado” antes con la instalación de cámaras IP de videovigilancia, seguro que sabrás que son probablemente los periféricos que más problemas dan durante su instalación. Por mucho que sigas las directrices del fabricante a través de una aplicación “paso a paso”, no es extraño que te encuentres con algún problema difícil de solucionar por alguien que no sea un usuario con amplios conocimientos, principalmente de routers, redes, etc.

Afortunadamente, no es el caso de la videocámara IP D-Link DCS-930L, totalmente compatible con el servicio mydlink, igual que su “hermana mayor” la D-Link DCS-932L, que si por algo destaca es por su facilidad de instalación. Nosotros instalamos la DCS-930L en varios minutos tras haber tomado algunas medidas previas. La primera fue descargarnos el software para Mac OS X (en el disco que se entrega está el de Windows) y la segunda fue acercar la cámara a nuestro router para conectarlo directamente a través de un cable de red sólo durante el proceso de instalación; posteriormente hay que decir que la cámara es WiFi y obviamente para que funcione sólo hace falta que esté conectada a la corriente.

Dos cámaras para mydlink

La verdadera razón de ser de la cámara DCS-930L es hacer uso del servicio gratuito mydlink, que nos permite visualizar en tiempo real hasta cuatro cámaras al mismo tiempo e incluso programar avisos por mail cuando se detecte movimiento en la zona vigilada. Por el momento sólo hay dos cámaras de D-Link que aprovechan el servicio mydlink, aunque en el futuro estamos seguros que este número se ampliará.

Ficha técnica

Lo mejor de mydlink es que podremos vigilar lo que está pasando en nuestra casa u oficina a través del navegador de cualquier PC o portátil y también en dispositivos Android e iOS como smartphones y tablets. En el caso del cliente de mydlink para iOS, que fue el que probamos, es una aplicación preparada para el iPhone y aunque funciona en el iPad sin problemas, no está optimizada para este tablet y cuando la pones a pantalla completa la calidad de imagen empeora bastante. Es importante recordar que la cámara captura con una resolución máxima de 640 x 480 píxeles (lo habitual en dispositivos para entornos domésticos), muy por debajo de la nativa del iPad o cualquier tablet moderno.

La cámara analizada por nosotros, la DCS-930L, tiene un precio de 99,90 euros y es el modelo básico. La D-Link DCS-932L es un poco más cara (129 euros) pero añade la posibilidad de videovigilancia nocturna (o sin luz en el caso de que estemos controlando una habitación), ya que cuenta con LEDs infrarrojos integrados. Exceptuando este detalle, en lo demás es idéntica a la DCS-930L.

Videocámara IP D-Link DCS-930L

Con marcado carácter doméstico

La cámara D-Link DCS-930L es un producto ideal para introducirse en el mundo de la videovigilancia IP. Por los casi 100 euros que cuesta que nadie piense que se va a encontrar con una cámara de altas prestaciones. Eso sí, se agradece que trabaje en entornos WiFi 802.11 g/n y que cuente con un botón WPS para conectarla a routers WPS y garantizar fácilmente la confidencialidad de las imágenes captadas por la cámara.

Decir también que capta vídeo MPEG a 640 x 480 a 20 frames por segundo (fps), 320 x 240 a 30 fps o 160 x 120 a 30 fps, permitiendo ajustar el tamaño y calidad. Incluso, nos permite tomar una instantánea (foto) de lo que estamos viendo con tan solo apretar un botón desde el servicio mydlink.

En definitiva, una solución interesante para usuarios que busquen un sistema básico de videovigilancia, fácil de instalar y con prestaciones aceptables dentro del ámbito doméstico que destaca por su notable relación entre calidad y precio.

  • Share This