Este prototipo de exoesqueleto simplifica el concepto al máximo

Este prototipo de exoesqueleto simplifica el concepto al máximo
17 de mayo, 2017

El concepto que de exoesqueleto que tenemos la mayoría está fuertemente influenciado por el mundo de la ciencia ficción, algo que nos lleva a imaginar siempre este tipo de soluciones con un grado de complejidad tan elevado como innecesario.

La firma Lowe ha confirmado esto con su nuevo prototipo de exoesqueleto, un modelo muy sencillo que carece de motores dedicados y de cualquier elemento tecnológico complejo, pero que sin embargo funciona a la perfección y resulta verdaderamente prometedor.

Este exoesqueleto se puede definir como mecánico haciendo una contraposición directa frente a los modelos de tipo eléctrico que hemos visto en artículos anteriores, y su funcionamiento es muy sencillo como veremos a continuación.

Como podemos ver en el vídeo el exoesqueleto de Lowe está construido con piezas de fibra de carbono que van situadas en la zona de la espalda y en la parte superior de las piernas. Esos elementos son flexibles y cuando se doblan “almacenan” energía mecánica que se libera una vez que se vuelven a estirar.

Para que nos entendamos mejor la base es muy parecida a la que se utiliza por ejemplo en los arcos; se aplica una tensión que flexiona y tensa una pieza concreta y cuando se libera esa tensión se genera un impulso capaz de lanzar un determinado cuerpo.

Así, cuando una persona se agacha a recoger un objeto pesado esas piezas de fibra de carbono se tensan. En el momento en el que ésta se pone en pie se obtiene ese impulso que permite reducir el esfuerzo necesario para levantar el objeto.

Esa simplicidad implica limitaciones importantes frente a los exoesqueletos eléctricos, pero al mismo tiempo supone ventajas claras que se traducen en un menor coste de producción y de mantenimiento, dos claves que facilitarían una implantación a gran escala en casi cualquier empresa.

Más información: The Verge.

  • Share This